Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de noviembre de 2019

Escritorio

Funcionarios de Bienes Nacionales insisten en poca claridad para fusión de ministerios

Ante la inminente fusión de los ministerios de Vivienda y de Bienes Nacionales, la presidenta de la Asociación Nacional Unitaria de Funcionarios de Bienes Nacionales, Natalia González, conversó con Diario y Radio Universidad de Chile e indicó que en la mesa de trabajo que mantienen con los ministerios mencionados, aún no se ha discutido nada respecto de la estabilidad laboral exigida por las y los trabajadores.

Diario UChile

  Lunes 7 de octubre 2019 17:29 hrs. 
Portada

Este lunes, la Asociación Nacional Unitaria de Funcionarios de Bienes Nacionales volvió a referirse sobre la fusión entre los ministerios de Vivienda y Bienes Nacionales anunciada por el Gobierno en junio de este año.

Entre ambos ministerios son en la actualidad un aproximado de 7500 trabajadores los que, según la presidenta de la asociación mencionada, Natalia González, verían afectada su estabilidad laboral, con graves complicaciones para mantener una carrera funcionaria.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, González explicó que, aunque la representación por los derechos de los trabajadores es una prioridad en la mesa de negociación que mantienen con los ministerios, hasta el momento no tienen claros los objetivos que sostienen esta iniciativa del Gobierno.

“No sabemos cuál es el objetivo de fusionar dos ministerios que tienen funciones distintas en materia de política pública. El borrador del proyecto que se nos ha presentado tampoco nos deja suficiente claridad del objetivo en materia de política pública que esto pretende subsanar”, indicó la dirigente.

Según lo señalado por González, los cambios planteados por el Ejecutivo son solamente de carácter administrativo y que esto tendría poca incidencia en políticas públicas arraigadas desde hace varias décadas.

El objetivo subalterno manifestado por la dirigente, en tal sentido, tendría sus antecedentes en el proyecto de Integración Social y que, según González, dejaría en evidencia intereses inmobiliarios para la concreción de estas políticas.

“Hay una antesala que es el proyecto de Integración Social y Urbana, que está aprobado en la Cámara de Diputados, y que tiene dificultades desde el punto de vista de los conflictos de interés que tienen 22 parlamentarios en materias de inmobiliarias. Era una carta ancha que se le estaba dando a las inmobiliarias a participar del negocio de los subsidios”, criticó Gonzáles.

Asimismo, uno de los vicepresidentes de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Carlos Insunza, también se refirió sobre lo obtuso de los objetivos de esta fusión.

“Hasta aquí, lo único nítido es que tal como ocurre en el proyecto de Integración Social, estamos ante medidas que buscan favorecer a la industria inmobiliaria, poniendo bajo el mismo alero la protección de los bienes nacionales, la planificación territorial de nuestro país y el ministerio que está a cargo de los temas urbanos”, explicó Insunza.

Cabe destacar también, que el proyecto de Integración Social está incluido dentro del borrador entregado por el Gobierno sobre la fusión de los ministerios de Vivienda y Bienes Nacional, y este detalle agrava aún más las suspicacias manifestadas por los dirigentes en contra de la iniciativa.

En la mesa de trabajo, además, según Natalia González, aún no se ha discutido nada concerniente con la estabilidad laboral exigida por los y las trabajadores de ambos ministerios, razón por la cual, en distintos puntos del país, este 7 y 8 de octubre se realizarán movilizaciones en rechazo a la medida.