Diario y Radio U Chile

Año XI, 24 de abril de 2019

Escritorio

América Latina y el Caribe: Denuncian 670 asesinatos de periodistas en 20 años

670 periodistas fueron asesinados en América Latina y El Caribe en los últimos 20 años, según un informe presentado ayer en la primera jornada de un foro internacional sobre impunidad que se realiza en La Paz. Los países donde se produjeron más agresiones fueron México y Brasil.

Ernesto Carmona

  Lunes 25 de noviembre 2013 13:26 hrs. 
periodistas-muertos

670 periodistas fueron asesinados en América Latina y El Caribe en los últimos 20 años, según un informe presentado ayer en la primera jornada del foro internacional sobre impunidad que se realiza en La Paz, convocado por IFEX-ALC (Alianza de América Latina y El Caribe de IFEX) y la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), que aglutina a los principales medios impresos de Bolivia. Entre los participantes del evento, que concluirá hoy viernes, se encuentran representantes de publicaciones en papel de la región que expusieron casos de agresión y acoso al trabajo de prensa en Argentina, Perú, México, Ecuador, Bolivia, Colombia y Brasil.

El encuentro de representantes de empresas editoras de diarios, semanarios y revistas estigmatizó las reformas legales democratizadoras del espectro radioeléctrico adoptadas en los últimos años por Venezuela, Ecuador y Argentina. También “denunciaron” como lesiva para la “libertad de prensa” la regulación a que debe someterse el mega-grupo mediático Clarín de Argentina, que acumuló medios impresos, TV abierta, TV cable, monopolio de papel, etc.

Entre otros personajes, concurrieron Ana María Tineo, presidenta de la ANP; Zaynah Khanbai, Coordinadora de IFEX-ALC; representantes de Fundamedios de Ecuador; Andrés D’Alessandro, del Foro de Periodismo Argentino (Fopea); y Luis Alarcón, del Instituto Prensa y Sociedad de Perú (IPYS, subsidiario de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP). La presentación y moderación estuvo a cargo de Juan León, de la ANP Bolivia.

Según un reporte de prensa de ese evento, los países donde se produjeron más agresiones fueron México y Brasil. Atribuyeron la mayor cantidad de atentados “a los índices de población existente”, pero poco abundaron en las causas reales, asociadas a la corrupción política local y mafias del narcotráfico. Salvador, Honduras y Guatemala fueron evaluados como países de mayor riesgo.

Andrés D’Alessandro, de Fopea (Argentina), y Luis Alarcón, de Ipys-Perú, presentaron el documento “Rastros y Rostros de la Libertad de Expresión de América Latina y El Caribe” que expuso estudios en cada país sobre la situación de la prensa, “las organizaciones que vigilan el ejercicio del derecho a la libertad de expresión” y en casos de agresiones, la solución o impunidad.

“Lamentablemente, uno de los rasgos generales entre países es la impunidad y falta de aplicación de la justicia”, comentó el peruano Alarcón, quien recordó que este 23 de noviembre se recuerda el “Día Mundial Contra la Impunidad”, instituido en homenaje a 32 periodistas y trabajadores de prensa asesinados en 2009 en Ampatuan, Filipinas. “Nueve de cada diez casos de asesinato no se resuelven judicialmente. Básicamente lidiamos con la cultura de impunidad donde los autores de ataques no son sancionados y se sienten en libertad de volver a hacerlo”, dijo D’Alessandro.

“Jamás había pensado que matar un periodista fuera un hecho rutinario como elemento de estadística”, comentó durante un debate el periodista y director de Sol de Pando, un impreso confiscado, presionado y “con periodistas que reportan casi en la clandestinidad”. El asesinato es la “forma más extrema de censura”, expresó la presidenta de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) de Bolivia, Ana María Tineo. “Continuaremos luchando para desterrar la impunidad de nuestros países”, añadió Tineo, mientras Zaynah Khanbai, representante de IFEX, abogó por el compromiso de la sociedad para acabar con la impunidad.

El representante de México Armando Rodríguez Carreón dijo que “los tiempos son violentos” debido a la cantidad de negocios ilícitos del narcotráfico y los carteles que operan en la frontera con Estados Unidos. “En muchos casos se ha asesinado periodistas y se ha colgado sus cadáveres en público, para que sirvan de ejemplo a otros si es que quieren denunciarlos”, relató Rodríguez Carreón.

Antonio Vargas, presidente de la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), hizo un recuento de las leyes y normas que coartarían la libertad de expresión en Bolivia y describió los casos del periodista Carlos Quispe, asesinado el 2006 en una comunidad altiplánica, el atentado al hombre de radio Fernando Vidal, quemado en su propia cabina cuando transmitía denuncias contra el contrabando en Yacuiba, y el juicio contra la Agencia de Noticias Fides (ANF), Página Siete y El Diario por presunto delito de “difusión e incitación al racismo o la discriminación” al ofrecer una versión tergiversada de un discurso de Evo Morales.

El encuentro continúa este viernes con exposiciones del exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, el ex defensor del Pueblo Waldo Albarracín, la directora del Semanario Uno de Santa Cruz, Maggy Talavera, y el director del periódico Los Tiempos, Juan Cristóbal Soruco.

Agresiones en Bolivia

La ANP reportó 38 agresiones a periodistas en su informe anual sobre impunidad. En lo que va del año, registró 38 agresiones contra periodistas, incluidas en el informe Rostros y Rastros. De las 38, diez fueron agresiones físicas y verbales, ocho amenazas, dos daños a materiales y equipos de periodistas y medios, cinco fueron restricciones al trabajo periodístico y cuatro, alertas por normas o proyectos que dificultan el acceso a la información.

Además, hubo cuatro denuncias por acoso judicial o administrativo, uno por reconocimiento judicial a la vigencia de la Ley de Imprenta, dos por intimidación, un asesinato (Hanaly Huaycho, ultimada por su propio marido en El Alto, el 11 de febrero 2013) y uno por demanda contra agresores a periodistas.