Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de junio de 2022

Escritorio

Gaspar Domínguez: “Pensar en una tercera opción en la papeleta me parece irresponsable”

El vicepresidente de la Convención Constitucional se refirió a la aprobación de la prorroga de tres meses del trabajo de la instancia y a las críticas que han surgido en torno a la labor de los convencionales.

Diario UChile

  Miércoles 23 de marzo 2022 12:24 hrs. 
Gaspar Dominguez

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, el vicepresidente de la Convención Constitucional, Gaspar Domínguez, se refirió al trabajo de la instancia luego que se ratificara la actual mesa directiva y que comenzara a regir la prorroga en el trabajo de la institución.

Consultado por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, respecto del estado actual de la Convención, el vicepresidente de la instancia afirmó que “parte del trabajo que tengo en la mesa es poder mirar en global cómo van funcionando las comisiones para poder detectar a tiempo, en caso que alguna comisión se retrase o esté haciendo algo muy distinto a las demás, y la verdad es que tengo un calendario y puedo decir que de acuerdo al cronograma que tenemos vamos en tiempo, vamos haciendo las tareas que tenemos que hacer y hoy el gran desafío más que el tiempo es lograr ponernos de acuerdo en ese tiempo”.

Respecto de las críticas que recibió la instancia por la supuesta incapacidad de llegar acuerdos a partir del rechazo a la mayoría de las normas propuestas por la comisión de Sistema Político, el vicepresidente Domínguez sostuvo que “lo que pasó con el informe de régimen político también pasó con el informe de medio ambiente y también pasó con el informe de ciencia y cultura. El diseño que tenemos en la Convención está hecho para que cuando las normas no alcancen el completo consenso se devuelvan a las comisiones y vuelvan en una segunda o incluso en una tercera vez al plenario”.

En ese sentido, el convencional recalcó que “que en primera instancia se devuelvan las normas o casi todas las normas es razonable, es esperable y, de hecho, si revisamos las normas que se han aprobado, ha sido con un porcentaje cercano al 80 por ciento. Si queremos lograr ese consenso y las normas tienen que volver una o dos veces a la comisión pues que vuelvan”.

Otro tema que abordó el vicepresidente de la Convención Constitucional fue la sobrecarga de trabajo y la inquietud respecto de los plazos de la instancia. En ese sentido, Gaspar Domínguez recalcó que “hay mucha gente que nos está apoyando, no estamos solos y en ese sentido, creo que el trabajo se hace mucho más llevadero. Sé que es un desafío poder dar respuesta en este tiempo, pero las normas que han sido aprobadas basta leerlas para darse cuenta que son buenas y de alto consenso“.

El representante se refirió a la eventualidad de que la propuesta de texto constitucional se rechacé y explicó que “la posibilidad de que pase algo malo siempre existe, pero lo que estamos haciendo nosotros con mucho trabajo, diálogo y consenso nos hace pensar que estamos caminando en buena dirección, que vamos a lograr un buen resultado y que el plebiscito de salida, a mí juicio, lo ganaremos por alto margen y estas ideas que han aparecido últimamente de cambiar las reglas del juego creo que no corresponden. Venir a relativizar la tarea que estamos haciendo o pensar incluso en una tercera opción en la papeleta me parece irresponsable”.

Respecto de las razones que hay detrás de la propuesta de una tercera alternativa en el plebiscito de salida, Gaspar Domínguez señaló que “aquí tenemos plazos que se han cumplido, quórums que se han cumplido, entonces, venir a cambiar las reglas del juego en la recta final no responde más que a darse cuenta de que es muchísimo más probable que gane el apruebo y el sector que hizo la campaña del rechazo previamente en el plebiscito de entrada no quieren quedarse con otro 20 por ciento de nuevo y están viendo cómo competir al apruebo”.

Por lo mismo, a juicio del vicepresidente de la Convención “una forma de competir al apruebo a juicio de ellos es dar una segunda alternativa de apruebo, o sea, aprobar otra cosa. A mí me parece que es una estrategia política comunicacional que lo que busca es desincentivar el proyecto de nueva constitución pero sin ir por la opción rechazo, sino más bien planteando la idea de esta tercera opción”.

El Domínguez tuvo palabras también para las críticas que han provenido de diversos académicos y sostuvo que “la mayor parte de estas críticas, por no decir todas, van a normas que están en proceso de discusión y deliberación, por ejemplo, la propuesta que se rechazó en régimen político fue muy criticada por muchas personas, pero sobre lo que ha sido aprobado la verdad es que las críticas desde el pedestal de la academia son menos frecuentes y eso me demuestra que el sistema que tenemos funciona“.

“Efectivamente, la calidad técnica de los convencionales no es la misma que si hubiéramos elegido a los grandes expertos de Chile, eso es un hecho, pero justamente eso es lo que da la legitimidad que requiere una constitución porque, por favor, los gobiernos de Lagos, Frei, Bachelet, Piñera, son gobiernos llenos de expertos, pero ya vimos cómo terminó todo esto en octubre de 2019”, agregó Domínguez.

Finalmente, Gaspar Domínguez añadió que “cualquier cosa que cambie el orden actual va a generar ruido, lo que no generaría ruido sería que lo dejáramos todo tal cual como está. Da lo mismo el diseño que hagamos, cada milímetro que nos movamos del diseño actual va a generar polvo en sectores que no querían modificar el sistema actual y que no querían cambiar la Constitución y quiero insistir que acá no estamos inventando la rueda partiendo de una hoja en blanco sin mirar a los lados”.