Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Detractores insisten que proyecto Alto Maipo pone en riego agua en la capital

Los opositores al proyecto hidroeléctrico Alto Maipo realizaron una funa a una reunión de la junta de accionistas de AES Gener y Aguas Andinas. Dirigentes sociales, ambientales y especialistas reiteraron que el proyecto es peligroso para los recursos hídricos de la capital, se refirieron a la batalla que sostienen en tribunales e indicaron que el escenario futuro es sumamente complejo.

Paula Correa A.

  Jueves 3 de octubre 2013 19:45 hrs. 
alto maipo



Temprano fue citada este jueves de forma extraordinaria por la empresa AES Gener la junta directiva a cargo del proyecto, con el fin de solicitar un aumento de capital de 450 millones de dólares para financiar la construcción de la obra.

A la calle el Bosque Sur, ubicada en la comuna de Las Condes, donde se estaba realizando la reunión, llegaron los opositores a la iniciativa a realizar una funa y seguir manifestándose.

El vocero de la Coordinadora Ciudadana Ríos del Maipo, Kristián Lacomas, explicó que  “nosotros en el contexto de esa junta quisimos hacernos presente para hacerle ver a los accionistas que este proyecto es riesgoso dado que va a tener un componente de movilización social muy alto y las siete acciones legales que hay en curso. Nosotros consideramos que no es posible que una empresa que está mandatada para la generación de agua potable esté haciendo negocios eléctricos poniendo en riesgo el agua potable de Santiago y la reserva de agua potable de Santiago”.

Las acciones judiciales a las que se refiere pasan por tres líneas. Una es la disputa para pedir que se anule el contrato que habían contraído de forma secreta la empresa Aguas Andinas y Aes Gener, el que fue develado después de que las organizaciones apelaran al Consejo Para la Transparencia. Allí se pide también, en función de faltas en el acuerdo, que se anule la resolución de Calificación Ambiental (RCA).

También hay acciones que buscan la impugnación de los permisos de construcción otorgados por la DGA en septiembre del 2011. Además, se pide revocar uno de los permisos ambientales entregados por la dirección de Obras Hidráulicas. Sobre todos esto se refirió el Ingeniero Hidráulico, Jack Stern, para quien aquí no primaron criterios técnicos, sino que políticos para permitir la instalación de Alto Maipo.

En esa línea, el ingeniero Hidráulico detalló que “el diseño de las centrales Alto Maipo está mal hecho, hay problemas en varios aspectos y la empresa no ha querido asumir los impactos que tienen esas fallas de diseño. En ese sentido, hay varias líneas presentadas en tribunales y quiero recordar que este proyecto fue aprobado ambientalmente por el tráfico de influencias y el lobby político que se hizo en las altas esferas del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, cosa que está comprobada por un informe que emitió una comisión investigadora de la Cámara de Diputados”.

Pero el escenario es complejo. La firma ya tiene todos sus permisos aprobados y, además, en julio ingresó el grupo Lucksic al proyecto, con la compra del 40 por ciento del mismo y del 100 por ciento de la generación de energía para alimentar a Minera Los Pelambres, con lo que solucionaban sus eventuales problemas de financiamiento. Sobre esto se refirió la Directora de Chile Sustentable, Sara Larraín.

Por esto, la ambientalista y ex candidata presidencial señaló que “es muy complicada la entrada del Grupo Luksic porque es un grupo económicamente y políticamente muy poderoso, no solamente es dueño del Banco de Chile, Canal 13 y parte del sector minero, sino que también es un núcleo que tiene mucho poder político, un gran financista de la política, es muy cercano a la Concertación que probablemente va a dirigir el próximo gobierno y obviamente es conocida su incidencia en los tribunales de justicia”.

La ambientalista indicó que con esto se echa abajo la campaña de AES Gener sobre que esta central era energía limpia para Santiago, por lo que debían acatarlo y además carga sobre el proyecto toda la fama del grupo Lucksic en la región de Coquimbo, donde se ha desarrollado un fuerte conflicto con las comunidades de Caimanes.

Por esto, las organizaciones señalaron que continuarán adelante con las estrategias en tribunales y se movilizarán para defender el acceso al agua del valle central