Diario y Radio U Chile

Año XI, 7 de diciembre de 2019

Escritorio

Cataluña enfrenta el bloqueo español a su consulta independentista

Recurso de Mariano Rajoy logra suspender consulta catalán para decidir su independencia. Expertos señalan que esto podría generar un retroceso en el proceso, pero que la fuerza de la población, la relevancia económica de Cataluña y la acción de los políticos lograrán mantener el empuje independentista.

Pamela López

  Martes 30 de septiembre 2014 18:34 hrs. 
cataluña independencia

Gracias a un recurso interpuesto por el gobierno español, el Tribunal Constitucional suspendió el referéndum independentista en Cataluña. Esto porque para Mariano Rajoy “la consulta atentaría directamente contra la Constitución y los derechos de todos los españoles”.

Mediante una solicitud formal ante la justicia, el Mandatario español había solicitado declarar como ilegal la ley de consultas del parlamento catalán aprobado el pasado 19 de septiembre y el decreto de convocatoria para el próximo 9 de noviembre, el cual se encontraba firmado por el presidente de Cataluña, Artur Mas.

Ante este escenario, ya surgen las dudas respecto a si los catalanes utilizarán otros recursos legales para que la consulta se realice.

Según Pablo Duarte, académico de la lengua catalán de la Universidad de Chile y del Instituto Ramón Llull durante 2004 y 2005, señaló que el tribunal sólo suspendió la consulta, pero no deja de llamar la atención el tiempo en que este organismo respondió a la solicitud de Rajoy.

“Lo que ha hecho por ahora el tribunal es suspenderlo y eso no quiere decir que la haya anulado, ahora tienen que meterse a revisar los antecedentes en detalle y pronunciarse en el plazo que el tribunal estime.
Lo que más ha sorprendido es la celeridad con la que ha respondido en este caso, apenas unas horas desde que el Gobierno impugnó, pero ello no quiere decir ni que el gobierno catalán ni la sociedad catalana se detengan y eso es un punto a tener en cuenta”, sostuvo el experto.

La resolución del tribunal otorga a las partes 20 días para presentar alegaciones. Si la Generalitat no acata la resolución, se podría generar un hecho insólito para el Tribunal de Garantías, ya que debiese evaluar cómo exigir el cumplimiento, pues, según su normativa, este puede disponer quién ha de ejecutar su resolución y, en su caso, resolver las incidencias.

Por su parte, el parlamento regional catalán rechazó este martes la suspensión de su ley de consultas y exigirá su “levantamiento inmediato”, anunció la presidenta de la cámara.

Para Duarte esto representa un pequeño retroceso para el proceso, pero ayudará a los indecisos a “sumarse a votar por decidir”. “Esto marca un punto muy aparte de lo que son las posibilidades de un entendimiento bilateral, de un diálogo, como ocurrió hace poco en el Reino Unido con el caso de Escocia , sin embargo, esto insisto, no es un fin del proceso. La población y políticos catalanes seguirán adelante , sólo es un pequeño retroceso , pero por otro lado hay muchos indecisos que están diciendo que esta es la gota que colmó el vaso y me sumo a apoyar, por lo menos, el derecho a decidir”, comentó Duarte.

Otro temor del Gobierno es la respuesta de los movimientos sociales luego de la suspensión. La protesta en Cataluña ha sido hasta ahora pacífica y el Ejecutivo quiere a toda costa evitar imágenes de tensión ciudadana.

Cabe destacar la importancia económica que la región tiene en España, situación que para Olga Ulianova, directora del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago, ha sido mal manejada por el Partido Popular, cuya doctrina de inflexible centralismo ayuda a que ánimos separatistas sigan floreciendo.

“La expresión separatista es de larga data y se ha fortalecido con la crisis económica que vive España. Hay una percepción entre la población de que Cataluña podría estar económicamente mucho mejor, para los gobernantes catalanes esto es una bandera de lucha y a su vez el discurso del Partido Popular que insiste en el estado centralizado ayuda a que estos ánimos separatistas sigan floreciendo”, comento Ulianova.

Mientras Europa salía del plebiscito en Escocia, donde triunfó la decisión de no independizarse del Reino Unido, el parlamento catalán aprueba una norma, que al amparo legal, discrepa con la férrea oposición de Madrid. El escenario está abierto, digan lo que digan el Tribunal o el gobierno de España.