Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 26 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Especialistas analizan episodio Carozzi-La Red: “Ha ido poniendo más al centro la discusión sobre el sistema de medios”

Esto, luego de que este fin de semana el canal transmitiera el documental “La Batalla de Chile” del cineasta Patricio Guzmán.

Natalia Palma

  Lunes 13 de septiembre 2021 18:23 hrs. 
Carozzi


Sin dejar indiferente a la opinión pública se transmitió por primera vez en el país el galardonado documental “La Batalla de Chile”, que narra los acontecimientos ocurridos entre 1972 y 1973, con los últimos meses de la Unidad Popular y el Golpe de Estado.

Pieza audiovisual del cineasta chileno Patricio Guzmán estrenado en 1975 y que ha obtenido reconocimiento a nivel mundial, al ser considerada como una de las 10 mejores películas políticas, pero que solo hasta este fin de semana pudo ser exhibida en televisión, mediante el canal La Red.

Hecho que provocó una polémica cuando comenzó a correr el rumor en redes sociales de que la empresa Carozzi, propiedad de la familia Bofill, habría quitado la publicidad por emitir dicha producción. Lo que fue confirmado por la estación en su cuenta de Twitter.

La compañía se defendió y mediante un comunicado tildó de falsas las acusaciones; no obstante, recalcó que “no auspician programas de contenidos políticos” y que se trató de un error de parte de una agencia externa de medios.

Estas aseveraciones fueron retrucadas por el canal desde donde respondieron que “tildarnos de mentirosos por hacer esta denuncia es irracional. El área comercial de La Red recibió una comunicación solicitando bajar esa tanda a pedido del cliente pues estábamos emitiendo “La Batalla de Chile” ¿Si eso no es censura, entonces qué es?”. Asimismo, agregó que, tras lo mencionado por Carozzi, “verlo como algo político es no tener perspectiva alguna sobre el nuevo Chile que estamos construyendo. Consideramos esta decisión como un grave atentado al libre ejercicio del periodismo”.

Sin embargo, ante los llamados a boicotear la empresa, en la cuenta de “LaRedacciónTV” del canal instaron a no sumarse a este tipo de acciones. “Gracias por las muestras de cariño, pero solo cumplimos con nuestro trabajo, aterricemos. Y lo seguiremos haciendo con libertad editorial. Si le pedimos, humildemente, respecto a una campaña que se ha levantado, no boten comida. Hay ollas comunes, dónenla, pero no boten comida”, señalaron.

Al respecto el presidente del Colegio de Periodistas, Danilo Ahumada, consideró que “el mundo empresarial debería hacer esta lectura de lo que está sucediendo en Chile a propósito del estallido social y eso implica que hay un malestar social que se traduce en cómo los medios de comunicación construyen cierta información”, añadiendo que “cuando apareció este documental que había sido vetado del canal público, de TVN, y que lo lance un canal privado es una pésima señal”.

“Al carecer de una política pública en materia de comunicaciones, deja libre mercado que se mantenga en estos medios en función del avisaje publicitario del gran empresariado”, señaló Ahumada.

Su antecesora, la periodista Javiera Olivares, manifestó su preocupación y lo catalogó como “un amedrentamiento” por parte de Carozzi. En ese sentido, expresó que se trata “de una intentona para que esto (el documental) no se muestre. Es decir, un intento que se podría interpretar de censura. Ahora, eso no se consigue porque el canal lo emite igual”.

Así para Olivares este episodio “pone sobre la mesa la capacidad del dinero, del gran empresariado de poder amedrentar o intentar censurar determinados contenidos en la televisión chilena. Eso es grave a estas alturas de la democracia”, aseveró.

En tanto, la académica del Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, Chiara Sáez, dijo que este tipo de situaciones “ha ido poniendo más al centro de la discusión la problemática del sistema de medios, en el que finalmente hay mucha afinidad entre un sector político o ideológico con el empresariado”.

En ese sentido, la socióloga explicó que “cuando uno decide invertir en un canal asume que hay una línea editorial y que uno como empresario no la puede intervenir. Ahora, por supuesto que las empresas tienen libertad para decidir dónde invertir, pero sabiendo que los canales de televisión no venden salchichas, sino ideas. Entonces si yo en ese contexto hay algo que no me gusta y al día siguiente decido sacar mi publicidad, claramente es una represalia, ni siquiera es una medida inteligente en términos comerciales”.

Es por ello que Sáez apuntó como esencial poner en la discusión “cómo se genera un sistema de medios más plural pero también más competitivo y donde no haya situaciones en el que un canal pueda depender tanto de una empresa respecto de sus inversiones como auspiciadores”.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.