Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de septiembre de 2019

Escritorio

Día del periodista: Comunicación y Derechos Humanos, una relación indivisible

Nuestro medio y la Comisión Chilena de Derechos Humanos organizaron un panel de conversación para abordar la importancia de los periodistas en la promoción de los derechos fundamentales.La instancia contó con la participación de la directora del Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, Loreto Rebolledo; la presidenta Regional Metropolitana del Colegio de Periodistas, Oriana Zorrilla; y el abogado, miembro de la Directiva de la Comisión Chilena de DD.HH., Fernando Zegers.

Diario Uchile

  Jueves 11 de julio 2019 17:40 hrs. 
k7k7k7k

Fue bajo el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo que se promulgó la Ley de la República 12.045. Entre otras cosas, la normativa creó el Colegio de Periodistas, razón por la que su fecha de fundación, el 11 de julio de 1956, se celebra en Chile como el Día del Periodista.

63 años después, los comunicadores nacionales siguen cumpliendo un rol fundamental en la sociedad y, por lo mismo, cargan con una responsabilidad que requiere ética, compromiso y educación.

Es en este sentido que nuestro medio y la Comisión Chilena de Derechos Humanos organizaron un panel de conversación que contó con la participación de la directora del Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, Loreto Rebolledo; la presidenta Regional Metropolitana del Colegio de Periodistas, Oriana Zorrilla; y el abogado, miembro de la Directiva de la Comisión Chilena de DD.HH., Fernando Zegers.

Moderados por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, los panelistas profundizaron en la relación de los medios de comunicación con los Derechos Humanos.

Al respecto, el tema que generó mayor inquietud es el derecho que tienen los ciudadanos a la información. Para la presidenta Regional Metropolitana del Colegio de Periodistas, Oriana Zorrilla, este punto es muy relevante pues, a su juicio, la mayoría de los medios de comunicación muestran un punto de vista hegemónico con respecto de la realidad.

“Los chilenos necesitan un sistema informativo distinto, tienen el derecho a una mirada más amplia de lo que es la realidad del país, a tener diversas posibilidades a construir cultura e identidad mediante el sistema informativo”, sostuvo la dirigenta.

Similar opinión expresó la directora del Instituto de la Comunicación e Imagen, Loreto Rebolledo, quién subrayó que, actualmente, y en plena democracia, el monopolio de los medios de comunicación es aún más fuerte que en la época de la dictadura militar.

“En el último tiempo de la dictadura había más cantidad de medios de los que hay hoy, sin embargo, cuando llega la democracia ocurre que no se favorece el que esos medios sigan existiendo (…) llega la democracia y no hay una política comunicacional que plantee sostenerlos, al contrario, van desapareciendo uno tras otro, y hoy los medios están más concentrados que a principio de los años noventa”.

Por su parte, el abogado Fernando Zegers apeló al sistema internacional de Derechos Humanos, mismo que habla de la libertad de opinión y la libertad de expresión. En ese sentido, el jurista sostuvo que en Chile existe un contrasentido, pues, efectivamente, la legislación nacional prohíbe el monopolio estatal sobre los medios, sin embargo, no prohíbe la hegemonía privada como actualmente sucede en nuestro país, situación que, a su juicio, atenta contra la democracia.

“La comunicación amplia, diversa, abierta, plural, en este país se encuentra fuertemente afectada en términos tales que atenta contra la libertad de expresión y afecta a la misma democracia que se pretende construir en este país”.

Los panelistas también hicieron hincapié en que los profesionales de la comunicación deben educarse en el tema de los Derechos Humanos, qué son y qué es lo que abarcan.

En esa línea hicieron un llamado a no tener una mirada sesgada y pensar solo en algunas violaciones a los derechos fundamentales, pues hoy hay grupos minoritarios que son invisibilizados o mirados de forma despectiva, algo que debe combatirse porque también es una violación a los Derechos Humanos.