Diario y Radio U Chile

Escritorio

El teatro social de Acevedo Hernández vuelve a los escenarios para revivir la lucha obrera

La compañía La Dramática Nacional presentará, en el marco del ciclo Teatro de Emergencia del Teatro Nacional Chileno, tres obras del dramaturgo chileno: se trata de Chañarcillo, que retrata la precaria vida de los mineros en el norte del país; La canción rota, sobre la explotación de los campesinos; y Almas perdidas, que se sitúa en un conventillo, reflejando la precariedad de la clase trabajadora en la ciudad.

Abril Becerra

  Martes 3 de diciembre 2019 19:16 hrs. 
Almas perdidas_web

Durante los últimos años, la compañía La Dramática Nacional se ha dedicado a rescatar, a través de un trabajo interdisciplinario, en el que confluyen folclore, danza, música e historia, el trabajo del dramaturgo chileno Antonio Acevedo Hernández (1886-1962).

Con ello, la agrupación dirigida por Nelda Nuray ha repuesto tres obras que, en esta ocasión se presentarán en el ciclo “Teatro de Emergencia” del Teatro Nacional Chileno: se trata de Chañarcillo, cuyos protagonistas son los mineros del norte del país; La canción rota, que retrata la explotación latifundista; y Almas perdidas, que transcurre en un conventillo, evidenciando la cuestión social existente en la ciudad.

“Acevedo Hernández es un autor fundamental, uno de los padres de la dramaturgia chilena y del realismo mágico latinoamericano. Con todos estos antecedentes, creemos que es un autor que se ha montado muy poco. Anecdóticamente, es uno de los primeros dramaturgos que se estudia en la escuela de teatro”, dijo Nelda Muray.

“En las obras el protagonista es el pueblo y, a través de ellas, se visibilizan demandas que hoy están plenamente vigentes, pero que surgieron hace cien años atrás”, añadió la directora teatral.

Afiche TNCH La trilogía_jpg

Para la realización de las obras, la Dramática Nacional contó con la guía del historiador Gabriel Salazar y de los folcloristas Margot Loyola y Osvaldo Cádiz. De esta forma, los tutores permitieron que los intérpretes revivieran las piezas, abordando la historia de los movimientos sociales y conociendo los cantos y bailes tradicionales del pueblo chileno.

Aun así, según comentó Nelda Muray, las obras se presentan en un sentido “purista” y sin hacer grandes modificaciones en la puesta en escena: “Este trabajo tiene que ver, de alguna manera, con el rescate patrimonial de la dramaturgia chilena”, explicó.

La trilogía de Acevedo Hernández es llevada al escenario por un elenco de 20 actores, quienes cumplen un papel en cada montaje. Mientras, la escenografía cuenta con un diseño que le permite adaptarse a cada uno de los repertorios que van desde el campo, al desierto y la ciudad.

“Ahora, existe una dificultad mayor, porque es un teatro que tiene muchísimos personajes y, además, necesita muchos recursos artísticos como proyecciones cinematográficas, música en vivo, folclore, canto, baile. Me imagino que eso debe ser parte del por qué no se montaron tanto estas obras”, dijo la directora de La Dramática Nacional.

La canción rota_web

Coordenadas

La trilogía de Acevedo Hernández se presentará el jueves 5 (Chañarcillo), viernes 6 (La canción rota) y sábado 7 (Almas perdidas) de diciembre a las 16:00 horas en el Teatro Nacional Chileno (Morandé #25).

La entrada es gratuita, por orden de llegada. Al finalizar las funciones se realizarán conversaciones sobre la crisis social y política que vive el país y su relación con el teatro.