Diario y Radio U Chile

Año XII, 20 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Jorge Sharp, alcalde Valparaíso: “Hoy hay números suficientes de contagios para decretar cuarentenas”

El alcalde de Valparaíso conversó sobre la pandemia, la crisis social y cómo en su municipio se llevan adelante las estrategias disponibles para lograr contener el brote.

P. Campos y C. Medrano

  Miércoles 3 de junio 2020 8:34 hrs. 
jorgesharp





“Valparaíso está pagando las consecuencias del fracaso de parte de la estrategia del Gobierno. Hoy hay números suficientes de contagios para decretar cuarentenas”, así lo describió el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp en conversación con Radio Universidad de Chile.

A su juicio, este es “el momento más bajo del Gobierno, durante la crisis”, ejemplo de ello serían las declaraciones entregadas por el ministro Jaime Mañalich señalando que desconoce las dimensiones de la pobreza en el país o bien cuando menciona que su estrategia se desploma como un castillo de naipes. Con sus dichos, “nos da cuenta de la gravedad de esta pandemia”.

Desde Valparaíso, al igual que otras comunas de la región, insisten en la necesidad de prestar más atención a lo que ocurre en la zona. La molestia del alcalde tiene que ver con sentirse no escuchados por las autoridades centrales. Mientras Jorge Martínez, seremi de la región está grave, conectado a ventilación mecánica producto del Covid-19, su reemplazo aún no les contesta el teléfono. “Las autoridades locales del Minsal no conversan con nosotros. Tenemos un cuadro en la región que refleja la zozobra del Gobierno”.

Como cada miércoles, las autoridades centrales revisarán los criterios para mantener o terminar las cuarentenas obligatorias. Al respecto, el alcalde cree “que ingresar a cuarentena o confinamiento obligatorio es necesario, pero no suficiente, porque se debe acompañar por medidas económicas” que permitan a todos poder cumplir con el confinamiento.

“En Chile no está garantizado el derecho a quedarse en casa, porque si no tengo apoyo, no puedo hacerlo”, agregó poniendo como ejemplo lo que ha pasado con la entrega del crédito Fogape en la zona, el que ha calificado de fracaso. “Acá, de 100 micro y pequeñas que han solicitado la ayuda, solo 5 han sido beneficiadas y no con los montos totales. El bono COVID aun no llega a todas las familias, pero aunque llegue, es una ayuda efímera, insuficiente”.

Sobre este último punto, pide celeridad: “Ahora hay una discusión entre economistas sobre qué hacemos o cuándo gastamos. Independiente del camino, es el momento de actuar ahora, si no lo hacemos, esto será una catástrofe”.

Si bien reconoce que ningún gobierno, ningún país, podía estar preparado para el escenario que atravesamos, insiste en que la actuación de la administración piñerista tiene “vacíos”. El frenteamplista se suma a quienes critican la forma en que las autoridades sanitarias se relacionan con la salud primaria, ignorando su importancia epidemiológica “Recién ahora piensan sobre la importancia de la salud primaria, por ejemplo, cuando hace más de un mes se está dando esta información. Los territorios necesitan de más información para el testeo, la trazabilidad, el confinamiento, pero todavía es muy tibio el apoyo a este sector de la salud”.

“No se puede hacer salud pública con 7.300 pesos al mes por persona, menos en pandemia. El aporte adicional que nos entregaron es de 1300 pesos por persona”, dice relatando la precariedad en la que vive la salud municipal en nuestro país.

Para él, a dos meses de iniciada la crisis, es impensable que las autoridades aún no corrijan el rumbo: Se necesita “cuarentena con plan económico. Medidas extraordinarias, urgentes, que vayan al fondo del problema. El show de las cajas de alimentación es el límite de la política de los últimos cuarenta años en Chile. Era mucho más fácil pensar en un sueldo de emergencia para todas las personas”, pues -al menos en su comuna- con 50 mil hogares en el tramo más vulnerable económicamente hablando, la entrega de mercadería se hace insuficiente.

“Hemos insistido hasta el cansancio con propuestas para pedirles que cambien la estrategia para que esto no se convierta en una catástrofe de dimensiones históricas”, insiste pidiendo un cambio drástico, un “cambio de paradigma” para no tener una crisis peor a la actual.