Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 17 de agosto de 2022

Escritorio

Suplementeros en agonía: el eslabón más olvidado en la crisis de medios impresos

Ante el cese de envíos de diarios a regiones, este lunes, diversos sindicatos de suplementeros de la RM se propusieron a no vender el material producido por Copesa. Sin embargo, el viernes, la noticia que recibieron de parte de dicha empresa, los dejó casi al borde de la desaparición: La Cuarta dejará de circular y La Tercera lo hará solo los fines de semana.

Eduardo Andrade

  Sábado 30 de enero 2021 10:11 hrs. 
3

Compartir en

Con la pandemia como excusa, a finales de 2020, Copesa informó a diversos gremios de suplementeros -a modo de ultimátum- que dejarían de enviar diarios de circulación nacional a las regiones del país. Dificultades con la logística, según dijeron, estaban generando que en los puntos más alejados de la capital, dicho material llegara con al menos dos días de retraso. Sin embargo, les dieron algunas opciones.

Ana González, presidenta de la Confederación Nacional de Suplementeros de Chile (Conasuch) -un gremio que solo en la Región Metropolitana abarca 7 sindicatos- recuerda claro lo que se les dijo por aquellos días.

“Tuvimos tres reuniones previas con ejecutivos Copesa donde ellos nos solicitaban que nosotros hiciéramos las gestiones para poder llegar a la mayor cantidad de regiones posible, conversando con la competencia para que se pudieran ir los diarios en el mismo camión. Lo hicimos así, pero al final creo que estábamos haciendo el loco porque la decisión ellos ya la tenían tomada”.

Ana González.

Ana González.

La mañana del viernes 29 de enero, denominada por muchos como un día negro para el periodismo nacional, lo fue aún más un rubro que viene dando manotazos de ahogado en los últimos años, y que ante la indiferencia de las empresas terminó siendo relegado hasta el final del eslabón de la crisis de medios impresos que atraviesa el país.

Este lunes, por ejemplo, diversos suplementeros de la RM ya habían adelantado se sumarían a una medida de protesta en contra de las medidas aplicadas por Copesa, y que tenía que ver con no distribuir los diarios de una de las dos empresas que conforman el duopolio de medios. Antes del mediodía del viernes, hora pactada para una nueva reunión gremial con ejecutivos de Copesa, les llegó el verdadero ultimátum: La Cuarta dejará de circular a nivel nacional y La Tercera lo hará solo los fines de semana en la Región Metropolitana, Valparaíso y Viña del Mar.

Frente a esto, González, en conversación con nuestro medio, intentó vaticinar un catastro del impacto que tendrá la medida con un gremio que en su momento albergó a 12 mil trabajadores en todo el país.

4

“Hoy tenemos casi 4500 suplementeros, y de esos son aproximadamente 2500 que son ambulantes, que son los que se van a ver más perjudicados porque, si bien los quioscos tienen otros productos, los ambulantes no tienen más que vender, solamente se dedican a la venta de diarios, lo que llega en revistas, y mercadería que consiguen en remate. Su único ingreso es la venta de diarios, entonces se van a ver enormemente perjudicado”, indicó.

Carmen Araya, presidenta del Sindicato 4 de Suplementeros y dueña de un quiosco en la población Lo Errázuriz, en Maipú, dice que la culpa de esta debacle es compartida y que el Gremio pudo intentar hacer más cuando empezaron a popularizarse, por ejemplo, las suscripciones a los diarios. Aunque en 2012, el Senado declaró el 25 de mayo como el Día Nacional de Suplementero, esto no ha logrado traducirse en algún tipo de política pública que proteja el oficio, y con la pandemia, más bien, solo recibieron el tiro de gracia.

“Son muy pocos los que han obtenido un beneficio del Gobierno fuera de las famosas cajas de mercadería que nos dio la municipalidad, pero los bonos y esas cosas, no tenemos un peso. Somos independientes, el gremio de nosotros no está reconocido, hemos peleado mucho, hemos tenido reuniones, yo pertenecí a una comisión donde tuvimos reuniones con infinidad de diputados, senadores, y nunca logramos nada”, comenta Araya.

2

A esta clase de cuestionamientos es donde apuntan justamente los suplementeros más jóvenes. Christopher Recabal -trabajador social, hijo y nieto de suplementeros en la población Dávila, en Pedro Aguirre Cerda- acepta que el final de dicho oficio es inminente, pero que acciones como la que planificaban realizar el lunes en apoyo a sus colegas de regiones son muestra del compañerismo en un gremio donde no solo hay diarios, sino vida.

“No es solo que se acabe el diario, sino que también se acaban los sistemas familiares, hay muchas familias que dependen de vender diarios. El suplementero ha ido reinventándose y poniéndole más productos, pero entendemos que aquí hay vida. Yo profesionalmente soy lo que soy gracias al quiosco, mis nueve tíos sobrevivieron gracias al esfuerzo de mi abuela que se dedicó a vender diarios y creo que casos como estos hay muchos”, aseguró en conversación con nuestro medio.

Aunque en 2016 la Conasuch inició una campaña que pretendía que el rubro obtuviese la categoría patrimonial como tesoro vivo, el proceso para dicho trámite no solo ha sido lento, sino que podría llegar incluso como una especie de homenaje post mortem.

Con la noticia del cierre en papel de La Cuarta, el gremio expuesto a las reglas del juego del duopolio es consciente que las ventas quedarán a expensas de lo que pase con El Mercurio, La Segunda y Las Últimas Noticias; sin embargo, el titular es conocido. Su desenlace, dicen algunos, es solo cuestión de tiempo.

Síguenos en