Diario y Radio U Chile

Escritorio

Andrés Solimano: “Nuevo gobierno argentino debe evitar ajustes que recaigan en clases medias”

Este lunes, posterior al triunfo de Alberto Fernández en las presidenciales primarias de Argentina, el dólar alcanzó los 60 pesos y la bolsa cayó en un 37 por ciento. Ante esto, Diario y Radio Universidad de Chile conversó con el economista Andrés Solimano, quien aseguró que Fernández no replicará muchas medidas respaldadas en el gobierno de Cristina Fernández.

Eduardo Andrade

  Martes 13 de agosto 2019 19:34 hrs. 
Portada

Un “lunes negro” es como se le ha denominado a lo sucedido con la economía argentina luego del triunfo de Alberto Fernández en las elecciones presidenciales primarias.

El dólar, en bancos privados, alcanzó rangos de entre 60 y 65 pesos durante la mañana y, al cierre del día, en el Banco Nacional, se lo ofrecía a 55 pesos. A esto, además, se sumó la caída de la bolsa argentina en un 37 por ciento solo el día lunes, convirtiéndose así en la segunda más profunda desde el 50 por ciento alcanzado en 1990, durante el primer gobierno de Carlos Menem.

Si bien es cierto, la coalición Fernández – Fernández, vaticinando un probable triunfo en octubre, ha llamado a la calma a los inversores, para el economista Andrés Solimano aún no existe claridad en cuáles serán las maniobras económicas que utilizarán para enfrentar esta contingencia.

Sobre esta situación, el también exdirector de Banco Mundial conversó con Diario y Radio Universidad de Chile.

¿Cómo se explica la situación del dólar en Argentina?

El triunfo de la coalición de Alberto Fernández y Cristina Fernández en un margen tan amplio, 47 a 32, fue una gran sorpresa. El mercado de divisas, que en Argentina es bastante sensible a noticias políticas, ha reaccionado al alza del dólar y a la depreciación del peso argentino. Es básicamente un refugio de los inversionistas y de la gente que opera en el mercado cambiario, frente a la posibilidad ya bastante cierta de que no sea reelegido Macri y vuelva un gobierno de corte peronista, aunque el socio de Macri también es peronista, pero digámosle el kirchnerismo – peronismo, por ponerle un nombre. 

2

¿La caída de la bolsa en un 37 por ciento va esta misma línea?

Sí, la gente en situaciones de incertidumbre, vende pesos y vende títulos financieros como acciones; entonces, al vender acciones, baja la bolsa, y al vender pesos y comprar dólares, sube el dólar. Más o menos las dos variables andan simultáneamente, el peso se deprecia y se devalúa también el valor de las acciones. Es un cuadro típico de situaciones de incertidumbre, inestabilidad y dudas.

¿Las dudas de los inversionistas son una reacción normal o más bien una maniobra planificada?

El índice accionario argentino subió aproximadamente 7 u 8 puntos el día viernes. Esto quizás reflejaba que los inversionistas pensaban que iba a irle mejor a la candidatura de Macri. Y después vino este ajuste violento el lunes. No creo que sea una cosa conspirativa, es la reacción de los inversionistas a esta noticia. No está claro cuál va a ser la reacción del Fondo Monetario Internacional, y es muy importante que haya más información sobre cuál es el contenido de la política económica que implementaría Alberto Fernández.

El lunes, Fernández trató de dar un mensaje de tranquilidad, de que la coalición no va a hacer locuras. En situaciones así es bien importante que haya cierta claridad de cuál es la orientación futura de la política económica. Es una situación compleja porque hay un gobierno, una candidatura y plazos bastante largos. Las elecciones son en dos meses, y el nuevo presidente asume en diciembre. Yo recuerdo que el presidente Alfonsín, en el año 88, renunció antes, cuando no se podía controlar la hiperinflación, y entregó el gobierno a Menem para evitar esos períodos que pueden ser muy complicados. 

1

Sucede que en la región el panorama con la bolsa ha sido contrario, por ejemplo, con el triunfo de Bolsonaro. Parece que los inversores tuvieran un recelo con los triunfos de izquierda.

Los inversionistas probablemente prefieren un gobierno como el de Macri a un gobierno aparentemente de izquierda o peronista. Pero tampoco ellos han apostado a la inversión en el gobierno de Macri; él dijo que si ganaban iban a venir las inversiones extranjeras y del sector privado argentino, lo cual no sucedió. Creo que más es el miedo a políticas que los puedan afectar, que podría venir un nuevo default, pero creo que hay que ser cuidadosos de no extrapolar las políticas. Alberto Fernández es distinto de Cristina. Quizás los inversores se fijan en las políticas del pasado para extrapolarlas en el futuro, pero eso es un error. Es entendible, pero el futuro no es una réplica mecánica y exacta del pasado.

Alberto Fernández ha llamado a la calma, pero en concreto, qué acciones debe tomar la coalición para enfrentar esta situación económica, sumada a la inflación.

Yo no descartaría que va a haber una dosis de campaña del terror en Argentina tratando de igualar a Fernández – Fernández con Maduro y Venezuela. Ahora, qué hacer con la parte económica. En el corto plazo es urgente que vayan a conversar con el FMI. Eso es crucial para detener esta desestabilización que hay ahora del dólar alto, de las acciones bajas, del riesgo de país subiendo.

Creo también que tendrían que hacer medidas que solidifiquen la disponibilidad de divisas, y medidas reactivadoras de la economía. La lección ante eso es que el programa económico de Macri ha tenido un sesgo que ha castigado mucho a la clase media y a los trabajadores del sector popular. Después vino el programa con el FMI, la recesión y la dificultad para controlar la inflación. El nuevo gobierno debe evitar ajustes que recaigan en las clases medias y en los sectores trabajadores, ese fue el gran talón de Aquiles de Macri. 

3

Piñera se refirió al resultado de estas elecciones y ha dicho que afectará a Chile ¿En qué magnitud será esto?

Ya ha afectado, el dólar aquí subió después de los resultados del domingo, las acciones de las empresas chilenas con inversiones en Argentina -Cencosud, Latam- han bajado. Creo que va a seguir volátil la situación en Chile, focalizado a estas empresas. Además, llega en un momento complicado porque aquí se está desacelerando el crecimiento también. El mercado argentino es un mercado importante, que se ha ido achicando con la contingencia económica y ahora con las acciones y el dólar. No creo que aquí haya una gran crisis, pero va a introducir ruido.