Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Embajador de Vietnam: “El Presidente Allende fue el último político extranjero en reunirse con Ho Chi Minh”

Con motivo de un nuevo aniversario de la independencia de Vietnam, es que nuestro medio dialogó con el embajador de aquella nación asiática en Chile, Nguyen Ngoc Son, quien abordó la historia de su país y profundizó en las relaciones diplomáticas y comerciales con nuestra nación.

Patricio López y Camilo Villa

  Miércoles 2 de septiembre 2020 21:10 hrs. 
Vietnam





Este 2 de septiembre, Vietnam cumplió 75 años de vida independiente, lo que significó una guerra en contra de la Francia colonialista de la primera mitad del siglo XX.

Con motivo de esta fecha, es que Radio y Diario Universidad de Chile dialogó con el embajador de aquella nación asiática en Chile, Nguyen Ngoc Son, quien abordó la historia de su país y profundizó en las relaciones diplomáticas y comerciales con nuestra nación.

Además se refirió al inicio de las relaciones entre ambos países, destacando las figuras de Salvador Allende y Ho Chi Minh, y a cómo Vietnam ha logrado combatir eficazmente la pandemia del Covid-19.

embajador vietnam

¿Cómo se encuentra Vietnam hoy frente al mundo?

Vietnam ha logrado muchos éxitos, en el ámbito político, económico, social y cultural. El año 2019, el país tuvo un crecimiento económico de siete por ciento, esto es un orgullo para Vietnam porque por mucho tiempo el país fue considerado como una nación de bajo desarrollo. También, el año pasado, fuimos elegidos para integrar el Consejo de Seguridad de la ONU con un apoyo casi absoluto, y actualmente somos el país presidente de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Con todo esto podemos decir que estamos en un 2020 con un posicionamiento mucho más sólido en el ámbito internacional. Ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU habla de que hemos generado una alta confianza en nosotros.

Sin embargo, y lamentablemente, hemos sido afectados por la pandemia del Coronavirus desde marzo y, como todos los países el mundo, vamos a tener una afectación bastante alta en nuestro crecimiento económico. Según datos, en el primer semestre de este año la economía vietnamita creció un 1,8 por ciento, lo que es el crecimiento más bajo que hemos tenido durante diez años.

¿Cómo se concilian las ideas socialistas con las del libre comercio, tomando en cuenta, sobre todo, acuerdos como el de libre comercio con Chile o la suscripción al TPP-11?

El modelo económico vietnamita es un modelo único, una economía abierta, pero con los lineamientos del Partido (Comunista), siempre teniendo en cuenta que la fuerza económica principal es del Estado.

Al término de la Guerra, en 1975, nosotros empleamos una planificación económica basados en el modelo de la Unión Soviética y algunos países europeos. Después de emplear estos modelos económicos hemos visto que no son totalmente eficientes en el ámbito internacional y luego, con la caída de la URSS y el bloque socialista, nosotros, en los años noventa -con comienzo en el 1986-, empleamos una nueva política económica, una reforma que es conocida como ‘La Renovación’, que es una política económica de mercado, pero con las directrices del Partido Comunista de Vietnam.

Después e 30 años de emplear esta política económica hemos podido experimentar buenos resultados, tenemos un crecimiento económico sostenido de entre 6 y 7 por ciento, y hemos podido sobrepasar la crisis económica de los años noventa. En el año 2000 pudimos entrar a los países con ingresos medios del mundo.

Se puede decir que los dos principales pilares de la renovación vietnamita son la fuerza interna del país para sustentar la producción y, a la vez, coordinar esto con la apertura hacia países amigos, porque hemos aprendido que, en este mundo globalizado, si no tenemos una economía más abierta con el resto de los países, sería muy difícil poder desarrollarse. Ciertamente Vietnam tiene una economía muy abierta, con muchos tratados de libre comercio, y también participamos de mecanismos de integración económica y comercial en el mundo.

Cuando en Chile se nombra a Vietnam inmediatamente se asocia con la guerra, especialmente la que se libró contra Estados Unidos. ¿Cuánto les ha incidido como imagen país esta asociación?

Vietnam ha tenido que pasar por muchas guerras. Nosotros alcanzamos nuestra independencia nacional el 2 de septiembre de 1945, sin embargo, inmediatamente, tuvimos que pasar nueve años luchando contra el colonialismo francés, luego debimos pasar 21 años de lucha contra el imperialismo estadounidense. Luego de finalizada la guerra, en 1976 pudimos implementar la unificación entre Vietnam del Norte y Vietnam del Sur, tomando el nombre de República Socialista de Vietnam.

Después de 1976, Vietnam vivió en relativa paz, pues se tuvo que enfrentar a guerras en la frontera de nuestro país y así estuvimos hasta 1986, con la Renovación Vietnamita, con la que pudimos concentrarnos en el desarrollo de la nación y poder disfrutar, realmente, de la paz. Por lo mismo, cuando se habla de Vietnam, la gente piensa en la Guerra de Vietnam.

Por eso es importante para nosotros que se sepa que el Vietnam de hoy en día es un país que está en paz y que está desarrollándose notablemente.

También me quiero referir a un episodio que une a Vietnam y Chile. Fue en mayo de 1969, cuando el entonces presidente del Senado de Chile, Salvador Allende, visitó Vietnam y se reunió con Ho Ch Minh. El Presidente Allende fue el último político extranjero en reunirse con Ho Chi Minh antes de su fallecimiento.

Se puede decir que los presidentes Salvador Allende y Ho Ch Minh fueron quienes pavimentaron el camino para el desarrollo bilateral entre ambos países, pues dos años después de ese encuentro, en marzo de 1971, se establecieron relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

El próximo año, 2021, ambos países conmemorarán los cincuenta años del establecimiento de relaciones diplomáticas.

Vietnam ha destacado durante la pandemia del Covid-19 por su éxito en su lucha contra la pandemia, lo que sobresale cuando se trata de un país que se encuentra en la zona donde surgió el virus. ¿Cuál ha sido la estrategia vietnamita?

Esto es algo que ha causado mucha sorpresa en el mundo, considerando, además, que somos un país que comparte frontera con China.

Razones por la cual hemos combatido eficazmente el Coronavirus hay muchas, pero creo que son tres las principales: la primera es que el gobierno de Vietnam reaccionó de forma muy rápida y determinada, el sistema político se adaptó al contexto pudiendo implementar medidas de prevención reales, por ejemplo, el cierre inmediato de fronteras y la educación a la población sobre la pandemia.

La segunda razón es que el sistema de salud de Vietnam, si bien no es de los más desarrollados, ha tenido mucha experiencia en enfermedades infecciosas, y tenemos una salud comunitaria bastante fuerte.

La tercera razón es que las políticas implementadas por el gobierno de Vietnam han sido apoyadas y realizadas por la población del país.

A propósito de los 50 años de historia ¿cómo proyecta la relación entre Chile y Vietnam?

Desde el establecimiento de la relación bilateral hemos tenido un fuerte desarrollo en todos los ámbitos. En el político, altas autoridades de Vietnam han visitado Chile y también autoridades de Chile han visitado Vietnam, como el expresidente Ricardo Lagos, la expresidenta Michelle Bachelet, y el Presidente Sebastián Piñera en el año 2012.

Además, entre ambos países se ha logrado establecer una consulta política, la cual se realiza de forma bianual, lo cual ha sido muy fructífero.

También tenemos una cooperación bilateral muy buena, especialmente en Naciones Unidas, en APEC, y con la suscripción de ambos países al TPP.

Yo estoy muy orgulloso de la relación comercial entre ambos países, especialmente con la firma del Tratado de Libre Comercio entre Vietnam y Chile el año 2011 y, posteriormente, su vigencia el año 2014. A raíz de esto hemos podido evidenciar un incremento muy sustantivo de intercambio comercial bilateral. Lo afirmado se puede notar en que antes el TLC, el intercambio comercial anua alcanzaba aproximadamente los 400 millones de dólares, cifra que se triplicó en 207, alcanzando los 1.200 millones de dólares.

Con esto como base, tengo la convicción que la relación entre ambos países se va a seguir desarrollando, cada vez más fuerte y activa, en distinto ámbitos: comercial, político, cultural, y turístico.