Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Huelga del Teatro Municipal alcanza tercer día sin solución

Los cantantes de coro y administrativos que iniciaron una huelga legal no han tenido acercamientos con la administración y pidieron la intervención de la alcaldesa Carolina Tohá. Ambas partes manifiestan su disposición al diálogo, pero las conversaciones siguen congeladas.

Rodrigo Alarcón L.

  Miércoles 10 de abril 2013 20:10 hrs. 
BHgKJK2CYAEgXpv



Son cerca de 80 los cantantes de coro y administrativos del Teatro Municipal de Santiago que se encuentran paralizados desde el martes, luego que fracasaran las conversaciones con la gerencia durante los períodos de negociación colectiva y buenos oficios.

El miércoles, los dirigentes sindicales llegaron al concejo municipal para pedir la intervención de la alcaldesa Carolina Tohá, quien preside la Corporación Cultural que administra el teatro.

Luego de ser interpelada durante la sesión, la edil se comprometió a conversar con la administración del teatro para indicarle que los trabajadores estaban disponibles para reiniciar el diálogo y que éste se debe dar sin represalias para los funcionarios que han paralizado.

Al respecto, el director de Gestión y Administración del Teatro Municipal, Francisco Torres, señaló que se encuentran a la espera de retomar las conversaciones: “Nosotros llegamos hasta los buenos oficios el lunes a las 12, los sindicatos decidieron pasar a la huelga y nosotros tenemos abiertas las puertas al diálogo, pero no hemos tenido ninguna aproximación o situación que amerite que nos juntemos. Ellos no nos han llamado y estamos en compás de espera”, dijo.

Los cantantes del coro y administrativos también manifestaron su deseo de reiniciar las negociaciones, pero consideran que debe ser la gerencia del teatro la que actúe primero.

Loreto Mardones, presidenta del sindicato del coro del Municipal, sostuvo que “alguien tiene que tomar la iniciativa y a nosotros nos parece que debe ser quien rompió la mesa. Nosotros no la rompimos”.

Asimismo, la dirigente subrayó que “la que está en huelga es la parte más débil de la relación, nosotros somos los que más perdemos. Cada día que estamos afuera es un día menos de sueldo, mientras ellos siguen teniendo sus sueldos y todos sus beneficios y bonos. ¿Quién es la parte fuerte y la que tiene el poder y el control?”.

El punto que genera mayor controversia entre el Teatro y los funcionarios es el llamado “decimotercer sueldo”, que los sindicatos pedían extender a una veintena de asociados que no lo perciben. Esto, por un convenio firmado luego de la crisis financiera de 2005 que estableció que los empleados incorporados después de 2009 no lo tendrían.

El teatro ha sostenido que el bono pondría en peligro su estabilidad financiera y los empleados respondieron que el costo sería de solo 20 millones de pesos anuales dentro de los 14 mil millones de presupuesto que tiene el recinto. Aun así, Francisco Torres indicó que conceder el beneficio obligaría a extenderlo a otros cuerpos del teatro y eso sí tendría un costo significativo.

Antes que se quebraran las negociaciones surgió una nueva fórmula basada en un bono de Navidad, pero no hubo acuerdo en el monto: mientras los trabajadores solicitaban 400 mil pesos, el teatro ofreció 30 mil.

En este sentido, Loreto Mardones afirmó que “hace tiempo entendimos y aceptamos que el decimotercer sueldo es una carga para el teatro, pero no por nosotros. Lo siguen recibiendo los ejecutivos que tienen entre cinco y diez millones de pesos de sueldo, entonces la carga no la hacemos nosotros, sino ellos. Aun entendiendo esa diferencia y discriminación brutal entre quienes reciben los privilegios y los que estamos con sueldos miserables, estamos aceptando una fórmula distinta. Ellos propusieron un bono de aguinaldo para las 20 personas que no tienen el decimotercer sueldo, pero ese bono es una insolencia”.

Mientras, el Teatro Municipal continúa funcionando con administrativos de reemplazo y para la próxima semana el ballet prepara el espectáculo Zorba, el griego, que ya tiene cerca del 60 por ciento de sus boletos vendidos.