Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Jovino Novoa reconoce apoyo económico a senadora Ena Von Baer

Como parte de su declaración ante la Fiscalía Nacional, en su condición de imputado por el Caso Penta, el ex presidente de la UDI declaró transferirle cinco millones de pesos en mayo de 2013. “Me sentí obligado a apoyarla”, asegura el ex senador, sumándose así a los recursos solicitados a Carlos Délano en favor de la parlamentaria. Este viernes Novoa enfrentará un juicio abreviado.

Diario Uchile

  Jueves 26 de noviembre 2015 15:02 hrs. 
Jovino Novoa y Ena Von Baer


En el marco del Caso Penta, el pasado 3 de noviembre el ex presidente de la UDI Jovino Novoa declaró ante el Fiscal Nacional Sabas Chahuán, como parte de las investigaciones que buscan aclarar las irregularidades en el financiamiento de campañas políticas.

A partir de esa instancia, el ex senador, formalizado por delitos tributarios, acordó con el Ministerio Público un juicio abreviado, como salida alternativa a los delitos que se le imputan, instancia que se desarrollará este viernes.

En ese contexto, un día antes de que Novoa deba reconocer su responsabilidad en los hechos en un juicio abreviado, para que el juez lo condene a lo solicitado por la Fiscalía: tres años de presidio remitido, multa del 50 por ciento de lo defraudado y la donación de 2 millones y medio de pesos a una fundación de caridad, fue dado a conocer el contenido de su declaración.

“Conozco a Carlos Alberto Délano y Carlos Lavín desde hace más de 30 años. Nos reunimos muchas veces para hablar de temas de actualidad nacional, analizábamos temas relacionados con América Latina”, establece el documento que publica este jueves La Tercera.

“Yo no tenía formalmente un contrato de honorarios y no recuerdo si fueron remunerados, en esa ocasión. De ahí en adelante me juntaba de manera regular unas dos o tres veces al año. Y ya siendo senador para darles mi opinión sobre la situación general del país”, agrega Novoa respecto de su relación con Penta.

Sin embargo, según un informe de la PDI, durante el período electoral el ex senador facturó a través de su empresa Inversiones y Mandatos una suma toral de 157 millones de pesos a siete empresas. Entre ellas, Penta S.A., Empresas Penta III Ltda e Inversiones Penta II.

“Formalmente no prestaba servicios ni tenía honorarios para Penta. En alguna oportunidad le pedí en mayo del año 2013 ayuda para mi circunscripción. Le pedí a Carlos Délano en una reunión privada si me podía ayudar. Entiendo que esas cosas las conversaba con su socio Carlos Lavín. La suma acordada con Délano fue de $30 millones. Yo le dije en esa oportunidad que era porque tenía un trabajo bastante intenso en mi circunscripción. Armé un call center en la circunscripción y se tomó contacto con más de 30 mil electores de la circunscripción. Se trabajó con alrededor de 100 personas que estuvieron trabajando 40 días”, detalla la declaración.

Y agrega: “Los dineros se recibieron a través de Inversiones y Mandatos y esos dineros los incorporé a mi patrimonio. El detalle me dijo Délano que lo viera con Hugo Bravo. Se emitieron facturas a empresas del grupo Penta por Inversiones y Mandatos que no daban cuenta de servicios prestados sino que eran por este acuerdo. Las facturas de Inversiones y Mandatos eran por 25 millones. Además le envié una boleta a Carlos Lira por $2.500.000. Ninguna de esas personas trabajó para Penta. Carlos Lira es un abogado que había trabajado para mí en el estudio. Teresa Riera le había prestado unos servicios antes a mi estudio”.

Respecto de la situación de la senadora UDI Ena Von Baer, el líder gremialista explica que la acompañó a las oficinas de Carlos Délano para presentársela. “Eso fue a fines de 2012 o a principios de 2013. Estábamos lejos de períodos de campaña. Cuando salimos de la oficina también se la presentó a Carlos Eugenio Lavín. Era un momento en que se iba a hacer una primaria interna en la UDI para elegir el candidato a senador por la zona oriente. Me pareció importante que Délano conociera a Ena Von Baer”.

Además, añade que “en esa reunión no estoy seguro pero le puedo haber mencionado a Carlos Alberto Délano que Ena Von Baer era una persona a la que valía la pena apoyar tanto en ideas como con fondos. Esto yo lo hacía para varias personas a través del Servel. Varias veces personas que querían aportar fondos vía Servel me preguntaban a mí a quiénes valía la pena aportar. Me pasaba con muchos candidatos jóvenes. Lo que tengo claro es que el dinero que yo recibí del grupo Penta no estaba destinado a Ena Von Baer”.

“En la fecha de mayo de 2013 ya Ena estaba en campaña para ser senadora en la zona de Valdivia. El dinero que recibí fue para instalar 40 líneas telefónicas en la UDI para movilizar a los electores de mi zona en las primarias presidenciales del 30 de junio en la que se elegía al candidato del sector entre Pablo Longueira y Andrés Allamand. En ese call center rotaban entre 80 y 100 personas a las que se les pagaba 7.000 pesos y duró 40 días aproximadamente. No hay documentos que den cuenta de esos pagos pero sí hay testigos que pueden dar fe de esto. El que hacía cabeza del call center era Víctor Kreff y Marcelo Teuber”.

El ex parlamentario también se refiere en su declaración ante la Fiscalía a la situación de la ex jefa de prensa de la UDI Lily Zúñiga, quien declaró que los documentos tributarios fueron solicitados por la secretaria Marisol Cavieres, por orden de Novoa.

“Ella fue contratada por Hernán Larraín cuando yo dejé de ser presidente de la UDI. Mi contacto con ella fue cuando la conocí en la UDI. Marisol Cavieres es la secretaria de la presidencia de la UDI, no es mi secretaria personal. Respecto de las declaraciones de Lily Zúñiga es completamente falso y esto también fue desmentido por Marisol Cavieres. Lily Zúñiga jamás me preguntó a mí si era efectivo que yo estaba pidiendo esa boleta. Lo que me sorprende, pues era muy fácil chequear esa información. Yo jamás le he pedido que emita ni que busque a terceros boleta alguna para ser extendida a favor de SQM o de cualquier otra empresa”, asegura.

Precisamente sobre el Caso SQM, plantea que “con Patricio Contesse soy bastante amigo y me reuní en varias ocasiones para intercambiar opiniones en diversos temas. Jamás le pedí aportes de dinero salvo aquellos del Servel. Sí le pedí aportes del Servel. Se los pedía a Patricio Contesse que era el encargado de ver esos temas, no a Julio Ponce. Las solicitudes de fondo se hacen desde 2003, pero yo no participaba siempre, pues era responsabilidad de los presidentes de los partidos”.

“Solo me he enterado por la prensa de la existencia de boletas de Lily Zúñiga, Marisol Cavieres, José Tomás Hormazábal Cavieres, Víctor Krefft, quien era el presidente de la UDI de la Región Metropolitana, y como tal yo le pedía que tomara contacto con los dirigentes en terreno”, consta en el documento.

Asimismo, el propio Novoa asegura que “respecto del traspaso de $1.500.000 a Ernesto Silva Méndez el 25 de junio de 2013, no estoy seguro, creo que pudo haber sido un aporte a su trabajo político. No hay ningún documento de por medio”.

“Respecto a las transferencias efectuadas a Ena Von Baer señalo que le hice un aporte de $5 millones con fecha 17 de mayo de 2013, para ayudarla con sus gastos, pues se trasladaba al sur para la campaña senatorial. Me sentí obligado a apoyarla. Es el mismo mes en que se le pide el apoyo al señor Délano pero ocurrió después de haber hecho el aporte a Ena Von Baer. Yo no vinculé ambos aportes, no tienen relación los dineros que yo le aporté a Von Baer con los dineros que Délano me entregó

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.