Diario y Radio U Chile

Año XII, 18 de enero de 2020

Escritorio

Axel Callís por crisis en la oposición: “Tiene que haber primero un entendimiento de la izquierda”

El sociólogo y analista subrayó que quienes llaman a la unidad desde la DC al Frente Amplio sin entender este principio "demuestran su falta de entendimiento político". Esto, en medio de voces como la del presidente del PC, Guillermo Teillier, que llaman a avanzar en acuerdos con la falange.

Montserrat Rollano

  Domingo 13 de octubre 2019 10:58 hrs. 

Desde la derrota de la centro-izquierda en las últimas elecciones -e incluso antes de eso-, la coordinación y alianza política del sector ha sido uno de los desafíos más difíciles de conseguir.

La ausencia de liderazgos, la dispersión de ideas y la incapacidad de alinearse en votaciones claves en el Parlamento, han hecho que la oposición al gobierno de Sebastián Piñera no haya podido generar un contrapeso a dicha administración.

Desde marzo de 2018, han sido varios los intentos por alinear a lo que fue la Nueva Mayoría, lo que hasta ahora no ha dado resultados. De hecho, se ha producido una división en pequeños grupos o coaliciones como lo es la alianza entre el PS, PPD y Partido Radical, denominada Convergencia Socialista y, por otro lado, el Partido Comunista, el PRO y el Partido Regionalista Verde Social agrupados bajo Unidad para el Cambio.

Esto, además, en medio de la fuerte crisis del PS, uno de los partidos más importante del sector, cuyo rol sería justamente el de aglutinar a la oposición. De hecho, durante los últimos días se produjo la salida de dos importantes militantes: Gonzalo Durán y Fernando Atria, quienes advirtieron que no serían los únicos en dar este paso.

En ese escenario, este sábado el presidente del PC, Guillermo Teillier afirmó que “sin un acuerdo con la DC no ganaremos la presidencia” y agregó que “la etapa de las discusiones difíciles, de las diferencias, empieza a revertirse”.

Para el analista sociólogo y experto electoral, Axel Callís, “el orden de los factores sí altera el producto”, es decir, antes de generar alianzas político programáticas, primero debe existir un entendimiento de la izquierda, y posteriormente, con el centro político.

Por esta razón, el analista es enfático en señalar que quienes llaman a la unidad sin tener claro este principio, “demuestran su falta de entendimiento político”.

 “Sí o sí para llegar a un entendimiento de todos, tiene que haber primero un entendimiento de la izquierda en Chile y eso se tiene que entender luego con el centro político, en ese orden. Esto es muy similar a lo que sucedió en los ochenta cuando existía el MDP, después fue derivando a lo que se llamó Izquierda Unida, y ahí se creó una pequeña unidad con la Izquierda Cristiana, con otros partidos que juntos negociaron con la Concertación y todo el mundo lo que recuerda es que había 17 partidos, pero nadie recuerda cómo llegaron esos 17 partidos empaquetados a ese momento”, argumentó.

En ese sentido, Callís señala que la existencia de un entendimiento entre la izquierda, obliga a tener definiciones respecto de qué significa ser de izquierda en nuestro país.

Además, el sociólogo cuestiona la poca claridad y falta de coherencia respecto de los principios, que, a su juicio, deberían guiar a la izquierda, señalando que al menos en el caso del PPD y el Partido Socialista, “el problema es que no logran establecer definiciones”.

“No es una señal de izquierda que Osvaldo Andrade esté en la comisión de reformas laborales del Gobierno. Ese tipo de indefiniciones nublan o desorientan para saber cuál es la vocación, en ese caso del Partido Socialista”, recalcó.

“Uno de los requisitos para decirse ‘yo soy de izquierda’, es decir yo entiendo la sociedad como, entre otras cosas, la salida colectiva a problemas individuales. Es decir, politizar aquello que todos creemos que nos pasa a cada uno pero en realidad es un problema estructural de la economía, que tiene que ver con la igualdad, tiene que ver con poner fin al mercado donde no debería haber mercado, que es distinto decir exterminar el mercado, pero resulta que eso significa que tus militantes ya no van al directorio de las isapres y las AFPs” complementó.

Axel Callís agregó que, “en los últimos 20 años esa circulación de ministros a bancos, a AFP, a isapres, a directorios, es decir, a intereses propiamente tales del neoliberalismo, son absolutamente contrarios a los principios de la izquierda”.

El experto señaló además que hay un problema “antropológico”, que dice relación con que la militancia de algunos partidos como la DC, el Partido Socialista y el PPD son “más de izquierda”, que sus directivas que tienden a “ser siempre más moderadas y no asumen frontalmente la agenda de la izquierda”, la que, desde su perspectiva, está basada en al menos dos principios: combatir el neoliberalismo, tratar de desmontarlo y sacar el mercado de donde no debería estar y, por otra parte, el tema de la actual constitución que da el marco de legitimidad al actual modelo.

En relación al Frente Amplio, Callís sostuvo que “el 90% de las propuestas del conglomerado son propuestas moderadas” y que lo que existe es más bien una diferenciación de estilo y un choque generacional” con el resto de la centro-izquierda. De todas formas, el sociólogo es categórico en que “no va a haber un acuerdo ni lista común con el resto de la oposición”.