Diario y Radio U Chile

Año XII, 8 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

La “rebelión contra la extinción” y su influencia en la política mundial

Durante las 2 últimas semanas de abril, gran parte de Londres se paralizó a causa de esta multitudinaria protesta (The Extinction Rebellion). Sus participantes promovían una resistencia no violenta y llamaban a la desobediencia civil para llamar la atención de los medios y los políticos británicos en torno al asunto de cambio climático. ¿Cuáles son sus demandas? ¿Han tenido eco en la clase política de la Gran Bretaña?

Michael Knezevic y Claudia Carvajal

  Domingo 12 de mayo 2019 10:25 hrs. 





Esta semana, las Naciones Unidas entregó un resumen de 40 páginas de la nueva Evaluación Global de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas,  y el panorama es sombrío.

El reporte advierte que un millón de especies están en peligro de extinción debido a que la degradación de la naturaleza avanza a una tasa cientos veces más alta que en cualquier otra época de los últimos 10 millones de años. Además, la biodiversidad disminuye dramáticamente, en relación con la pérdida de ecosistemas biológicamente ricos tales como bosques y junglas, que se reemplazan con plantaciones de monocultivos, las cuales están más propensas a sufrir de enfermedades y desastres naturales. En el plano económico, la pérdida de polinizadores pone en peligro la producción de cultivos con un valor de $557 billones de dólares. Por añadidura, 23% de los terrenos productivos y fértiles ha llegado a ser inútil debido a la degradación de la tierra.

Quienes guiaron la investigación que llevó al reporte, constataron  que un ‘cambio drástico’ urgente es necesario para aliviar la crisis ecológica.

En el Reino Unido, el líder del partido Laborista, Jeremy Corbyn, propuso una moción de declarar formalmente una emergencia climática y del medio ambiente y la implementación de una revolución industrial verde para abordar la situación. La cámara la aprobó sin votos en contra, y Corbyn afirmó que esta aceptación tan aplastante podría ‘iniciar una oleada de acción de parlamentos y gobiernos a nivel mundial’ También, anunció que era el ‘deber histórico’ de los políticos y de los los adultos, en general, salvar el planeta para las generaciones futuras, ya que ellos no tendrán esa oportunidad.  Pero, ¿qué provocó al Reino Unido para tomar estas determinaciones, antes de la publicación del informe de ONU?

methode_sundaytimes_prod_web_bin_b0514604-6e87-11e9-a6b6-f54765c271fe

Jeremy Corbyn

Durante las 2 últimas semanas de abril, gran parte de Londres se paralizó a causa de la protesta llamada  ‘La Rebelión contra la  Extinción’ (Extinction Rebellion). Sus participantes promovían una resistencia no violenta y desobediencia civil de modo de captar  la atención de los medios y los políticos británicos en torno al asunto de cambio climático.

Aunque esta rebelión global empezó en Londres en mayo del año pasado, tomó mayor vuelo gracias a la irrupción en escena de una joven estudiante sueca de 16 años, Greta Thunberg, quien hizo campaña parada sola fuera del Parlamento de su país durante tres viernes en lugar de asistir al colegio. La manifestación de Greta capturó la atención internacional y desencadenó ‘La Huelga Escolar para el Clima’, en el que más de 1,6 millones de niños, en  más de 100 países, han participado en movilizaciones cada viernes para visibilizar la crisis ecológica.

El 16 de abril, la catedral de Notre Dame se incendió, perdió su aguja y parte del techo. En solo unos días, el financiamiento colectivo para las  obras de restauración sobrepasó la meta de un billón de dólares. Mientras tanto, ‘La isla de basura’, una masa de plástico, dos veces más grande que el estado de Texas, sigue creciendo en el Pacífico, contaminando sus aguas y dañando la vida marina. Los expertos  aseguran que con el dinero recaudado para la catedral parisina bastaría para sanear las 1,8 trillón piezas de plástico, equivalente a 250 piezas por cada ser humano en el planeta.

Por eso, a la luz de la advertencia del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), sobre que quedan solo 12 años para limitar la tasa del calentamiento global a un 1.5 grados centígrados, antes de que suframos daño irreparable debido a las sequías, inundaciones, y su especial influencia en la pobreza, ¿dónde está el apoyo para el medio ambiente?

foto 2

Manifestantes bloquean Oxford Circus durante las protestas

Greta Thunberg ha llegado a ser un ícono para el movimiento global del clima, particularmente  luego de su discurso en el Marble Arch durante las protestas en Londres y sus reuniones con políticos británicos. Su edad y  su condición de Asperger la hacen una líder inspiradora para este movimiento. Sin embargo, algunos expertos han señalado que si bien estas características la hacen admirable, la vuelven también un blanco fácil para las críticas. Aunque su pasión juvenil es admirable,  naturalmente falta experiencia política para lograr un cambio originado por su figura, sin embargo, nadie quiere decirlo. Helen Dale, escritora y abogada australiana afirma  que un movimiento político “que se funda sobre la figura de niño que no se puede escrudiñar dice bastante de qué tipo de movimiento es”. No obstante lo anterior, Greta ya fue nominada para el Premio Nobel de la Paz por su determinación y discursos bien informados.

foto 3

Greta Thunberg

Lo que los piden los manifestantes

  1. Decir la verdad – El gobierno debe decir la verdad y declarar una emergencia climática y ecológica, trabajando con otras instituciones para comunicar la necesidad urgente de implementación de políticas de resguardo.
  2. Actuar ahora – El gobierno debe actuar ahora para poner fin a la pérdida de biodiversidad y reducir emisiones de gases de efecto invernadero a neta cero en 2025.
  3. Más allá de la política – El gobierno debe crear y seguir las decisiones de una Asamblea de Ciudadanos por la justicia ecológica y del clima.

Manifestantes de todas edades estaban dispuestos e incluso querían ser detenidos bajo los cargos de  desobediencia civil, algunos se encadenan a trenes e incluso a la casa del líder de Partido Laborista (Labour), Jeremy Corbyn. Algunos arriesgaron perder su trabajo en caso de ser detenidos,  pero continuaron sin inmutarse. Como consecuencia, las movilizaciones resultaron con 1.065 detenidos, el número más alto de una sola operación policial en la historia reciente del Reino Unido,  sin embargo, no se reportaron instancias de violencia.

Sophie Wilson, una oficial de la Policía Metropolitana explicó que los manifestantes y detenidos fueron generalmente muy sumisos y agradecidos de la policía, pues sabían que ellos estaban cubriendo turnos de 12 horas debido a la escasez de personal y la amplitud del área que tuvieron que patrullar.

 

foto 4

Manifestantes acampan en las afueras del Parlamento en Londres; Foto @ Leilah Hirson-Comley

Sin embargo, mucha gente, incluyendo el alcalde, Sadiq Khan, criticó la gran presencia policial que además incluyó la movilización de oficiales de otras regiones del país, debido a que Londres ha estado enfrentando una suerte de epidemia de crímenes con arma blanca, mientras, a la vez, se ha producido un amplio recorte al presupuesto de la policía.

Monty Fitzgerald, 25, viajó desde Gloucestershire para participar de las protestas. Para él la atmósfera “fue muy positiva, muy amorosa, muy inclusiva, muy alegre y esperanzadora sobre el futuro”. Quizás ello se  pueda atribuir a la falta de la fricción con la policía y a que las zonas de protesta tuvieron una política estricta de prohibición de alcohol y drogas.

Aunque públicamente se afirmó que Londres había sufrido congestiones monumentales que afectaron a quienes iban a sus trabajos, y la pérdida de unos cientos de miles de libras por negocios que no se concretaron,  Monty asegura que en general hubo comprensión de parte de la ciudadanía en general para con las pacíficas protestas.

“La mayoría de la gente comprendió que unas semanas de inconveniencia ahora, a este punto, no son nada comparadas con la pérdida catastrófica de vidas en el futuro, la pérdida posible de acceso a alimentos, la  pérdida de biodiversidad, e incluso la posibilidad de un colapso del sistema financiero global y  de la sociedad humana entera”.

Además, el hecho de que la detención producto de la protesta sea considerada una especie de galardón, ha generado debate sobre la diversidad de la rebelión. Muchos estiman que el movimiento es no más que una preocupación de gente blanca de la clase media, aunque comunidades de color sienten el efecto del cambio climático de manera más severa.

Además, el antagonismo de la policía con las minorías probablemente traiga consecuencias más graves, y no es un tema ligero pues son las comunidades de clase trabajadora y las personas de color, quienes más a menudo están privadas de derechos, y corren el riesgo de ser dejados de lado  por el movimiento, si este se sigue planteando como hasta ahora.

Minnie Rahman, encargada de asuntos públicos del Consejo Conjunto por el bienestar de los inmigrantes,  señala que ‘cualquier movimiento que no empodere a estas voces será fácilmente ignorado y desestimado por los políticos por considerarlo como una preocupación de la clase de media.

Monty Fitzgerald afirmó que los manifestantes consideran que las críticas ante la falta de diversidad del movimiento son  ´frustrantes’, ya que ellos tienen  una actitud abierta e inclusiva.  La idea de la representación del grupo como blanco y de clase de media no necesariamente  es una evaluación justa de la representatividad demográfica de la causa.

Fitzgerald reconoce la volatilidad del debate sobre inmigración presente en la  política reciente del país, y sugiere que los más vulnerables en el frente pueden ayudar cumpliendo otros roles como organización, los medios, la creación de una red de contactos, y asistencia técnica. Comenta también que la ausencia de diversidad es un fenómeno común en las técnicas de la mercadotécnica moderna.

A pesar de eso, los líderes de la rebelión han progresado al generar reuniones con el alcalde Sadiq Khan, y el Secretario del Medio Ambiente, Michael Gove. Estas reuniones concluyeron con promesas de ambos líderes de discutir la posibilidad de una Asamblea de Ciudadanos y de tomar una postura más activa en torno al cambio climático.

La rebelión generó una discusión sobre el cambio climático en el Parlamento y una reunión entre Greta Thunberg y políticos claves, excepto Theresa May. La adolescente acusó el Reino Unido de ser ‘irresponsable’, debido a la exploración de combustibles fósiles y el fracaso de incluir el real impacto del transporte en las cifras de emisiones de dióxido de carbono.

Pero, aunque la rebelión ha fijado objetivos, no ha delineado caminos para lograrlos, salvo la propuesta de una Asamblea de Ciudadanos, lo que tomaría un tiempo no menor.

foto 5

Los políticos discuten el calentamiento global’; escultura de Isaac Cordal.

 

La respuesta estadounidense

Por supuesto que la Rebelión de la Extinción generó un correlato en Estados Unidos: el llamado  Nuevo Pacto Verde. Basado en el Pacto Nuevo del Presidente Roosevelt durante la Gran Depresión, este movimiento pretende aprovechar el modelo económico incorporando las energías renovables y la eficiencia de recursos.

El Presidente Trump se burló de las iniciativas presentadas por la congresista Alexandra Ocasio-Cortez, mientras prácticamente todos los posibles candidatos demócratas para las elecciones en 2020 han expresado su apoyo al acuerdo. El objetivo es permitir una movilización rápida, que se vea a las naciones en pie de guerra a través del planificación económica y  medidas de política industrial para frenar emisiones y permitir un cambio sistémico.

La Rebelión de Extinción también aprobó este pacto, y en marzo, instó al Partido Laborista para que apoye un programa similar en el Reino Unido, llamado ‘Laboristas por un Pacto Nuevo Verde’. Estiman que el cambio climático es un subproducto del sistema capitalista implacable en el que poca gente se beneficia enormemente a expensas de la masa, por lo tanto, se debe reducir  la desigualdad y frenar las prácticas nocivas al medio ambiente.

La causa no solo es importante en sí misma, sino que además ofrece una motivación para los políticos, y soluciones más concretas, algo que actualmente se pasa por alto en la búsqueda de una reacción de la clase política.

Minnie Rahman concluye que “sería verdaderamente emocionante ver la energía de la Rebelión de Extinción convertida en apoyo para un Acuerdo Nuevo Verde que contiene las soluciones para un cambio al  sistema”.

Sin embargo, parece que hay gente no está interesada en enfrentarse a los problemas que tenemos en la Tierra y prefieren optar por un Planeta B. El gasto espacial sigue subiendo, con el Programa Marte Uno que pretende instalar una colonia en el planeta rojo para 2032.

Estos proyectos son altamente contaminantes y extremadamente caros. Además, hay un problema serio en la idea de ignorar los graves problemas que enfrenta la Tierra mientras los más ricos escapan a Marte. Seguramente no va a ser la utopía imaginada en las primeras décadas, ya que las materias y las provisiones tomarán aproximadamente 9 meses en llegar a una inexistente  infraestructura en el planeta.

Aunque la Rebelión de Extinción no ha estado exenta de errores, hay que recordar que es solo la segunda manifestación de una serie de protestas, que probablemente va a crecer en tamaño e influencia. Si llega a evolucionar para integrar a las comunidades que han sido marginadas y deciden trabajar metas razonables junto con los políticos, rápidamente se convertirán en un movimiento difícil de ignorar.

Otras campañas que generaron enormes cambios sociales también tuvieron inicios humildes. La negativa de Rosa Parks de entregar su asiento en un bus desencadenó el movimiento de Derechos Civiles, y  puede ser que la protesta solitaria de Greta Thunberg haya iniciado el proceso de rescatar el mundo.

foto 6

Mural en las cercanías de el Arco de Mármol, atribuido a Banksy.

Mientras la ceremonia de la clausura de las actividades de la Rebelión iba terminando y los manifestantes lentamente se disolvían entre las calles cercanas al Marble Arch, un pequeño pero poderoso mensaje quedó grabado, literalmente, en piedra.

Indudablemente en el estilo del etéreo artista callejero ‘Banksy’,  una imagen con una leyenda en uno de los muros muestra a un niño que sosteniendo el símbolo de la Rebelión de la Extinción, mientras un pequeño brote emerge de la jungla de concreto. El texto dice “Desde este momento, la desesperación se acaba, y las tácticas comienzan”.

El grafiti probablemente va a inmortalizar la importancia de esta protesta temprana si es que la rebelión sigue y crece. Pero, ¿han hecho suficiente los manifestantes para mantener el tema en discusión y por fin sacar a Westminster del disco rayado del Brexit? Tenemos que esperar y ver.

 

Revise la versión en inglés de este reportaje.