Diario y Radio U Chile

Año XI, 23 de septiembre de 2019

Escritorio

Nuevamente ESSAL: habitantes de Ancud en alerta por derrame de aguas servidas en la bahía

La rotura de una tubería sería la causa del nuevo vertimiento que se repite al de julio pasado. El alcalde de la comuna ya anunció acciones legales contra la sanitaria dependiente de Aguas Andinas. Mientras las organizaciones ciudadanas denuncian falta de mantención ante la reiteración de hechos de este tipo.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 11 de septiembre 2019 15:05 hrs. 
ESSAL-1-1

Una nueva emergencia medioambiental y sanitaria afecta a los habitantes de la ciudad de Ancud y sus alrededores en la isla de Chiloé, debido a que la tarde de este martes la Gobernación Marítima detectara un importante vertimiento de aguas servidas en la bahía de la localidad.

La fisura en una red subterránea que recolecta los residuos de alcantarillado de al menos el 40 por ciento de los hogares, sería la razón del nuevo problema que afecta a la empresa concesionaria ESSAL, a cargo de la red de agua potable local.

Al respecto, el alcalde de la comuna de Ancud, Carlos Gómez, lamentó el notable deterioro sufrido en la costanera de la comuna, obra vial entregada hace menos de nueve meses y que debido a la falla y la eventual reparación de la tubería, se vio afectada.

Precisó además que se presentarán las acciones legales correspondientes contra la empresa debido a la magnitud del hecho y las posibles consecuencias al medioambiente y la salud de la comunidad.

“Hicimos una acción legal en la Fiscalía que hemos ido manteniendo vigente, estos hechos se suman a aquello, y también estamos estudiando otras acciones que podemos desarrollar dentro de las próximas horas. La situación es gravísima, y no puede estar ocurriendo en nuestra comuna, por lo que necesitamos que el Ejecutivo también actúe”, afirmó.Ancud

En tanto, desde la Gobernación también anunciaron una nueva investigación administrativa en contra de la empresa ESSAL, quienes, por su parte, a través de un comunicado, confirmaron el vertimiento de aguas contaminadas al mar en una cantidad aproximada de 30 litros por segundo.

Para el integrante de la Cámara de Turismo local y vocero de la agrupación Defendamos Chiloé, Juan Carlos Viveros, esto genera un terrible impacto económico y sanitario, lo que demuestra una falta de inversión de la compañía dependiente de Aguas Andinas, y la precaria fiscalización de los organismos oficiales pertinentes.

“Nosotros creemos que lo que pasa acá es una falta de inversión por parte de la empresa y una falta de fiscalización de los servicios públicos. Para el turismo esto genera un tremendo impacto negativo, como si fuera poco lo de la alerta por la crisis de la basura, también tenemos ahora el problema con ESSAL por segunda vez, una situación que los ancuditanos venimos denunciando por largo tiempo”, subrayó.

Hace unos meses atrás, la comuna de Ancud sufrió otro derrame de aguas servidas. Ahí los dardos apuntaron a la compañía ESSAL, la misma protagonista de la crisis sanitaria ocurrida en Osorno.

La ciudad de la región de Los Lagos también está siendo afectada por un problema de similares características debido a la acumulación de basura y el nulo tratamiento de los residuos sólidos.

El proyecto para la instalación de un vertedero en la zona norte de la isla de Chiloé ha generado el rechazo de las comunidades indígenas, ya que el lugar elegido es reclamado por los habitantes locales por ser de importancia ancestral.