Diario y Radio U Chile

Año XII, 8 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Federación de Fútbol de Estados Unidos podría permitir arrodillarse durante himno

La acción que se ha convertido en un símbolo de la protesta contra el racismo está prohibida en el deporte norteamericano.

Diario Uchile

  Martes 9 de junio 2020 10:22 hrs. 
rapinoe





En el marco de la ola de indignación contra el racismo, la Federación de fútbol estadounidense está considerando derogar una controvertida norma que prohíbe a sus jugadores protestar hincando una rodilla durante el himno, confirmó este lunes un vocero del organismo a la AFP.

Poco después, el propio Consejo de Atletas de la Federación (US Soccer) y las jugadoras de la selección femenina reclamaron a la federación no solo que retire la prohibición de hacer ese gesto de protesta contra el racismo, sino que reconozca su error y pida disculpas por haberla promulgado.

Según la cadena ESPN, la presidenta de la federación, Cindy Parlow Cone, ha pedido que la regla sea discutida en una reunión de la junta directiva convocada para el martes. En caso de que sea revocada, el cambio entraría en vigor inmediatamente pero también tendrá que ser votado en la reunión anual de US Soccer el próximo año.

La norma establece desde 2017 que los futbolistas deben “estar de pie respetuosamente” durante el himno nacional previo a los juegos de sus selecciones.

Esta decisión se tomó poco después de que la estrella de la selección y actual Balón de Oro femenino, Megan Rapinoe, hincara una rodilla en el césped durante el himno en solidaridad con el jugador de football americano Colin Kaepernick.

Este mariscal de campo popularizó el gesto en 2016 como acto de protesta frente a la desigualdad racial y la brutalidad policial contra los afroamericanos en Estados Unidos.

La protesta de Kaepernick, que en su momento recibió críticas e insultos del presidente Donald Trump y le llevó al ostracismo en la NFL, se ha convertido en un símbolo de las actuales manifestaciones en Estados Unidos y otros países contra la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco de Minneapolis el 25 de mayo.

Reclamos de disculpas

A través de un comunicado, el Consejo de Atletas pidió el lunes a los responsables de la federación que revoquen esta norma, la 604-1, como “un comienzo” hacia la restauración de la actual “falta de confianza” de los jugadores hacia los responsables del organismo.

“Para que exista una relación positiva en el futuro, creemos que US Soccer debe disculparse y ofrecer una admisión de mala conducta”, dijo el Consejo en un texto firmado por la veintena de sus miembros.

“Entonces y solo entonces sentimos que un nuevo capítulo entre la federación y sus atletas puede comenzar”, dijo el consejo, del que forman parte el exinternacional Landon Donovan y la figura de la selección femenina Alex Morgan.

De su lado, la Asociación de Jugadoras de la Selección Femenina de Estados Unidos (USWNTA) recalcó que la federación “debe revocar inmediatamente la ‘Norma Himno’, publicar una declaración reconociendo que la norma era equivocada cuando se adoptó y presentar una disculpa a nuestras jugadoras negras y aficionados”.

“Además creemos que la federación debe establecer sus planes sobre cómo apoyará ahora el mensaje y el movimiento que trató de silenciar hace cuatro años”, subrayó la USWNTA.

La Asociación dijo que mientras la norma esté vigente “seguirá perpetuando las confusiones y el miedo que nublaron el verdadero significado y la importancia de Colin Kaepernick, Megan Rapinoe y otros atletas arrodillándose”.

La selección femenina y la federación sostienen desde hace más de un año un áspero pleito judicial en el que las jugadoras reclaman recibir las mismas ganancias que sus homólogos masculinos y un pago retroactivo de 66 millones de dólares, una demanda que fue rechazada por un juez en primera instancia.

Las protestas al estilo Kaepernick se han extendido por el mundo del deporte, desde la liga inglesa de fútbol a la alemana, y en las actuales protestas, donde han sido replicadas por manifestantes, policías y políticos como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Foto: AFP.