Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 6 de julio de 2022

Escritorio

Benito Baranda: “La comunidad nos encargó una nueva Constitución, no armar un partido ni construir una carrera política”

El electo representante del Distrito 12 en la Convención Constitucional analizó el trabajo a enfrentar en el órgano encargado de redactar el proyecto de nueva Carta Fundamental y se manifestó contrario a la ampliación de los plazos de funcionamiento del mismo. "Creo que los constituyentes debemos renunciar a nuestros trabajos y dedicarnos exclusivamente a la Convención", dijo.

Diario Uchile

  Miércoles 26 de mayo 2021 15:07 hrs. 
Benito Baranda

Compartir en

Electo como miembro de la Convención Constituyente por el Distrito 12, Benito Baranda, director de América Solidaria, conversó con la periodista Antonella Estévez en el programa Semáforo sobre los desafíos que representa el formar parte del órgano encargado de redactar por primera vez en la historia chilena una Carta Fundamental.

Consultado sobre la diversa conformación de la Convención Constituyente y las posibilidades de tratar en ella los temas de inequidad que afectan a nuestro país, Baranda señaló que cree que ellas son las mejores.

“La conformación de la Convención abre opciones para trabajar de manera más profunda justamente lo que hemos hablado tantas veces. Si tenemos un país que se ha construido con alta desigualdad, con una Constitución que exacerbó el individualismo y fue atacando cada vez más lo colectivo y sobre todo a quien le toca organizar eso que es el Estado, entonces tendremos un grupo mayoritario de personas que apunta a un nuevo equilibrio entre lo individual y lo colectivo, no para destruir lo segundo, sino para ponerlo en su justa dimensión en la vida social”, comentó Baranda.

“Si se vive en comunidad uno se debe a los demás y por supuesto que la libertad individual es importante, pero pasa por cómo se respeta la dignidad de los otros. Hoy la conformación de la Constitución permite profundizar esa conversación mucho más de lo que se hubiese imaginado”, agregó.

En cuanto a la escasa representación que tiene la élite en el órgano constituyente y si ello puede ayudar a que el nuevo texto tenga mayor conexión con las realidades nacionales, el director de América Solidaria señaló que es necesario agregar un elemento a ese análisis: la forma en que la ciudadanía participará activamente en la creación de esta nueva Carta Fundamental.

“La nueva Constitución se comenzó a fraguar hace 15 años en la Plaza de la Dignidad con las primeras manifestaciones y presiones ejercidas por estudiantes seguidas de las otras múltiples manifestaciones, unas más masivas que otras, pero todas con un dolor detrás de ser abusados por el Estado, por el mercado, un sentimiento de desprotección de parte de quien debería cuidar el bien común, eso seguirá su curso durante todo el proceso constituyente. Por eso durante el año de trabajo debemos buscar los vehículos para que esa participación continúe, porque es un elemento crucial para que en el plebiscito de salida las personas digan sí, efectivamente esta Constitución me interpreta”, indicó.

descarga

Baranda señaló además que la paridad es de la Convención Constituyente es un elemento muy importante, al tiempo que valoró que la instancia tenga una cantidad similar de integrantes que provienen de partidos políticos y de sectores independientes. “No da hegemonía a ningún grupo y con ello, esa dinámica de tensiones partidarias cambiará. Existirá, pero sobre la base del poder de las ideas para seducir a otros y que adhieran a ella”, adelantó.

“La procedencia social cultural también cambió, pero esto puede provocar que muchas personas se sientan parte de una élite de poder que no es tal, pues quienes estamos allí estamos para servir a las personas y no para pertenecer a una élite de poder. Yo no quiero ser parte de eso, sino de una Convención que efectivamente represente a la ciudadanía y no a nosotros mismos, nuestro origen social ni nuestros conocimientos, sino que estos entren a jugar para representar a las personas a las cuales nos debemos. Ese delicada línea es lo que hay que trabajar fuertemente entre nosotros, para que los que salga de la Convención le haga sentido a la gran mayoría de la ciudadanía”.

Consultado sobre la generación de puentes para los diálogos, Benito Baranda manifestó que para eso es necesario un trabajo en conjunto.

“Los puentes pueden darse por temas que nos duelen en común, por preocupaciones históricas o experiencias de vida, pero también entran a jugar las estructuras de personalidad que a veces acentúan los abismos para posicionarse que es lo que menos hay que buscar en una Convención. Lo que hay que hacer es conversar con personas que tienen distintas experiencias vitales y que vienen de mundos distintos. Nadie tiene la obligación de quedarse estático en su pensamiento o de ser consecuente con un pensamiento anterior si tuvo experiencias distintas, eso sería ir en contra de la riqueza de la experiencia, entonces, la dinámica de la convención puede partir con esta tensión de mundos separados, pero imagino que en el transcurso de la Convención, las distancias se van a ir acortando”, subrayó.

 

Síguenos en