Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

CEAC TV renueva su programación con boleros y dúo de violín y piano

La dupla conformada por dos de los más destacados solistas de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile, Alberto Dourthé y Luis Alberto Latorre, además del romanticismo de canciones inolvidables en las voces de la Camerata Vocal y La Flor del Recuerdo, son parte de la parrilla que estará vigente desde este martes.

Diario Uchile

  Martes 1 de septiembre 2020 9:39 hrs. 
Alberto Dourthé_por Josefina Pérez, Ceac





El exitoso concierto especial ofrecido en enero de 2018 por la Camerata Vocal de la Universidad de Chile junto a la agrupación La Flor del Recuerdo volverá el martes 1 de septiembre a www.ceactv.cl, reviviendo algunos clásicos boleros inolvidables. Sin ti, Historia de un amor, Contigo, Nosotros, Contigo aprendí, Piel Canela, Contigo a la distancia, son algunos de los temas del programa que se transmitirá a partir de las 19:40 horas, donde el público podrá disfrutar con las 16 voces que conforman el conjunto coral de cámara dirigido por el maestro Juan Pablo Villarroel, y el grupo de boleros conformado por Pablo Moraga en voz y maracas, Eduardo Rubio en contrabajo, Cristóbal González en segunda voz y requinto (clarinetista OSNCH), Ricardo Aguilera en tercera voz y guitarra (cornista OSNCH), y Cristián Gutiérrez en percusiones (chelista OSNCH).

La programación semanal continuará con el Ciclo de Pianistas 2019, que repasó parte importante del repertorio de uno de los más emblemáticos compositores del Romanticismo, Frédéric Chopin. Esta vez sus obras podrán escucharse en la interpretación que el destacado pianista Armands Abols realizó en octubre del año pasado, con un programa que incluyó los Nocturnos Nº 1 en Si bemol menor, op. 9; Nº 2 en Mi bemol mayor, op. 9; y Nº 3 en Si mayor, op. 9, los que fueron escritos entre 1830 y 1831. Las piezas, muy particulares cada una de ellas, poseen un carácter intimista y delicado, propio de este tipo de composiciones. Seguirán las Baladas Nº 1 en sol menor, op.23 y la Nº 3 en La bemol mayor, op. 47, enmarcadas en la colección de cuatro Baladas que Chopin escribió entre 1831 y 1842, inspiradas en poemas de Adam Mickiewicz, amigo y compatriota del compositor. Finalmente, se escucharán los 24 Preludios op. 28, piezas sin un formato determinado que constituyeron un terreno abierto para artistas como Chopin, ansiosos de libertad creativa.

Por su parte, el Ballet Nacional Chileno continuará el jueves 3 y domingo 6 a las 20:00 horas, con Cuarteto y Tengo más de mil años de recuerdos, ambas creadas en 2015 por su director artístico, Mathieu Guilhaumon. La primera pieza, estrenada en el marco del Festival de Coreógrafos organizado por el Teatro Municipal de Santiago, cuenta con la particularidad de reunir en ella a las dos principales compañías de danza del país: el Banch como el conjunto más antiguo y el más importante en cuanto a danza contemporánea; y el Ballet de Santiago, exponente por excelencia de la danza clásica. Allí, Marine García y Lateef Williams por parte del Ballet Nacional, y Rodrigo Guzmán y Romina Contreras por el BDS, dan vida a una obra de corta duración que rescata la música de Arvo Pärt, con Fratres (Hermanos). En tanto, la segunda pieza está inspirada en el libro Las Flores del Mal, de Charles Baudelaire, utilizando su propio imaginario poético, donde evoca en movimientos la interrogante sobre el peso de los recuerdos y su impacto en el presente.

Cuarteto_por Josefina Pérez

La semana culminará con una nueva presentación de “In Crescendo”, que en esta ocasión contará con dos de las principales figuras de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile. El violinista concertino Alberto Dourthé y el pianista Luis Alberto Latorre, Premio a la Música Nacional Presidente de la República 2016. Ambos músicos darán vida a una de las obras más célebres para estos dos instrumentos, así como también de gran exigencia técnica, la Sonata para violín y piano n.º 9 en La mayor, op. 47, “Kreutzer”, de Ludwig van Beethoven. La pieza fue escrita originalmente para el violinista polaco George Bridgetower – con quien la estrenó – sin embargo, el compositor tuvo un desencuentro con él, por lo que finalmente decidió dedicarla al violinista francés Rodolphe Kreutzer, surgiendo de este modo su subtítulo. No obstante, se dio la curiosidad de que el intérprete jamás la tocó pues le pareció demasiado complicada.

Tras la interpretación de esta obra, vendrá la transmisión de un atractivo concierto ofrecido por la Sinfónica Nacional en julio de 2018, con la batuta del entonces director asociado de la Orquesta, maestro François López-Ferrer. El programa contó con reconocidos compositores de origen francés, comenzando con Claude Debussy, una de las figuras centrales de fines del siglo XIX y comienzos del XX. De él, la Sinfónica Nacional interpretó Petite Suite, conjunto de piezas breves compuestas originalmente para piano a cuatro manos y orquestadas en 1907. Seguirá La Valse, de Maurice Ravel, un “poema coreográfico” compuesto entre 1919 y 1920, primero para dos pianos y luego para orquesta. La obra se configura como una serie de valses de tipo straussiano, que evoca el recuerdo de aquella cultura europea destruida con la Primera Guerra Mundial, simbolizada o representada por el vals vienés.