Diario y Radio U Chile

Año XIII, 5 de marzo de 2021

Escritorio MENÚ

Familiares de malabarista asesinado: “Arriba tienen justicia porque la pueden comprar”

Familiares y abogados de Francisco Martínez acudirán a la Corte Suprema para revertir la decisión de la Corte de Apelaciones de Valdivia que rebajó las medidas cautelares del sargento Juan González, ya que una de las ministras que falló a favor del carabinero es madre de un oficial del OS7.

Rocío Olivares Mardones

  Jueves 11 de febrero 2021 20:03 hrs. 
Archivo_002


A las 11 de la mañana partió el punto de prensa que convocó la familia del malabarista Francisco Martínez, junto a representantes de la Defensoría Popular quienes llegaron este jueves hasta la llamada Plaza Dignidad, para pedir justicia tras el cambio de medida cautelar del sargento segundo de Carabineros, Juan González Iturriaga, imputado por el delito de homicidio simple del joven de 27 años en la comuna de Panguipulli, el pasado viernes 5 de febrero.

Rodrigo Román, abogado querellante particular en el caso manifestó su descontento y el de la familia de su representado tras la decisión tomada por la Corte de Apelaciones de Valdivia el pasado miércoles, que resolvió cambiar el arresto domiciliario decretado por el Juzgado de Garantía de Panguipulli, a firma quincenal y arraigo nacional.

Román manifestó que la justicia actuó de forma apresurada, pues si bien la decisión del tribunal concluyó que el carabinero implicado no actuó bajo la legítima defensa, puso en duda que los sables utilizados por el malabarista hayan sido del todo inofensivos.

“Nosotros creemos que los tribunales han actuado de manera apresurada, particularmente la Corte de Apelaciones de Valdivia; no es el momento para debatir la concurrencia eximente, nosotros desde luego creemos que no hay legítima defensa, ya que no se reúnen los requisitos para decir lo contrario”, afirmó el abogado querellante.

Rocío Cavieres, hermana y vocera de los familiares de Francisco, también criticó de forma dura la decisión de la justicia, pues afirmó que fallos como este, confirman que sólo los de “arriba tienen justicia, porque la pueden comprar, nosotros no”

“Súper injusto, pero me lo esperaba. Porque tú sabes que acá la justicia para el pobre no existe, entonces tenía toda la fe de que fuera diferente, pero yo sabía que no iba a ser tan fácil. Además están alegando legítima defensa, pero no es así, porque al final el último disparo, cuando el Francisco ya estaba tirado el piso, fue al corazón, entonces tenia una intención diferente“, agregó la vocera familiar.

Daisy Alvear, hermana de “Pancho” y madre de su sobrino Anthony Araya, joven de 16 años que semanas atrás fue lanzado al río Mapocho por un carabinero de Fuerzas Especiales, también quiso entregar sus declaraciones a Radio Universidad de Chile, sobre la decisión que tomó la Corte de Apelaciones de Valdivia.

Estamos cansados de tanta impunidad, de tanta injusticia, todo es a favor del Estado, todo a favor de ellos, y ¿Cuándo nosotros?, porque lo siguen reprimiendo, no los dejan ser libre. El Pancho no era delincuente, hacía su arte callejero; mi hijo también hacían arte. Ese es el miedo que uno tiene ahora salir a las calles, yo no les tengo miedo a los pacos, pero me da miedo que le hagan algo a mis hijos es la impotencia que tengo en este momento”, enfatizó Daisy.

Por su parte, los abogados representantes de la familia anunciaron que presentarán un recurso de queja ante la Corte Suprema para revertir la decisión del Tribunal de Alzada. Esto ya que una de las ministras que integró la sala ayer de la Corte de Valdivia, María Elena Llanos, es madre de un capitán de Carabineros de Punta Arenas, jefe del O.S.7.

“Lo cierto es que nos parece extraño que una ministra madre de un carabinero, haya sido precisamente la que ayer con su voto señaló que había legítima defensa completa. Probablemente vamos a presentar un recurso de queja ante la Corte Suprema para que durante los próximos días sea quien resuelva esta falta”, comentó Rodrigo Román.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.