Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 23 de mayo de 2022

Escritorio

Acusan intervención estatal

El duro momento del Instituto de Fomento Pesquero

El instituto de Fomento pesquero, organismo privado ligado a la Corfo y encargado de aportar los datos para calcular las cuotas de pesca, está sufriendo una aguda crisis, tras el despido de decenas de trabajadores, incluyendo el director ejecutivo, y la renuncia de su presidente. Las críticas apuntan a la falta de independencia de la institución, ya que las decisiones sobre su área directiva están siendo tomadas por el Gobierno.

Oriana Miranda

  Viernes 15 de marzo 2013 19:37 hrs. 
pesca

El Instituto de Fomento Pesquero tendrá nuevo director ejecutivo y también nuevo presidente, tras el despido del primero que gatilló la renuncia del ahora ex presidente Luis Pichott.

Esto, sumado al despido de 28 funcionarios a principios de marzo y la crisis económica que afecta a la institución, deja en una débil posición al organismo designado por la nueva Ley de Pesca como el encargado de aportar los datos que permiten la definición de las cuotas de extracción.

Para el ex presidente del IFOP, el principal problema del Instituto y que gatilló su decisión de renunciar, es el rompimiento de la promesa de independencia hecha por el Gobierno, cuya primera señal fue nombrarlo presidente a él y no al Subsecretario de Pesca, como se acostumbraba, así como mantenerse al margen de la designación de otros funcionarios miembros de la directiva.

Sin embargo, el hecho de que el Gobierno haya decidido sustituir al director ejecutivo da señas de intervención estatal en un organismo que debería ser independiente y autónomo.

Luis Pichott hizo hincapié en la importancia de mantener aquella libertad. “El instituto de Fomento Pesquero no puede ser un botín político, porque es una institución para investigar y dar tranquilidad al gobierno de que se están manejando bien los recursos, estabilidad al empleo, que es lo que al gobierno le interesa, estabilidad a la industria, que es la que usa los recursos que deben ser estables en el tiempo. En el fondo, es el responsable de que se tenga información confiable para que los recursos marinos y la agricultura produzcan renta social”, explicó.

La gravedad del asunto, según expuso el ex presidente de IFOP, radica en la inestabilidad de un organismo cuya directiva puede ser modificada sin previo aviso. Además, ciertas determinaciones del IFOP podrían estar en desacuerdo con políticas de gobierno, por lo que para cumplir su rol y trabajar a la par del Estado debe asegurarse su autonomía.

En tanto, la senadora Ximena Rincón enfatizó que Chile necesita dar sustentabilidad a los recursos pesqueros, declarando que “es urgente poner en marcha los comités científicos y técnicos con independencia de recursos, establecer un frente fuerte ante una autoridad política que no actúa bajo criterios autónomos”.

El Subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, argumentó que hacer este tipo de cambios está dentro de las facultades del Gobierno” y anunció la designación del ingeniero pesquero Luis Parot como nuevo presidente del IFOP.