Diario y Radio U Chile

Escritorio

Lenín Moreno tambalea y se aferra a los apoyos internacionales

No hay repliegue ni punto de inflexión en la situación ecuatoriana. Los indígenas organizados se tomaron el Parlamento mientras el Presidente pierde a cada hora control sobre el país que dirige.

Diario Uchile

  Martes 8 de octubre 2019 21:01 hrs. 
El mandatario ecuatoriano, Lenin Moreno, había calificado de “acciones conspirativas” las manifestaciones que se llevan a cabo en el país en contra del denominado “paquetazo”.

Es probable que en la cadena nacional de este lunes por la noche el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, haya tenido la última ocasión de revertir lo que algunos medios han llamado Golpe, pero que en realidad se parece mucho más a una insurrección popular. Su decisión de “arrancar hacia adelante” y no solo refrendar sus impopulares medidas, sino que además de culpar a Rafael Correa y Nicolás Maduro por lo que está pasando en el país, exacerbó los ánimos de las columnas organizadas de indígenas que le quitaron el control sobre la capital del país, Quito.

Si anoche debió desplazar a Guayaquil la administración del gobierno, este martes los indígenas también se tomaron el Parlamento.

Por más que las organizaciones indígenas y sindicales de Ecuador hayan fijado para este miércoles el inicio de una huelga general indefinida, el país ya está sumido en un verdadero caos. En esa línea, el mandatario ecuatoriano calificó de “acciones conspirativas” las manifestaciones que se llevan a cabo en el país en contra del denominado “paquetazo” de Moreno, mientras que los descontentos, en su mayoría agrupados en la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), han denunciado una fuerte represión de las fuerzas policiales y militares durante los seis días que ha durado la protesta.

kuk6uku6

En conversación con el programa Política En Vivo, la cientista política y académica del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, Paz Milet, se refirió a la situación que vive actualmente Ecuador, descartando una organización espontánea de las movilizaciones y destacando el protagonismo del movimiento indígena.

“El mundo indígena tiene expresión política, tiene una expresión que se ha manifestado, por ejemplo, en la salida de Abdalá Bucaram. En ese entonces los indígenas se articularon con las Fuerzas Armadas y ayudaron a la salida de Bucaram. Entonces, en Ecuador, los indígenas sí han tenido un rol político, de hecho, Rafael Correa permanentemente tuvo una pugna con sectores políticos que eran expresión del movimiento indígena”, afirmó.

No obstante, frente a las acusaciones de seguir el juego del ex presidente Correa, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador tomó distancias de éste, de sus antiguos ministros y partidarios acusados de oportunistas. En ese sentido, afirmaron no tener nada que ver con la tentativa de decenas de manifestantes de ocupar la Asamblea Nacional y la Procuraduría, donde reposan elementos de una indagación de corrupción en contra de Correa conocida como el caso Arroz Verde.

Sobre los próximos pasos de Lenin Moreno y del Gobierno de Ecuador, Paz Milet sostuvo que se enfocará en buscar apoyos, tanto en el ámbito nacional como internacional.

“Yo creo que está buscando apoyo a nivel internacional y a nivel interno. A nivel interno está buscando apoyo en Guayaquil, donde uno de los permanentes candidatos a la presidencia, el ex alcalde de esa ciudad, que se ha mostrado proclive a Moreno y que puede ser alguien que de alguna manera lo apoye en medio de esta crisis para que le ayude a amainarla. De todas maneras, el ex alcalde es un intermediario, un dialogante. Ha buscado el apoyo de Naciones Unidas y también de los gobiernos de la región. El presidente Piñera sacó una declaración de apoyo a los procesos constitucionales, a la legítima democracia en Ecuador”, señaló.

Mientras los manifestantes, que ya suman miles, están congregados entre la Casa de la Cultura y los parques El Ejido y El Arbolito, un área en cuyas cercanías se encuentran varios edificios gubernamentales, como el propio Parlamento, la Contraloría y la Fiscalía General del Estado; en horas de la tarde de este martes, el mandatario ecuatoriano decidió establecer un ‘toque de queda’ en las cercanías de estos edificios gubernamentales.

Además, el Ministerio de Educación de Ecuador, informó que “hasta nueva orden” se mantendrán suspendidas las actividades escolares en todos los colegios públicos y privados del país.