Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de agosto de 2022

Escritorio

Crecimiento demográfico, desregulación urbana y migraciones: mirada a los “factores históricos” de la violencia en barrio Meiggs

El especialista en historia urbana y director de Cultura Mapocho, Vólker Gutiérrez, advierte que "es un barrio donde la mano de la ley, donde la fuerza pública no llega de buena forma, no llega a tiempo y escasea".

Maria Luisa Cisternas

  Sábado 28 de mayo 2022 15:53 hrs. 
meiggs desalojo

Compartir en

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el periodista, especialista en historia urbana y director de Cultura Mapocho, Vólker Gutiérrez, abordó algunos factores históricos y elementos multifactoriales que ayudan a comprender la agudización de la violencia en barrio Meiggs,  el que es considerado hoy más que antes un polo delictual agudo en la región Metropolitana tras el ataque a  la reportera Francisca Sandoval. Al respecto, Gutiérrez entregó algunas claves para comprender la precarización de la vida urbana de las personas que habitan un sector que históricamente ha sido epicentro de la migración.

El barrio Estación Central no nace sin orden, indicó el periodista, sino que fue parte de la planificación urbana del Santiago colonial por el siglo XIX. En el año 1857 se erige la estación de ferrocarriles para unir a la capital con el puerto principal de Valparaíso y a su vez, con el sur y con al norte, explicó. El destino de esa construcción fue el borde poniente de la ciudad que en ese entonces era una zona agrícola adyacente a la ciudad de Santiago, la cual pasó a ser ostensiblemente un centro urbano con la llegada del gran galpón y es que allí se generó un importante fenómeno migratorio del campo hacia la ciudad, que devino en lo que se conoció después como el barrio Estación Central, que se integra por sub-barrios como lo es Meiggs.

Se establece un barrio de fronteras, en el sentido de intercambios y efectivamente ahí llegan las personas que provienen de las zonas rurales de Chile y en condiciones muchas veces precarias sin muchas veces tener donde dormir y se produce también un intercambio comercial muy potente. Una consecuencia de ello es la cantidad de comercio que hay en barrio Estación Central al día de hoy que está consolidado, siguiendo ese origen histórico que tiene”.

En esa línea indicó que todos los lugares de intercambio de bienes son espacios concurridos, y por tanto “desde el origen de la historia humana son considerados peligrosos”, es así que la violencia no es un fenómeno que se pueda atribuir exclusivamente a barrio Meiggs, precisó. Así las cosas, reparó en que el barrio Estación Central nació como una zona marginal donde el Estado no es capaz de establecer el orden público de forma idónea. 

Es un barrio donde la mano de la ley, donde la fuerza pública no llega de buena forma, no llega a tiempo y escasea más bien entonces por lo mismo es un barrio en que pasan muchos hechos de violencia“, afirmó, indicando que ésta, “no sólo era urbana sino que también violencia de bandidos rurales que asaltaban y se escondían, porque podían hacerlo, porque la policía no llegaba de buena forma ahí, en las calles de ese barrio”.

Volker-Gutierrez 1

“El caso emblemático, la principal animita y esto tiene que ver con religiosidad popular, que hay en Chile es la de Romualdito y que justamente su muerte está asignada por esta violencia que se conocía y vivía en el barrio”, acotó. 

Aún así la violencia que se vive actualmente en la zona no es la misma que las de esos años, observó Gutiérrez, reconociendo otros factores de fondo en el problema por el que hoy cruza Meiggs, que ha sido en estos años nuevamente un destino migratorio, esta vez de ciudadanos que provienen de países de la región. En consideración a aquello, el periodista interpretó la falta de regularización del Estado en el proceso migratorio como un factor que incentiva la violencia que se ve hoy.

“Mucha gente que está ahí vive violentamente porque no tienen papeles en regla, por las condiciones laborales en que se ganan el sueldo, obviamente no hay niguna regularización, son miserables y por tanto toda esta miseria por así llamarlo se ve reflejado en la forma en que actua la gente que está viviendo esta miseria”, señaló.

En la línea de las causas multifactoriales de la violencia, el historiador urbano explicó que una de las variantes de la crisis que afecta al barrio Estación Central es la desregulación de la ciudad que experimentó el país desde la dictadura militar,que en definitiva eliminó del vocabulario y del quehacer el concepto de planificación, señaló.

“Eso generó mediante otras medidas también que proceso desregulatorios afectara a cómo se iban haciendo las ciudades y tuvimos ahí un proceso sobre todo después del terremoto del año 85 en el caso de Santiago en que la cara de la ciudad cambió radicamente en algunos barrios, entre ellos el barrio Estación Central cuya expresión por así decirlo no es de un crecimiento armónico sino que se ha basado en estos edificios, estos guetos verticales y es expresión de ese proceso de desregularización y de precarización de la vida de las personas y en este caso de la vida urbana de las personas”.

Otro de los elementos sustanciales respecto a la agudización de la delincuencia es el crecimiento demográfico fuerte y desproporcionado que ha tenido Santiago, señaló, el que requiere serias medidas de descentralización. Es así que una de las convicciones que extiende el periodista en conversación con nuestro medio, es que pensar en la problemática de barrio Meiggs radica en afrontar los desafíos que existen a nivel país.

“No hay ciudad por así decirlo que tenga más de 4, 5 millones que pueda aguantar ciertos fenómenos que se van a dar necesariamente al haber tanta gente, no corresponde que hayan ciudades tan densamente pobladas y tan extendidas incluso en términos horizontales, en territorio. Santiago es una mega ciudad y quizás una de las soluciones de fondo que hay para que solucione sus problemas es de partida que no crezca más, pero eso implica toda una política nacional, de Estado para efectivamente alguna vez desconcentrar Chile”.

Síguenos en