Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de febrero de 2024


Escritorio

Ministro de Justicia Teodoro Ribera:

“Tenemos que pasar de cárceles para encerrar a centros penitenciarios para educar y reinsertar”

En el debut de la Comisión de Coordinación de la Reforma Procesal Penal, que integrará a los jefes de Carabineros e Investigaciones, el titular de Justicia anunció cambios en el sistema procesal penal y el pronto envío de la Reforma Procesal Civil.

Cristián Pacheco

  Lunes 26 de septiembre 2011 17:48 hrs. 
carcel_rejas

Compartir en

Esta mañana se reunió por primera vez la recién creada Comisión de Coordinación de la Reforma Procesal Penal, integrada por el ministro de Justicia Teodoro Ribera, el presidente de la Corte Suprema, Milton Juica; el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán; el Defensor Nacional, la presidenta del Colegio de Abogados y otros representantes del ministerio de Justicia.

Esta comisión que se reunirá cada dos meses se concentrará en la articulación de todos los actores involucrados en el sistema procesal penal, por eso se incorporarán al trabajo también el general director de Carabineros, Gustavo González, y el director general de Investigaciones, Arturo Herrera.

El presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, recalcó que el objetivo de la comisión es de coordinación y de proposición técnica que haga más eficiente el sistema.

“Las materias se van a ir formulando a medida de que los interesados e involucrados en el sistema presenten algún proyecto sobre alguna materia que se deba tratar. En general, es una comisión de coordinación que tiene el sentido de que la Reforma Procesal Penal funcione bien”, señaló Juica.

En entrevista para Radio Universidad de Chile, el ministro de Justicia, Teodoro Ribera, recalcó que esta es una comisión técnica que revisará y perfeccionará el actual sistema procesal penal. Una segunda etapa de modificaciones en que se propongan soluciones que faciliten el desarrollo, seguimiento y evaluación del sistema penal.

El ministro Ribera explica que debe haber mayor comunicación y coordinación, ya que cualquier modificación afecta a alguna de las otras instituciones. En ese sentido, algunas de las temáticas a tratar serán el déficit de profesionales y fiscales en el Ministerio Público, así como una nueva política penitenciaria que cambie la visión del Estado respecto a los infractores de la ley, que tienda a reinsertarlos y no a excluirlos como ha sido el fallido sistema hasta el momento.

“Tenemos que lograr que existan prácticas, metodologías y otros en los centros penales que disminuyan la cultura delictual. Eso significa que no tiene que haber ocio en las cárceles. Tiene que haber educación, trabajo, tiene que haber mayor dignidad para quienes buscan una reinserción social, tenemos que pasar de cárceles que sirven para encerrar a la gente a centros penitenciarios que sirven para educar y reinsertar a la gente. Una visión distinta que generen los que hoy están tratando de hacer una nueva política penitenciaria”, explicó el titular de Justicia.

La creación de esta comisión marca el inicio de una segunda etapa de reformas, luego de los cambios generados el 2002. El ministro Ribera considera exitosa la primera etapa “porque hubo un gran acuerdo nacional, recursos, disposición y amplia colaboración”. La misma que espera conseguir para el pronto ingreso de la próxima gran reforma como anuncia, la nueva Reforma Procesal Civil.

“La última gran reforma en materia de Justicia que queremos llevar a cabo y viene siendo una de las últimas considerando las anteriores que se han llevado a cabo, la reforma al Código Procesal Civil, que esperamos este año poder concluir y enviarla al Congreso Nacional este año o el primer semestre del próximo y nos gustaría contar con la misma colaboración que tuvo la Reforma Procesal Penal para aprobarla durante el gobierno del Presidente Piñera, y de esa manera dejar que el próximo gobierno haga su implementación en los hechos”, afirmó Teodoro Ribera.

El ministro de Justicia agregó que se proyecta un aumento de ocho mil a diez mil plazas para internos. La habilitación de nuevas cárceles, pero que fomenten la aplicación de otro tipo de sanciones para primerizos, como los trabajos comunitarios y los brazaletes de seguridad.

Por último, el ministro Ribera informó que se barajan otras opciones para la construcción del llamado Centro Modelo de Educación y Trabajo, inicialmente proyectado en Alhue, el que pretende ser un ejemplo de habitabilidad, educación y trabajo como parte de esta nueva política penitenciaria.

Síguenos en