Diario y Radio U Chile

Año XII, 13 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Senado aprueba Ingreso Familiar de Emergencia pese a críticas y alta abstención

Dos veces se sometió a votación el proyecto de ley luego de una discusión marcada por la cuarentena total.

María L. Cisternas

  Miércoles 13 de mayo 2020 17:27 hrs. 
dinero





Una extensa discusión se generó en el último trámite legislativo sobre el ingreso familiar de emergencia, ingresado por un veto presidencial a fin de apremiar la iniciativa y que concluyó con la aprobación del proyecto,  pese a una masiva abstención de la oposición en el hemiciclo del Senado.

Los puntos que habían encendido los ánimos en la Cámara de Diputados: la definición de los montos del proyecto de ley, el universo que abarca, y a la reducción progresiva del beneficio, polarizaron también a los parlamentarios del Senado.

La presidenta Adriana Muñoz debió someter dos veces a votación el proyecto de ley, en circunstancias que en la primera pasada se registró un total de 23 abstenciones de los parlamentarios, 16 votos a favor y cero en contra.

Un resultado similar al obtenido en la segunda oportunidad: 23 abstenciones y dos votos adicionales a la opción afirmativa, quedando un total de 19. Finalmente la sesión resolvió traslar los votos de abstención a la opción cuyo voto era mayoritario, aprobándose, de ese modo, el proyecto con una suma de 42 votos a favor.

Discusión

Desde el oficialismo, el proyectó se consideró como un esfuerzo gigante por parte del Gobierno y un gesto que está en sintonía con las necesidades que levanta la crisis. Así lo valoró el Senador Juan Antonio Coloma.

“Esta es la política pública más grande en trasferencia directa en la historia de Chile frente a una emergencia. No la segunda ni la tercera, lejos la más grande, cuatro veces mayor que la tuvimos por motivo de la crisis Subpryme”.

Respecto al monto y la disminución del beneficio, el parlamentario de la UDI aseguró que bajo la falta de certidumbres respecto a la pandemia, se deben buscar los escenarios de cuidado fiscal y, en ese sentido, la gradualidad del beneficio se puede revisar en el futuro.

“El tema del fondo es que esta crisis en forma responsable no se puede abordar como algunos sugieren, como si todo terminara hoy. Que levante la mano el que diga que todo termina hoy, sabemos que no es así, sabemos que esta es una cosa que va creciendo y es dramática y por tanto hace bien el Presidente de la República, bien el Ministro de Hacienda y el de Desarrollo Social de decir hagamos un gran esfuerzo en transferencias directas, pero tengamos algún espacio mínimo para que ver que es lo que viene después”.

Una interpretación que fue compartida, en parte, por el  Senador Jorge Pizarro, agregando que la crisis sanitaria que enfrenta el país requiere un acuerdo de todos y no la imposición que plantea el Gobierno. “No el ganar perdiendo”.

“Un senador oficialista decía que esto es lo más grande que se ha hecho en la historia de Chile. Nunca en la historia de Chile hemos tenido una pandemia como la que hemos tenido ahora, nunca los chilenos han estado en un nivel de debilidad, de vulnerabilidad de salud como están ahora, por lo tanto no puedo comparar esta crisis con lo que fue una crisis financiera. Esta es una crisis primero por la vida, segundo, es una crisis social, tercero, es una crisis de la economía, aunque sean complementarías”.

En cuanto al proyecto en sí, Pizarro lo catalogó como un incentivo perverso, en cuanto se contrapone a las estrategias sanitarias que ha implementado el gobierno.

“Si una familia se le da una cantidad y al mes siguiente se le dice que se le va a disminuir, el incentivo es que salga a la calle a buscar ingresos. Eso significa exponer su salud, exponer a su familia y exponer al resto de los chilenos”, afirmó.

En esa línea el senador Carlos Bianchi interpeló al Presidente de la República y al sector oficialista denunciando un trato gerencial por parte del gobierno hacia una crisis humanitaria.

“Pedimos una renta básica que permita a las personas quedarse en su hogar y tener el resguardo por parte del Estado. El presidente dijo que iba a colocar 2 mil millones a disposición para este ingreso familiar de emergencia   ¿Cuánto colocó? 800, dejó de colocar 1.200 millones de dólares ¿Qué dicen los Ministros y el Gobierno? Que esto hay que entregarlo de a poco, que lo más probable es que haya una extensión de la situación crítica que estamos enfrentando como país y que debe quedar una reserva. Pero el problema es ahora presidente, la urgencia es hoy, en este instante”.

Por su parte, el senador RD, Juan Ignacio Latorre, consideró como un error el llamado a la nueva normalidad del gobierno, bajo las alarmantes cifras de contagio que informó esta tarde el Minsal.

“Le hemos dicho desde la oposición, lo han dicho desde distintos fotos economistas, desde distintas dirigencias de la sociedad civil, distintas voces han dicho que el beneficio que está ofreciendo hoy día, que está por debajo de la línea de la pobreza extrema y que además va decreciendo, es insuficiente, es mezquino. Sin embargo, el Gobierno se mantiene en una actitud intransigente y soberbia. Es ahora cuando se necesitan gastar los recursos disponibles que se anunciaron hace meses atrás, estos dos mil millones  de dólares, ahora es cuando se necesita que la gente se quede en las casas, es ahora cuando necesitan certidumbres, sobre todo cuando viven de una economía informal”, aseveró.

Con la aprobación del Senado al veto del proyecto sobre ingreso familiar de emergencia, la iniciativa queda en condiciones de ser ley de la República.