Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de julio de 2022

Escritorio

Cambio de opinión de convencionales progresistas pone en duda creación de Consejo Territorial que reemplazaría al Senado

En el PC plantearon que lo sucedido “es una mala señal" para alcanzar nuevos consensos. Mientras en la DC y el Colectivo Socialista descartaron haber roto el acuerdo que ponía fin a la Cámara Alta, aunque reconocieron que el debate es "complejo".

Natalia Palma

  Martes 8 de marzo 2022 18:01 hrs. 
COMISION SISTEMA POLÍTICO

Compartir en

Pese a que está claro que la institucionalidad del Senado se verá modificada en la propuesta de nueva constitución, todavía sigue generando divisiones dentro de la Convención si ésta finalmente será reemplazada por un Consejo o una Cámara Territorial.

Fue en febrero pasado que con el respaldo de convencionales desde la DC hasta la ex Lista del Pueblo se llegó al denominado “acuerdo de medianoche” en el que propusieron establecer un Consejo Territorial con atribuciones legislativas limitadas.

Sin embargo, el conflicto se produjo luego que convencionales de Vamos por Chile propusieran una “Cámara Territorial”, cuya idea fue respaldada por el Colectivo Socialista, Colectivo del Apruebo e Independientes no Neutrales.

Se trata de una entidad con mayores facultades y apunta, por ejemplo, que “corresponderá a la Cámara Territorial, en carácter de Cámara revisora, estudiar los proyectos de reforma constitucional, de leyes interpretativas de la Constitución, de la ley anual de presupuesto, de ley sobre la división política y administrativa del país, de ley que afecten las competencias de las regiones, de ley sobre votaciones populares y el sistema electoral”.

Además, se aprobó una indicación que añade que “en caso de existir una Cámara de Diputados y una Cámara Territorial, es atribución del Congreso aprobar o rechazar los tratados internacionales que le presentare el Presidente de la República antes de su ratificación. La aprobación de un tratado requerirá, en cada Cámara, de los quórum que corresponda”.

Esto generó la molestia de convencionales del Partido Comunista y del Frente Amplio, quienes criticaron a estos sectores de la centroizquierda de haber roto este acuerdo.

Con todo, durante las maratónicas jornadas en las que la comisión de Sistema Político ha votado las más de 700 indicaciones para elaborar el primer informe que será enviado al pleno, se aprobaron indicaciones que establecen tanto una Cámara como un Consejo Territorial.

En conversación con nuestro medio la convencional del PC, Bárbara Sepúlveda, sostuvo que “efectivamente teníamos un acuerdo mayoritario en la comisión que nos permitía proyectar un buen desempeño luego en el pleno; sin embargo, este se ha ido modificando a propósito de algunas votaciones. Por lo tanto, hoy día las conversaciones me parece que debieran intensificarse para ver de qué forma podemos ir recuperando esos consensos que han sido mermados por algunas preferencias desde sectores políticos que se han desmarcado del acuerdo en algunos asuntos en particular”.

Asimismo, comentó que “más allá del nombre, la denominación es algo que se puede permear decidiendo de forma posterior, lo que a nosotros nos preocupa son las atribuciones y en ese sentido estamos tratando de generar una unicameralidad preponderante, es decir, que, si bien pueda el Consejo Territorial participar en la producción de las leyes, este no sea una “cámara espejo” como lo que tenemos con el Senado”.

No obstante, la también convencional por el Distrito 9 proyectó que las relaciones con la centroizquierda en adelante no serán fáciles, puesto que a su juicio lo sucedido “es una mala señal para los que todavía creemos que es posible alcanzar acuerdos de buena fe”.

Por su parte, el convencional de la DC, Fuad Chahín, dijo “no darle ninguna importancia” a estos cuestionamientos y señaló que más bien “son una pataleta pública”. “Ellos tienen plena conciencia de que cuando alcanzamos ese acuerdo quedó expresamente establecido que nosotros íbamos a buscar por todos los medios darle más atribuciones. Lo que acordamos en materia de competencias fue un mínimo, no un techo. Lo que pasa es que tuvimos éxito en eso y ellos la verdad es que pensaban que no lo íbamos a tener”, explicó.

También mencionó que “explicitamos que había un disenso en cómo terminaba el proceso legislativo, cuál era la incidencia de la comisión mixta y cómo en definitiva se podía insistir por la Cámara con su proyecto original, si es que era por el mismo quorum o uno un poco más alto. Creemos que la participación si bien no tiene que ser espejo, sí tiene que ser incidente y no simplemente simbólica”.

Pese a lo anterior, Chahín aseguró que previo a enviar el informe al pleno de la Convención, en la comisión de Sistema Político deben ponerse de acuerdo para definir cuál finalmente será el nombre de esta Corporación, señalando que “lo que está claro es que va a existir un órgano de concurrencia legislativa en que van a estar representadas las regiones en igualdad de condiciones, que van a conocer materias preferentemente de interés regional y también participar de ciertas autorizaciones de algunos actos administrativos”.

Por su parte, el convencional del Colectivo Socialista, Pedro Muñoz, desdramatizó esta polémica, aunque reconoció que el debate al interior de la comisión de Sistema Político es “complejo”.

En ese sentido, aseveró que “concurrimos a un acuerdo base con las fuerzas con las que tenemos mayor coincidencia, pero eso no implica la exclusión en todas las materias de otras ideas y otras fuerzas que tienen representación democrática al interior de la Convención. Sobre el mismo paquete del acuerdo hay otras indicaciones de distintas fuerzas y eso es natural y es normal en una discusión política tan completa y considerando además que este es un borrador (…) Por eso también no me alarmo tanto, porque es un proceso que está iniciando”.

Síguenos en