Diario y Radio U Chile

Escritorio

Consejo de Monumentos rechaza solicitud de la UDI sobre Complejo Forestal de Panguipulli

El Consejo de Monumentos Nacionales decidió, de manera unánime, rechazar la solicitud de un grupo de senadores UDI que buscaba dejar sin efecto la puesta en valor del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli, sitio donde fueron fusilados simpatizantes de la Unidad Popular. La decisión fue valorada por los organismos de derechos humanos de la zona, que vieron en el gesto, una reparación histórica.

Abril Becerra

  Miércoles 16 de octubre 2019 20:10 hrs. 
complejo_maderero00-750x400

El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) decidió, de manera unánime, dejar sin efecto una solicitud que buscaba revocar la declaración de Monumento Histórico del Complejo Forestal y Maderero de Panguipulli de la Región de Los Ríos.

La diligencia fue presentada por un grupo de senadores UDI en julio recién pasado, generando un fuerte rechazo entre organizaciones sociales y de derechos humanos. Esto, ya que el principal argumento del gremialismo decía relación con el “realce de la violencia política”.

“Exalta la acción de un grupo de guerrilleros armados que buscó, a través de la violencia, lograr sus objetivos, lo que es absolutamente incompatible con el actuar de este Gobierno que rechaza tanto las violaciones a los derechos humanos como la violencia política”, dijo entonces el senador UDI, Víctor Pérez.

Mientras, por su parte, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, cuestionó la gestión de la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés. “Es incomprensible que una ministra del Gobierno de Sebastián Piñera realce la violencia política”, sostuvo.

En la imagen, Consejo de Monumentos Nacionales.

En la imagen, Consejo de Monumentos Nacionales.

No obstante, la respuesta del Consejo de Monumentos comprende distintos argumentos técnicos. En primer lugar, señaló que el organismo se ciñe “a lo reconocido en los informes oficiales en materia de violaciones a los Derechos Humanos en nuestro país”, es decir, los informes Rettig y Valech.

“En este punto, cabe precisar que la calidad y el interés histórico que justifica la declaración no considera una calificación valórica positiva o negativa de los acontecimientos, sino que se limita a constatar la relevancia histórica que los mismos representan”, dice el documento.

Asimismo, la decisión se remite a puntos establecidos en, por ejemplo, el Informe Valech, que en uno de sus capítulos sostiene que deben tomarse medidas reparatorias respecto de las violaciones a los derechos humanos en el país. Mientras, por otro lado, se recogen las recomendaciones realizadas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que en su informe Anual 2018 sugiere al Ministerio de las Culturas promover y proteger los sitios de memoria que no han sido declarados Monumento Nacional.

Frente a ello, Ida Sepúlveda, representante de la Casa de la Memoria y los Derechos Humanos de Valdivia, señaló que la determinación es “histórica”. “Realmente, agradezco la postura del Consejo de Monumentos Nacionales, porque ellos hicieron un trabajo muy exhaustivo y bastante técnico. Hay mucho trabajo de investigación en su declaratoria”, dijo.

Por su parte, el historiador Sergio Grez indicó que “revocar esta declaratoria significaría violar los compromisos internacionales contraídos por el Estado de Chile en materia de memoria, respeto y en relación de los derechos humanos.  La revocación exigida por quienes defienden el legado pinochetista implicaría desconocer el valioso trabajo realizado por las organizaciones de defensa de los derechos humanos y por el propio Consejo de Monumentos, además de la validación de un manto de olvido sobre los dolorosos acontecimientos que deben ser conocidos por las generaciones actuales y futuras”, dijo.

En esa línea, el historiador indicó que resignificar los espacios públicos, a partir de un ejercicio de memoria, favorece la constitución de ciudadanía crítica y reflexiva. “Al mismo tiempo, es un ejercicio de sanación mental, biológica y cultural de la sociedad chilena”, añadió.

Sergio Grez.

En la imagen, el historiador Sergio Grez.

El Complejo Forestal y Maderero de Panguipulli surgió en 1971, siendo administrado de manera conjunta entre obreros y el Estado. Esta metodología de trabajo nació a partir de la influencia que ejerció en la zona un grupo de militantes del MIR, quienes llegaron a la provincia de Valdivia en 1968 para desarrollar prácticas profesionales  y trabajos especializados.

Con la llegada de la dictadura, sin embargo, el Complejo fue intervenido por los militares, dando paso a una serie de violaciones a los derechos humanos. Así, por ejemplo, el Informe Rettig advierte que el 12 de septiembre de 1973, luego de un intento de asalto, una docena de dirigentes fueron apresados y, posteriormente, fusilados luego de la realización Consejos de Guerra irregulares.