Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 1 de marzo de 2024


Escritorio

¿Cómo enfrentar el ingreso a la educación superior?

Este 13 de marzo, quienes ingresaron a la Universidad comenzarán oficialmente su año académico. Para acompañar este proceso, la U. de Chile desarrolla un programa, con diversas actividades que entrega herramientas para navegar esta etapa.

Diario UChile

  Lunes 13 de marzo 2023 8:55 hrs. 
Estudiantes

Compartir en

Conversemos sobre la vida universitaria y El rol de la Familia y/o personas significativas en el ingreso a la educación superior fueron los dos conversatorios virtuales, en los que estudiantes de cursos superiores y profesionales encargados de acompañamiento estudiantil en la Universidad de Chile compartieron sus experiencias y entregaron sugerencias. Estos dieron inicio a las actividades sincrónicas del Programa de Inducción a la Vida Universitaria, dirigido a todas y todos los mechones de la Universidad, y que incluye diversos dispositivos para facilitar la experiencia del primer año universitario.

Entrar a la educación superior es emocionante y desafiante al mismo tiempo, porque conlleva cambios en distintos aspectos de la vida que van a requerir de un reordenamiento y adaptación. Por esta razón, hay que entender esta etapa como un proceso, explica Fernanda Uribe Gajardo, jefa de la Unidad de Aprendizaje del Departamento de Pregrado. Hay mayor autonomía, horarios flexibles, nuevas exigencias, nuevos códigos y metodologías de enseñanza y aprendizaje, un cambio de rol y ambiente que desafía aspectos como la identidad, la autopercepción, la vocación, el manejo del tiempo y los vínculos, entre otros.

Sugerencias para comenzar la vida universitaria

Existe un periodo de ajuste, que es distinto para cada persona, y que la U. de Chile acompaña, entre otras cosas, con actividades como los mencionados conversatorios, de los que surgieron consejos, desde distintas perspectivas. Algo que se repitió es que a la Universidad no se viene solo a estudiar y que es importante compartir y participar de distintas instancias sociales, políticas y/o deportivas, entre otras; además de abrirse a conocer personas nuevas. Se aprende mucho más allá de lo que pasa en el aula y vivir esa experiencia integral es parte relevante del aprendizaje en la vida universitaria.

Otra sugerencia importante fue que no se confunda la necesaria autonomía en esta etapa con enfrentar todo en soledad. Se trata de asumir responsabilidades, tomar un rol activo en el propio aprendizaje, buscar información, preguntar y resolver dudas, pero también de aprender a pedir ayuda cuando sea necesario. Dependiendo de la necesidad, a la familia, las amistades, las compañeras y compañeros, las y los profesores y las distintas instancias que tiene la Universidad, como la Unidad de Aprendizaje y su Mesa de Ayuda Estudiantil. 

Aprender a planificar, priorizar y organizar las responsabilidades personales, familiares, académicas y de tiempo libre es también fundamental. Por esto, la recomendación es precisamente considerar todos estos aspectos y no solo el estudio. Es relevante planificar el tiempo, también para el ocio, el descanso y otras actividades sociales, personales y/o familiares. En cuanto a las tareas, la sugerencia es no dejarlas para última hora, además de analizarlas y evaluarlas en el momento que la asignen para no subestimar ni sobreestimar su dificultad.

También se conversó que cada vez se van a ir sintiendo más seguras y seguros en la Universidad, donde van a crecer como personas y descubrir nuevas habilidades. Hay que confiar en que es un proceso en que van a ir aprendiendo y en el que no están solas ni solos.

El rol de las familias y personas significativas en la educación superior

El ingreso a la universidad muchas veces significa un cambio importante no solo para las y los estudiantes, sino que también para sus familias y/o personas más cercanas. En este sentido, saber que siguen siendo importantes, pero en otro rol, es fundamental. Ya no existe la figura del apoderado, porque las y los estudiantes son personas adultas y autónomas, pero sí son una red de apoyo que puede facilitar la experiencia.

En este sentido, las recomendaciones son mostrarse disponible para escuchar, acompañar y observar las necesidades, sin cumplir un rol de control. Es importante estar, apoyar, sin presionar, porque ese rol ya lo cumple la Universidad. Entender también que es posible que el o la estudiante se saque rojos o ande a veces de mal humor. Hay que respetar esos procesos, comprender que es un periodo de cambios, entender que pueden estar estresados/as, y que el ocio y el descanso son necesarios.

Desde el punto de vista de las y los estudiantes, también se aconsejó abrirse a integrar a la familia en el proceso que están viviendo, visibilizar lo que están haciendo en la Universidad y aprender a comunicar sus necesidades, que pueden ser cosas tan simples como pedir silencio en determinados periodos para poder estudiar. Tampoco cerrarse a recibir consejos e intentar quitarse la presión interna y ser amable con una o uno mismo, entendiendo que es un periodo de ajuste que se va a ir reordenando.

Los conversatorios completos se pueden ver en Youtube

Para quienes deseen ver o revivir los conversatorios de esta semana, pueden acceder a su grabación en los canales de Youtube de la Universidad de Chile y de la Unidad de Aprendizaje del Departamento de Pregrado.

En el conversatorio “Conversemos sobre la vida universitaria”, participaron: Catalina Urrutia, profesional del Programa PACE Educación Media; Macarena y Catalina Castro, estudiantes de la Facultad de Medicina; Ricardo Rivas, estudiante de la Facultad de Ciencias; Felipe Celery, encargado local de los programas de acompañamiento tutorial de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas; Darwin Parada, estudiante de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo; Esdras Yáñez, estudiante de la Facultad de Ciencias y Carla Morales, estudiante de la Facultad de Ciencias Agronómicas.

En el conversatorio “El rol de la Familia y/o personas significativas en el ingreso a la educación superior”, participaron: Sofía Rivera, estudiante de la Facultad de Derecho; Kevin Guzmán, estudiante de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas; Irina López, profesional de acompañamiento del Programa Académico de Bachillerato y Jorge Torres, profesional de acompañamiento de la Facultad de Economía y Negocios.

Síguenos en