Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 5 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

CUT afirma que trabajadores del mundo público y privado se sumarán a Paro Nacional

A pocos días de la movilización, la Central Unitaria de Trabajadores hizo un llamado a seguir sumando gremios. En Santiago se realizarán dos marchas que confluirán en Plaza Los Héroes. Este lunes, los dirigentes sindicales se reunirán con autoridades.

Paula Campos

  Domingo 7 de julio 2013 15:06 hrs. 
Bárbara Figueroa


Dirigentes nacionales de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), encabezados por su presidenta, Bárbara Figueroa, y representantes de diversos gremios y sindicatos como la ANEF, el Colegio de Profesores, la Consufam y la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos (Constramet), entre otros, se reunieron este domingo para convocar a la movilización nacional del jueves 11.

Bárbara Figueroa reiteró el llamado a los distintos sectores de trabajadores del país a sumarse a la convocatoria, cuyos principales ejes de movilización son el fin de las AFP, cambios profundos al sistema laboral y una reforma tributaria, peticiones que se suman al rechazo del salario mínimo propuesto por el Gobierno y los problemas en salud pública y educación.

La líder de la Central aseguró que el paro cuenta con un amplio apoyo de organizaciones: “Tanto en el mundo público como privado, y en aquellas áreas estratégicas para el desarrollo del país, el llamado a Paro Nacional ha sido asumido a plenitud por parte de las organizaciones de trabajadores. Junto con las acciones de movilización, es importante destacar que para ese día se planificó una suerte de acción nacional que partiría el miércoles 10 con un caceroleo donde vamos a poner un estado de movilización en los territorios”, advirtió.

En tanto, Raúl de la Puente, presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), declaró que “los funcionarios públicos vamos a adherir a este Paro Nacional decretado por la CUT y vamos a participar con nuestras banderas por lograr estabilidad para los trabajadores de la función pública y en contra de este Gobierno, que ha despedido a once mil trabajadores. También marcharemos porque queremos pensiones dignas y no trabajadores que se vayan a vivir a la pobreza con este sistema de AFP”.

Por su parte, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, reiteró que el gremio educativo adhiere a la convocatoria. Para el dirigente, es importante marchar en pos de alcanzar una reforma laboral en el país y, por ejemplo, mejorar la forma de contratación de dos tercios de los docentes nacionales, quienes con un contrato a plazo fijo son el ejemplo de la inestabilidad actual que viven los trabajadores chilenos, señaló.

Finalmente, Esteban Maturana, presidente de la Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipalizada (Confusam), aclaró que “vamos a estar en la movilización en todo Chile, pero evidentemente todos nuestros servicios de urgencia van a funcionar, no se va a cerrar ninguno, en eso queremos ser categóricos”.

“Todas las personas que concurran a nuestros establecimientos con una situación necesaria de ser atendida, van a ser atendidas. Esta movilización es contra un modelo político, un grupo de gente que se ha apropiado del país y su riqueza y no contra la gente”, agregó.

La dirigencia de la CUT se reunirá en la mañana de este lunes con el intendente Metropolitano, Juan Antonio Peribonio, y pasado el mediodía será recibida por el presidente del Senado, Jorge Pizarro, con quien conversarán de la movilización y el descontento general de los trabajadores.

Para el próximo jueves se esperan dos marchas simultáneas en Santiago: una desde Estación Central y otra que partirá en Plaza Italia. Ambas convocatorias se juntarán en Los Héroes, lugar donde se llevará a cabo el acto central organizado por la CUT.

Las movilizaciones se replicarán en regiones y diferentes comunas del país, señaló Bárbara Figueroa, quien además hizo un llamado a la comprensión de la ciudadanía, insistiendo que este próximo jueves 11 no será un día normal, sino una jornada de marchas pacíficas de los trabajadores.