Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de agosto de 2022

Escritorio

Deuda Histórica Docente: “El peso de la desidia y la indiferencia de muchos”

Más de 40 años llevan los docentes afectados por la municipalización de la educación esperando que el Estado repare el daño causado. Más de 70 mil profesores y profesoras hoy ven más cerca que nunca el pago de la llamada “deuda histórica”.

Osciel Moya Plaza

  Sábado 30 de julio 2022 18:42 hrs. 
Atondeuda

Compartir en

No fue ninguna sorpresa para las y los profesores que el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, haya asegurado que la deuda histórica será pagada durante este gobierno. En medio de la campaña electoral, el entonces candidato Gabriel Boric lo prometió en reuniones con el gremio y ahora, el Presidente pidió acelerar el cumplimiento de una de las demandas más sentidas de las y los maestros, presionados además, por la sentencia de la Corte Interamericana de DD.HH.

Más de 70 mil docentes tienen esperanzas en que finalmente el Estado reconozca el daño provocado tras la municipalización de la educación efectuada en dictadura en 1981, cuando los nuevos empleadores, las municipalidades, desconocieron los derechos adquiridos por el profesorado.

Marchas, huelgas, protestas y acciones judiciales son parte de las cientos de acciones que el profesorado ha realizado durante más de 40 años para que el Estado pague esta deuda que hasta el momento no existe claridad sobre los montos involucrados.

En el año 2008, el gobierno de la época reconoció la deuda y se comprometió a buscar una solución. Al año siguiente, el parlamento aprobó por unanimidad una propuesta de solución elaborada por la Comisión de Deudas Históricas.

Sin embargo, los docentes ya habían iniciado acciones judiciales para recuperar parte de lo que les pertenecía. De hecho, entre los años 1993 y 1997, 846 docentes lograron sentencias favorables contra los municipios de Chañaral, Vallenar, Parral, Cauquenes, Chanco y Pelluhue que no fueron cumplidas por parte del Estado chileno, lo que los motivó a recurrir a tribunales internacionales para exigir una indemnización compensatoria.

En diciembre de 2021, la Corte Interamericana de Derechos Humanos dio a conocer el fallo contra el Estado de Chile en favor de los 846 docentes. En lo medular señala que la “Corte concluyó que el Estado es responsable por la violación de los derechos a las garantías judiciales, protección judicial y a la propiedad de las personas docentes, así como del deber reforzado de garantizar la debida diligencia en el acceso a la justicia de las personas mayores.

La sentencia obligó al Estado a pagar 88 millones de dólares a los afectados en un plazo de 3 años, más de 4 millones de dólares por concepto de daño moral. Cabe consignar que del total de las y los maestros que iniciaron los juicios, 187 fallecieron esperando la resolución.

Dado este escenario, el gobierno está presionado a buscar una solución concreta al profesorado. “Hoy estamos enfrentando esta solución con un elemento adicional, que es una sentencia de la Corte Internacional para un grupo especial de profesores de una región del país, donde se obliga al Estado a dar solución“, dijo el ministro de Educación, al dar a conocer la disposición del Ejecutivo de llegar con una solución a fin de año o a más tardar, a principios del 2023.

Obviamente que para las y los maestros esta determinación no fue una sorpresa. Así lo señaló el Presidente del Colegio de Profesoras y Profesores, Carlos Díaz, quien conversó con Radio y Diario Universidad de Chile: “Son 41 años que el Estado de Chile le debe a los profesores, más de cuatro décadas. En realidad para nosotros no es una sorpresa porque es un tema que hemos conversado con el actual gobierno desde el día 11 de marzo, lo conversamos antes incluso cuando el candidato Gabriel Boric presentó y este es un tema que estaba en el programa del gobierno de Boric, es un tema que el gobierno, una vez que asumió, el ministro de Educación ha refrendado justamente que se va a producir que esta cancelación de la deuda histórica. Además, es un tema que el propio Presidente de la República lo dio a conocer en su cuenta anual hace pocas semanas. Entonces indudablemente que lo que se está llevando adelante es el cumplimiento de lo que estaba en el programa de gobierno y lo que ha prometido en ese momento el candidato Boric a los chilenos respecto de si ganaba iba a reparar la deuda histórica”.

 – Este es un tema que muchos gobiernos prometieron que solucionarían, pero nunca lo hicieron.

Si. La verdad es que los distintos gobiernos democráticos han usado este tema para algunos fines incluso electorales diciendo que si ganaban lo iban a hacer, pero en la práctica nunca lo llevaron a cabo, todos los gobiernos que hemos tenido desde los años 90 a la fecha. Nosotros tenemos la esperanza que esta vez sea distinto. Por supuesto que estamos atentos para que efectivamente se cumplan y así sea, pero de pronto es lo que hemos ido avanzando, hemos ido acordando, en lo que hemos ido trabajando con el Ministerio de Educación y se ha cumplido fielmente sin ningún problema.

 – ¿De cuántos recursos se habla? ¿Hay claridad al respecto?

Son millones de dólares, en realidad se habla de 17 mil millones de dólares si el pago fuera íntegro. Lo que aquí se va a producir es una reparación de esta deuda histórica, una reparación y esto va a significar un monto concreto para cada profesor. Pero es un tema que todavía no hemos resuelto con la autoridad. Hicimos un cronograma que tiene diversos temas de acuerdo a los meses que van cursando y se concluye  en diciembre con el envío de un Proyecto de Ley al Congreso. En el mes de noviembre tendremos que acordar, o más bien dicho escuchar de parte del ministerio, la propuesta definitiva en el monto. Todavía no está claro ese monto, no lo sabemos. Por lo tanto, no podemos dar una cifra, pero en noviembre eso debiera estar  zanjado.

¿A cuántos profesores y profesoras  involucra la deuda histórica?

Bueno, ese es otro de los temas que está por definirse con el gobierno. Si esto va a ser heredable o no, porque si es heredable, porque si se resuelve sería a los profesores vivos más los familiares de aquellos colegas que han fallecido. Si no es heredable estamos hablando de cerca de 70 mil que estarían vivos actualmente y más de 30 mil que lamentablemente han fallecido.

¿Esperan un apoyo transversal en el Parlamento al proyecto de ley?

Por supuesto, nosotros esperamos llegar con un proyecto de ley lo más consensuado posible con el gobierno, para que el paso por el Parlamento sea lo más rápido también para proceder prontamente con este pago. En ese sentido, nosotros haremos un llamado a los parlamentarios que rápidamente lleven adelante este tema y por supuesto, que aprueben aquello que hayamos aprobado en consenso con el Ministerio de Educación, para que rápidamente esto se transforme en ley de la República.

La perseverancia

El gremio docente y particularmente el sector de las y los jubilados, ha sido perseverante en esta lucha.

Patricia Garzo Norambuena, 75 años, es una de las profesoras que desde el 2006 se instalan frente a La Moneda todos los jueves entre las 10 y las 12 horas, exigiendo el pago de la deuda histórica. Ella es una de las profesoras que siendo funcionaria del Estado fue traspasada en 1981 a la educación municipal cuando trabajaba en una escuela de lo que era Barrancas, en un sector que hoy pertenece a la comuna de Lo Prado. “En ese tiempo bajó mucho el poder adquisitivo y el régimen subió el sueldo base en un 90 por ciento. Nos pagaron como dos meses y nunca más nos pagaron y después nos pasaron a la municipalidad”, recuerda la profesora.

Agregó que “esas platas no llegaron a los fondos previsionales y después nos pasaron a las AFP. Cuando me jubilé, trabajaba en Cerro Navia, ganaba 700 mil pesos y cuando recibí mi primera jubilación era de 180 mil pesos. Después con el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, nos dio el bono post laboral que era para las que ganaban menos de 200 mil pesos y nos correspondió un bono de 50 mil, ahora es de 80 mil. No es mucho, pero es una goterita que nos aumenta el sueldo”

“Todos los gobiernos que han habido, desde Patricio Aylwin en adelante, prometieron cancelar la deuda, pero nunca lo hicieron. En esta oportunidad, el Presidente Boric nos ha prometido y ha estado trabajando arduamente con el Colegio de Profesores y tenemos la esperanza que se va a pagar. Él piensa cancelarlo primero a las colegas de más edad y las que están más enfermitas”, señaló la docente.

Añadió que eran alrededor de 90 mil los profesores a quienes el Estado les debe esos dineros y han fallecido como 25 mil esperando. “Es casi imposible que nos paguen la totalidad de la deuda porque es mucha plata, pero pedimos una reparación y un bono, como el post laboral, que nos den mensualmente a cada una hasta que desaparezcamos”, acotó la profesora.

La desidia y la indiferencia

Patricia Muñoz es la  secretaria general del Magisterio e integrante de la mesa de trabajo de la deuda histórica con el gobierno. También es una de las afectadas por la municipalización de la educación. Gran parte de su tiempo está dedicada al tema. Recibe decenas de llamadas todos los días de sus colegas que quieren saber sobre el trámite y cuándo les van a pagar.

Una de sus tareas es definir el listado de profesores que deberán recibir el pago de la deuda. El mes pasado, logró ingresar los datos de 3 mil 400 docentes que no aparecían en la nómina. Asegura que en el mes de agosto, el Mineduc habilitará una web para que las y los maestros puedan revisar sus antecedentes, como también habrá un número de teléfono para que hagan consultas.

La dirigenta también está esperanzada. “Había perdido las esperanzas hace ratito. Para mí todo esto es cruzar los dedos y pensar, Dios mío, que se dé lo más justo.  Que la gente no lo sienta como un golpe en la cara, como una limosna, que se haga justicia. Sabemos que si somos muchos va a costar, pero por lo menos, vamos de a poco, como dijo el actual Presidente voy a empezar por los de más edad. Para nosotros nos parece justo, sabemos que no todos vamos a poder de inmediato. Y cruzar los dedos para que esto sea una cosa digna, que sea bueno. Porque aquí se han levantado muchas voces, que quieren todo o nada. Y comprenderás de que después de 41 años es una situación muy difícil y es este gobierno el que se va a llevar el peso de la desidia y la indiferencia de muchos”.

Síguenos en