Diario y Radio U Chile

Año X, 23 de octubre de 2018

Escritorio

Reclamos de vecinos por chanchera en San Javier continúan sin respuestas

Una deficiente réplica por parte de la Embajada de Dinamarca, más la negación de una audiencia con el presidente Sebastián Piñera, mantienen a los vecinos del Maule Sur sin soluciones para mejorar la fiscalización a la empresa de cerdos Coexca.

Andrea Bustos C.

  Miércoles 6 de junio 2018 19:41 hrs. 
MAULE SUR 2

“Confirmamos recepción de su correo e investigaremos y responderemos”. Con esa simple frase la Embajada de Dinamarca respondió a los vecinos la carta que ellos entregaron para pedir la revisión del funcionamiento de la Empresa Coexca, en la que son accionistas a través de su Fondo de Inversión para Países en Desarrollo en América Latina.

La información venía firmada por Helle Bjerre, vicepresidenta del Fondo, quien, además, es miembro del equipo directorio de la Coexca S.A, según se registra en la página web de la empresa.

El diputado del Partido Socialista por el distrito número 18, Jaime Naranjo, afirmó que, como autoridad representativa de San Javier, se reunió con el alcalde de la comuna y han solicitado que la Seremi de Salud “haga todas las fiscalizaciones pertinentes para ver si la empresa está vulnerando las normas aceptables”, algo que espera, se haga lo más rápido posible.

En paralelo a esto, la Agrupación Socioambiental Maule por la Vida solicitó una audiencia con el presidente Sebastián Piñera, la que – según se notificó este miércoles – fue rechaza por problemas de agenda del mandatario. En reemplazo se indicó acudir al Servicio de Evaluación Ambiental y la Intendencia del Maule, pues son los organismos con quienes deben conversar, situación que ya se está llevando a cabo sin respuestas concretas.

El diputado Naranjo afirmó que esto es algo que suele suceder, sin embargo, señaló que es importante que las autoridades actuales se abran al diálogo y a tomar todas las medidas pertinentes para reparar el daño que se está ocasionando.

Para buscar apoyo, es que el pasado lunes la organización del Maule Sur se reunió con la Comisión de Medio Ambiente y Turismo del Gobierno Regional, donde expusieron sus preocupaciones y recibieron apoyo por parte de las autoridades presentes.

El consejero regional, Rodrigo Hermosilla, quien preside esta comisión, señaló que desde el Gobierno Regional cuentan con toda la disposición para apoyar a la comunidad. Además, indicó que es necesario que este tipo de empresas cumplan con la ley para funcionar.

“No estamos en contra del progreso, del desarrollo, de las industrias o las fábricas. Que vengan todos lo que quieran venir, pero que cumplan con las reglas del juego, que tienen que ver con las políticas medio ambientales, con el respeto a los vecinos y con la buena convivencia”, comentó.

En la reunión, la comunidad y los miembros de la comisión establecieron medidas de apoyo para solucionar el problema, entre ellas, el compromiso desde el Gobierno Regional de contactarse con la Embajada de Dinamarca para que entreguen una respuesta ante su participación como accionistas a través del Fondo de Inversión y, además, notificar a todas las autoridades involucradas para que se pronuncien sobre la situación actual del proyecto.

La senadora DC, Ximena Rincón, representante de la Región del Maule, comentó que solo se enteró de la situación hace unos días, pero que de inmediato se ha puesto a disposición para tomar medidas al respecto, por lo que despachará un oficio desde el Senado para “recabar los antecedentes desde el organismo regulador y el servicio de salud respectivo en el Maule  y, además, con el intendente,  para conocer los detalles de lo que ahí ocurre y si, efectivamente, se está cumpliendo la normativa vigente y los procedimientos para las autorizaciones respectivas”.

Teresita Herrera, representante de la Agrupación Maule por la Vida, explicó que, aunque las autoridades den nuevas opciones, siguen estando en la misma situación de siempre, donde ellos como vecinos deben seguir fiscalizando para que se entreguen soluciones.

Además, indicó que estarán conformes solo cuando “esta ayuda se concrete, ya que de otra forma son palabras que se las va llevando el viento como todos los otros años” y como comunidad no quieren seguir esperando mientras las irregularidades de la empresa y la contaminación del sector continúan sin fiscalización.