Diario y Radio U Chile

Año XII, 3 de junio de 2020

Escritorio MENÚ

ACES: La PSU es el indicador pero movilización es por “cambiar el sistema entero”

Desde la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios calificaron la primera jornada de movilizaciones contra la PSU como "exitosa" y anunciaron nuevas acciones para el segundo día de rendición de la prueba.

Tomás González F.

  Lunes 6 de enero 2020 20:58 hrs. 
aces





En su último balance, el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE) de la Universidad de Chile informó que, ante las situaciones irregulares en la rendición de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), fue necesario aplicar los protocolos definidos para salvaguardar la seguridad tanto de los postulantes, del personal de aplicación y el material.

En ese sentido, informaron que, de un total de 729 locales de rendición, durante la jornada de este lunes se suspendió, por diversas razones, la aplicación de la PSU en 67 de ellos. Para estos últimos, se decidió suspender el resto de la jornada, como también la aplicación de las pruebas de Matemáticas e Historia, programadas para este martes.

Será el próximo jueves 9 de enero cuando el Consejo de Rectores evaluará cómo se dará continuidad al proceso de rendición de la prueba para quienes se hayan visto afectados por la suspensión. Estos son los establecimientos en donde se suspendió la rendición de la prueba.

No obstante, para algunos, la jornada de este lunes tuvo un balance “exitoso”. Es el caso de las agrupaciones de estudiantes secundarios que habían convocado a distintas manifestaciones a lo largo del país, con el objetivo de impedir la realización de la Prueba de Selección Universitaria. Así lo hizo la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) y así también lo hizo la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES).

 

Las organizaciones de estudiantes secundarios, tales como la CONES y la ACES, hicieron un llamado a boicotear la rendición de la Prueba de Selección Universitaria por ser "un instrumento que profundiza la desigualdad". Foto: Archivo.

Las organizaciones de estudiantes secundarios, tales como la CONES y la ACES, hicieron un llamado a boicotear la rendición de la Prueba de Selección Universitaria por ser “un instrumento que profundiza la desigualdad”. Foto: Archivo.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el vocero de la ACES, Víctor Chanfreau, hizo un positivo balance de lo que fue el inicio de la PSU, en donde 64 establecimientos debieron suspender la rendición de la PSU debido a las manifestaciones. Además, se refirió a las críticas del Consejo de Rectores (CRUCh), desde donde rechazaron un llamado a boicotear la prueba sólo afecta a los estudiantes. “Tenemos claro que se demostró la fuerza de los y las secundarios y secundarias organizados en las calles“, sostuvo el dirigente de la ACES.

En esa línea, el dirigente estudiantil profundizó respecto de los reparos que como organizaciones de secundarios tienen frente a la Prueba de Selección Universitaria, enfatizando en que las movilizaciones no apuntan sólo a poner en discusión el instrumento de selección, sino que también a poner en cuestión el actual modelo educativo.

“Somos los mismos secundarios que evadimos el metro el 18 de octubre, que hemos salido a la calle durante estos más de 70 días de revuelta popular y los mismos que nos hemos movilizado históricamente contra la educación de mercado. Ahora era el momento de la PSU y reconocimos que era ahora o nunca”, explicó el vocero de la ACES. “La PSU la reconocemos como un indicador de lo mal que funciona la educación en general y estamos partiendo por cambios en este método de selección, pero sin perder la perspectiva de que nos estamos movilizando por cambiar este sistema entero“, añadió Chanfreau.

En ese sentido, las críticas de las agrupaciones de estudiantes secundarios apuntan a que la PSU es un instrumento que segrega entre quienes han desarrollado sus habilidades dentro de sus colegios privados o pre-universitarios, y entre quienes no. También se le ha criticado que sea una prueba en la que, de dos días, depende todo el futuro de los estudiantes y para la que tiene que haber una preparación que sólo existe en establecimientos pagados, que son los que tienen mejor calidad en la educación.

Así como la ACES, desde la CONES también han dicho que la PSU “es una muestra más de la educación de mercado que existe en Chile y de que no basta con pequeñas reformas a esta prueba”.

En esa línea, las exigencias de los secundarios tienen que ver con la eliminación por completo de la Prueba de Selección Universitaria como instrumento de medición de conocimiento y posterior selección para la Educación Superior. Su propuesta, dicen, tiene que ver con que exista un método de emergencia para el ingreso de quienes rinden la PSU este año, pero más allá de este caso particular, y en el largo plazo, han sido enfáticos en la necesidad de la instalación de un propedéutico y bachillerato a través del cual se puede ingresar a la Educación Superior sin un método de selección y posterior a una nivelación.