Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 2 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Javier Macaya: “Discrepo profundamente que sea el monopolio estatal el que solucione los problemas”

El nuevo presidente de la UDI abordó lo que será su gestión al frente del gremialismo en tiempos de proceso constituyente y elecciones presidenciales. Valoró a Evelyn Matthei y Joaquín Lavín como las cartas del partido a La Moneda, e insistió en que la sociedad chilena aspira al diálogo y entendimiento: "La clase política tiene 25 veces más polarización de lo que Chile tiene", aseguró.

Diario Uchile

  Miércoles 16 de diciembre 2020 9:17 hrs. 
javier macaya


En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el flamante líder del gremialismo, diputado Javier Macaya, se refirió al futuro inmediato de su partido y de cómo se plantarán frente a un escenario político que está demostrando ser adverso a la derecha, considerando especialmente las cifras de aprobación que tiene el actual gobierno.

Respecto de los desafíos que deberá abordar como timonel de la UDI, el diputado planteó que el actual es el período más exigente, políticamente hablando, que tendrán que afrontar las tiendas políticas, inmersas en el proceso constituyente en donde se deberá generar una convivencia pacífica dejando de lado las polarizaciones, cediendo a posiciones intransigentes: “es un desafío muy importante de cara a lo que será la UDI en los próximos años”, sostuvo.

El electo presidente de la UDI se declaró esperanzado del futuro del partido en particular, y de Chile Vamos en general, pese a que una buena parte del oficialismo optó por el rechazo en el reciente plebiscito, y que fue derrotado ampliamente, sumado a las cifras de aprobación del Gobierno que han marcado históricas bajas.

Su esperanza se basa, señaló, en el trabajo de las bases partidistas las que, a su juicio, están conectadas con los problemas reales de los chilenos, y además para el partido el hecho de tener dos figuras presidenciales bien evaluadas y perfiladas, Evelyn Matthei y Joaquín Lavín, representan la posibilidad de que el gremialismo logre poner a uno de los suyos en el sillón de Palacio.  

Respecto de las virtudes que ambos tienen, Macaya destacó que los dos ediles tienen una gran experiencia política a lo que se suma la flexibilidad que han demostrado en el tiempo, por ejemplo en el caso de Lavín de ser un referente de derecha más dura se ha acercado a posiciones más de centro, y en el caso de Evelyn Matthei estima que su trabajo como alcaldesa la ha hecho estar cercana a la gestión de educación y salud.

Sobre los resultados del plebiscito por una nueva constitución, el líder del gremialismo planteó que una de las grandes lecciones que le dejó a la centro derecha es que Chile será un mejor país, y que en vez de ideologías, lo que lo moviliza son causas específicas, y ahí es donde Chile Vamos puede entrar a disputar espacios.

Puso de ejemplo el caso de Vitacura en donde a pesar de haber ganado el rechazo, la primaria a alcaldes fue ganada por Camila Merino, quien abiertamente señaló haber votado por la opción del apruebo, situación que señalaría un camino de tender puentes y vínculos con otras fuerzas como forma de hacer política.

“El país lo que exige hoy es conversar con el propio Gobierno, nosotros somos parte de la coalición, pero también tender puentes hacia sectores que, quizás, necesitan personas y canales de comunicación razonables para conversar. Y nuestra disposición a conversar está en la línea de todos aquellos que son o desencantados de la Concertación, pasando por Ciudadanos hasta Evópoli, llegando incluso a los Republicanos, con la voluntad de generar un proyecto colectivo de mayorías, con harta conversación y en eso estamos trabajando”.

Macaya insistió en que Chile está menos ideologizado y polarizado que los políticos en general, “la clase política tiene 25 veces más polarización de lo que Chile tiene”, aseguró, y sostuvo que el país aspira a que sus autoridades se pongan de acuerdo, y que los chilenos valoran mucho el diálogo como forma de convivencia.

Respecto de las demandas que se han enarbolado desde la sociedad civil con el estallido social, Macaya discrepó que lo que quiere la gente sea más presencia del Estado, más bien, a su juicio, lo que habría que procurar es tener mayor acceso a bienes públicos, entonces la discusión central también a nivel de convención constituyente, desde su perspectiva, es si esos bienes públicos deben ser monopolio del Estado.

“Como discusión, yo discrepo profundamente de que sea el monopolio estatal el que te solucione los problemas. Sin ir más lejos, hay ejemplos muy recientes de cómo funcionan hospitales públicos con listas de espera, cómo funcionan un servicio como el Registro Civil, que yo tengo admiración por los funcionarios públicos de la Salud y las personas que trabajan en estos servicios, pero claramente falta una modernización del Estado que se adapte a los tiempos que corren, a la cuarta revolución industrial, a los tiempos del Big Data”.

Finalmente, consultado en su condición de integrante de la Comisión de Salud de la Cámara sobre la situación sanitaria de la Región Metropolitana y la posibilidad de caer en cuarentena, Macaya espera que no se llegue a implementar esa medida, y que la fase 2 en la que está la región desde la semana pasada sea suficiente para evitar las consecuencias económicas que esto genera en el comercio.