Diario y Radio U Chile

Año XII, 4 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Oposición advierte rechazo a reajuste de 5,6 por ciento a salario mínimo

Las propuestas de la comisión asesora de Hacienda promediaron un 5,6 por ciento, considerado insuficiente por parlamentarios que además cuestionaron los fines electorales que llevaron a adelantar la discusión.

Juan San Cristóbal

  Domingo 17 de marzo 2013 21:41 hrs. 





La comisión asesora del ministerio de Hacienda inició una ronda de estimaciones respecto del reajuste al salario mínimo, distintas posturas que terminaron con un promedio en torno al 5,6%, lo que se traduce en un ingreso de 203.822 pesos.

Con ello, el ministerio dio el primer paso para concretar un sueldo mínimo que supere los 200 mil pesos.

En el Parlamento la discrepancia gira en torno al porcentaje del reajuste. El presidente de la comisión de Hacienda en la Cámara, Ernesto Silva (UDI), apoyó este índice y que se adelante en al menos tres meses el debate en el Congreso: “Me parece que una propuesta que vaya entre el cinco y seis por ciento es razonable. Hemos analizado la situación en la UDI y estamos de acuerdo con adelantar el aumento del salario mínimo para abril y no esperar hasta junio y julio, como en años anteriores. Queremos conocer la propuesta del Gobierno”, dijo.

Esta propuesta fue rechazada desde la oposición e incluso la bancada del PPD anunció que votaría en contra. El diputado Jorge Tarud sostuvo que un país con un PIB de 15 mil dólares per cápita debiera tener un mayor índice de ingresos, que excluya de los índices de pobreza a quienes tienen un trabajo: “Es absolutamente inaceptable que se establezca un sueldo mínimo de 430 dólares. Creemos que un país acorde al progreso de la economía, a la riqueza que genera, perfectamente puede pagar un sueldo de aproximadamente 500 dólares. Esa sería, a nuestro juicio, una cifra natural y normal. Si un grupo familiar ganar 193 mil o 200 mil pesos, está bajo la línea de la pobreza”, subrayó.

Esta postura es evaluada en otros partidos de la Concertación, tal como adelantó el diputado Fuad Chahín, quien señaló que la DC no aceptará un reajuste tan bajo.

El parlamentario criticó los fines electorales de adelantar este debate, más aún con una mínima alza en los salarios: “Creo que vamos a rechazar, porque si el aumento no es significativo ahora y lo que ellos quieren es no pagar el costo político de hacer un aumento bajísimo más cercano a las elecciones, no podemos prestarnos para ese tipo de maniobras. Si quieren discutir, prefiero que discutamos en serio sobre un reajuste mucho más sustantivo en un momento que corresponde, que es en junio de este año, para que se empiece a aplicar en julio. De lo contrario, lo que vamos a tener es una derecha que quiere hacer un aumento anticipado, pero muy poco significativo, para no pagar el costo de esa baja voluntad para mejorar la calidad de las remuneraciones”, explicó.

Tanto la CUT como analistas apuntan a esta dirección. Gonzalo Durán, economista de Fundación Sol, destacó que el ingreso mínimo actual no cubre la capacidad adquisitiva de una familia para sus necesidades básicas: “En términos económicos, el alza significa un aumento de no más de 56 pesos en el valor hora del salario mínimo. Es un monto muy exiguo, que en lo absoluto se condice con lo que debería ser una discusión del salario mínimo. Tiene que ser un monto que efectivamente recupere el poder adquisitivo de un salario mínimo, y para eso debería fijarse sobre los 270 mil pesos”, aseguró.

Ambos parlamentarios citaron la visita del Presidente Piñera al Vaticano y recordaron el llamado de la Iglesia Católica a instaurar un ingreso ético para los trabajadores, el que según diversos estudios, debería rondar los 250 mil pesos como ingreso mínimo mensual.