Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Museo de la Solidaridad viaja a Eslovenia para revivir los años de la Guerra Fría

A partir de este 7 de marzo, el Museo participará en una exhibición que reúne a aquellas propuestas que formaron el Movimiento de los No Alineados durante la Guerra Fría.

Diario Uchile

  Miércoles 6 de marzo 2019 10:56 hrs. 
Eslovenia_Stevens

El Museo de la Solidaridad Salvador Allende participará, como invitado, en la exposición Southern Constellations: The poetics of the non-aligned (Constelaciones del Sur: Poéticas de los No-Alineados), actividad que se realizará en Eslovenia y que convocará a artistas, galerías y museos de países que alguna vez estuvieron en el centro de la Guerra Fría.

Así, la exhibición convocará al Movimiento de No Alineados (MNOAL), que surgió como una unión de Estados que intentaban mantenerse en posición neutral y no alineada a ninguna de las superpotencias en conflicto.

De esta forma, desde el 7 de marzo participará junto al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS, España); Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA); Museum van Hedendaagse Kunst Antwerpen (Bélgica); SALT (Turquía) y Van Abbemuseum (Países Bajos).

“Era comienzos de los ’70, Chile estaba convirtiéndose en foco de atracción cultural y artística y los fundadores del Museo de la Solidaridad pensaban que podían conseguir obras impensadas. Existe una carta en la que planeaban solicitar la donación del Guernica de Picasso”, indicó María Victoria Martínez, una de las co-curadoras de la exposición chilena que exhibirá los capítulos menos convencionales y más desconocidos, que explican su capacidad de diseminación y regeneración en momentos de adversidad.

El MSSA se sumará a esta iniciativa con la instalación No Containment. MSSA, the Museum as spore (No-contención. MSSA, el museo como espora), curada por Daniela Berger, coordinadora de programación MSSA; María Victoria Martínez, productora del área y Federico Brega, ex archivero del MSSA y que miembro del equipo profesional de la Fundación Nemesio Antúnez.

Eslovenia_Pedrosa1

La historia del MSSA destaca porque casi sin recursos, sus creadores hicieron posible mantener con vida una institución que a diferencia de los grandes museos de arte en el mundo que adquieren las obras que exhiben, este surge de donaciones de reconocidos artistas nacionales e internacionales que formaron lo que hoy es una colección de gran valor patrimonial en Chile y América Latina.

Para los curadores de No Containment, sin embargo, no es esa la historia que les interesa contar. Una de las obras en exposición, por ejemplo, recuerda las cartas del crítico brasileño Mário Pedrosa, uno de sus principales fundadores, cuando ensayaba líneas de acción en el exilio durante el periodo de resistencia del museo.

“No será un museo tradicional, cercano a lo que sería un simple mausoleo. Será un museo abierto, experimental, dirigido a los visitantes, en el sentido de invitarlos a las alegrías de la creatividad”, escribía con pulso vehemente para después tacharlo.

Recordando irónicamente a la doctrina Truman, el nombre de la muestra chilena, alude a la capacidad de estas semillas microscópicas para evadir barreras y multiplicarse. “Este museo es posible gracias a los deseos, no tanto gracias a una infraestructura, por eso mismo no es fácilmente destructible y tiene obras que viajan con él igual de libres”, explican sus organizadores.

Esta muestra organizada por la unión del Museum of Modern Art de Ljubljana y el Museum of Contemporary Art Metelkova, estará en exhibición hasta el 9 junio.