Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 26 de enero de 2022

Escritorio MENÚ

Investigadores U. de Chile descubren proteína que ralentiza metástasis del cáncer

Un equipo de investigación de la Universidad de Chile que trabaja en el Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas, halló una molécula fundamental para el proceso de propagación de células tumorales de un tejido a otro, lo que se conoce como metástasis. La importancia de esta identificación es que se podría generar nuevos tratamientos de la enfermedad.

Tania González

  Lunes 2 de mayo 2016 17:14 hrs. 
Metástasis


En conversación con nuestra emisora, el profesor de la Facultad de Odontología Vicente Torres, quien encabeza al grupo de investigación, explicó que el estudio partió en la Universidad de California y luego en Chile siguieron la línea de indagación llegando a proteínas, las “Rab5”, que cambian la distribución de células.

“Esta proteína es capaz de unir un tipo de molécula que son GTP o GDP, cuando une un tipo de molécula esta proteína es capaz de activar el movimiento de las células. A su vez, cuando esta molécula se activa es capaz de hacer que la célula remodele su entorno. Estos dos eventos son clave en el proceso de metástasis en el tumor”.

Mediante técnicas de biología molecular, los expertos sacaron de estas proteínas de las células tumorales y registraron que éstas migran más lento, invaden menos y realizan menor metástasis.

Patricio Silva, doctor en Ciencias Biomédicas comentó sobre el futuro de este hallazgo que valió su tesis para alcanzar el grado académico.

“Es un proceso que al poder manejarlo en un futuro con terapias, podría manejar el avance de la enfermedad y daría buenas perspectivas a los pacientes. Nosotros estamos en el paso inicial, como estuvieron muchos investigadores hace veinte, treinta años identificando moléculas que hoy son blancos terapéuticos donde hay fármacos desarrollados de estas nuevas terapias contra el cáncer, como las contra el cáncer de mama”.

Además otra línea de acción posibles con estos avances, es la de marcación molecular, es decir, cuando se levante la sospecha sobre un tejido de un paciente, el médico puede extraer una biopsia, analizar las proteínas y ver si se alteran o no. Sirviendo este análisis para un diagnóstico potencial.