Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de junio de 2022

Escritorio

Gobierno compromete soluciones inmediatas para la zonas de sacrificio

La vicepresidenta Izkia Siches al recibir el petitorio entregado por los representantes de Quintero y Puchuncaví aseguró que el próximo lunes darán a conocer medidas que den solución a los problemas más urgentes de las comunas.

Joana Carvalho

  Viernes 10 de junio 2022 14:57 hrs. 
Marzán_siches

Autoridades de Quintero y Puchuncaví le entregaron a la vicepresidenta Izkia Siches un petitorio que busca resolver la crisis de contaminación ambiental que ha repercutido negativamente durante años a la población de ambas localidades.

El documento se lo hicieron llegar a la ministra en una reunión entre los alcaldes Marco Morales y Rubén Gutiérrez, autoridades de Quintero y Puchuncaví respectivamente, junto con la diputada Carolina Marzán. Además, estuvieron presentes concejales de ambas comunas, representantes de la comunidad y organizaciones defensoras del medio ambiente.

El encuentro se da en el marco de una semana que comenzó con una emergencia ambiental para las comunas de Quintero, Puchuncaví y Concón debido a un nuevo peak de Compuestos Orgánicos Volátiles en el aire de aquellos sectores, que causó efectos negativos en la salud de 105 personas de la comunidad.

La diputada Marzán sostuvo que era imprescindible que se trabaje en un proyecto de ley para que el Estado garantice el derecho de los niños, niñas y adolescentes a estudiar en un medio ambiente libre de contaminación, que sus estudios no se vean vulnerados por las empresas contaminantes y que cuando ocurran aquellos episodios, sean las empresas las que paralicen sus actividades y no los estudiantes.

La ministra de Interior se comprometió a dar respuesta al petitorio que le fue entregado en esta oportunidad, el próximo lunes.

Rubén Gutiérrez, alcalde subrogante de la comuna de Quintero, señaló que el Gobierno del presidente Gabriel Boric tiene la oportunidad de hacerse cargo de esta problemática y acabar con las zonas de sacrificio.

En esa misma línea expresó que era necesario implementar las nuevas estaciones de monitoreo comprometidas en el 2021, las cuales hasta la fecha no las tienen en su poder. De la misma manera, destacó la importancia que representa la bahía de su comuna para el territorio nacional.

“Por ahí se descarga el 70% del combustible del territorio, el 90% del gas natural y los habitantes de la comuna solo se llevan las externalidades negativas”, declaró Gutierrez y añadió que confían en el compromiso asumido por la ministra, por lo que nuevamente esperarán soluciones a esta problemática.

Por su lado, Marco Morales alcalde de Puchuncaví, manifestó que de momento la reunión les entregó tranquilidad y una esperanza en lo inmediato. Sin embargo, sostuvo que era fundamental tomar medidas preventivas y anticiparse a estas situaciones.

“Hemos sido claros con la ministra que las acciones que se puedan tomar posterior a los hechos de contaminación no puede ser lo que nos deje tranquilos, aquí debemos trabajar anticipadamente”, afirmó.

El alcalde Morales enfatizó que el petitorio solicita la suspensión de las actividades de las empresas por 48 horas cuando ocurran los peak de contaminación. Asimismo, señaló que en este momento Puchuncaví tiene 15 patentes comerciales e industriales, una situación que consideran que requiere de reformas que podrían llevarse a cabo mediante la Ley de Rentas Regionales.

“Si estamos viviendo un proceso donde Puchuncaví debe cerrar 14 colegios para que le cordón industrial siga trabajando, creo que está todo al revés y no se ha hecho la pega como corresponde”, destacó la autoridad.

Por último, enfatizó que la esperanza de la comunidad recae en que el Gobierno actúe de acuerdo a lo expresado con respecto a su compromiso con el medio ambiente.

Entre otras estrategias que ya se han adoptado con respecto a la contaminación de estos sectores, ayer la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) dictó una serie de medidas provisionales a seis empresas de la Bahía de Quintero y Puchuncaví, que consisten en reducir en un 50 y 70% los flujos nominales de cargas y descargas de productos combustibles o químicos que emitan este tipo de compuestos tóxicos, así como también reducir su transporte.