Diario y Radio U Chile

Año XIII, 25 de julio de 2021

Escritorio MENÚ
José Utreras

Turismo espacial: ¿Es el Espacio de todos?

José Utreras | Martes 20 de julio 2021 9:20 hrs.


El 11 de Julio recién pasado, el millonario Richard Branson le diría al mundo: “el espacio es para todos”, luego de realizar un viaje al borde del espacio exterior en una nave de la compañía Virgin Galactic, fundada por él mismo.

Este vuelo tiene múltiples significados, entre ellos marcó el inicio de los vuelos comerciales y de turismo espacial y en esta visión, Branson está acompañado por otros dos multimillonarios: Elon Musk, fundador de SpaceX, cuyo objetivo es establecer una colonia en Marte durante este siglo; y Jeff Bezos, fundador de Amazon, quien sueña con el turismo espacial a gran escala y que hoy, en unas horas, al igual que Branson, habrá visitado al espacio en una nave de su propia compañía llamada Blue Origin.

La exploración espacial es un área al límite del conocimiento que nos ha traído alegrías, ciencia, conocimiento y avances tecnológicos que hoy usamos día a día, en lo cotidiano. No hay muchos argumentos para oponerse al avance de la humanidad en el espacio, pero eso no significa que cualquier forma de llegar al espacio sea buena para la humanidad.

Los multimillonarios Branson, Bezos y Musk son continuamente cuestionados por su baja contribución mediante el pago de impuestos, además de ganar licitaciones o solicitar fondos gubernamentales para costear sus viajes espaciales, o simplemente, para salvar sus compañías. Son tres hombres absurdamente ricos, con poder de decidir las reglas de la exploración espacial, poder que, por lo demás, han obtenido gracias a los modelos políticos y económicos existentes, modelos que se mantienen a costas de una desigualdad extrema.

Por un lado, han logrado que esta área tecnológica avance a pasos agigantados al incrementar de golpe la cantidad de recursos; por otro lado, son muestra de una desmesurada concentración de poder y riqueza y nos vemos obligados a analizar las implicaciones de sus éxitos: Si la única forma de llegar al espacio exterior es a través de las aspiraciones de super ricos creados por un sistema abusivo, estaremos usando estos éxitos como justificación de un sistema desigual que afecta a muchas personas, que jamás irán al espacio o que jamás han viajado en un avión.

Tenemos la idea errónea de que el tema de la exploración espacial solo le pertenece al área de la tecnología y a instituciones con el suficiente poder político o económico, pero lo cierto es que es un tema estratégico, que le compete a toda la sociedad, y por cierto es una reflexión y discusión que compete a todas las áreas del conocimiento.

Si llegásemos a tener personas viviendo en el espacio: ¿Quién regulará los derechos de salud, trabajo u otros fuera de la Tierra? Desde la antropología, medicina hasta la política, tienen cosas que decir respecto a la conquista del cosmos, antes que un grupo reducido de personas imponga las reglas. La mayoría de estas discusiones son problemáticas que ya existen en nuestro planeta y la idea de que el avance tecnológico por sí mismo resolverá estos problemas, es una de las falacias de los llamados tecno-liberales. Estas discusiones están cada vez más atrasadas, porque si hay algo que la tecnología no hace es detener su avance, y en el área política el poder de las empresas tecnológicas avanza a la velocidad de la luz.

Es relevante que todos los actores tengan una opinión sobre la exploración del espacio, entender sus objetivos y sus repercusiones para quienes viven en la Tierra. Debemos tomarnos el tiempo necesario como humanidad para reflexionar este tema desde todas sus aristas. Si logramos llegar a un acuerdo no solo el espacio será para todos, sino que además la Tierra será un lugar mejor para toda la humanidad.

El autor es doctor en Astronomía.

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.