Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

Expertos cuestionan “salario ético” e insisten en necesidad de actualizar la cifra

El Presidente Sebastián Piñera aumentó su propuesta de salario mínimo a 210 mil pesos, con la promesa de llegar al "salario ético" de 250 mil el año 2015. Sin embargo, cuando el monseñor Alejandro Goic propuso el "sueldo ético" el año 2007, el salario mínimo en Chile era de 144 mil pesos, lo que evidencia la necesidad de actualizar esa cifra con los precios actuales.

Oriana Miranda

  Martes 30 de julio 2013 19:41 hrs. 
sueldo

En agosto de 2007, el obispo Alejandro Goic, entonces presidente de la Conferencia Episcopal, planteó que el sueldo mínimo debería ser transformado en un “sueldo ético” de al menos 250 mil pesos, con el objetivo de que las ganancias de las grandes empresas pudiesen ser mejor repartidas con los trabajadores, que son quienes ayudan a producir esa riqueza.

Seis años después, el Presidente Sebastián Piñera promete que ese sueldo ético será una realidad recién en 2015, es decir, ocho años más tarde que la propuesta original.

El economista de Fundación Sol, Gonzalo Durán, explica que para hablar de “sueldo ético” el año 2013, lo correcto es actualizar esa cifra a los precios actuales, lo que da un monto muy superior.

“Lo correcto, si uno quiere seguir ese argumento, es actualizar esa cifra en precios de junio 2013 por IPC: Cuando uno realiza esa actualización, ese sueldo ya no son 250 mil pesos, sino que cerca de 302 mil pesos, de modo que si nosotros proyectamos la inflación y pensamos qué estaría pasando ya hacia el 2015 estaríamos hablando de que ese sueldo sería más cercano a los 350 mil pesos”, explicó.

Siguiendo esa línea, el sueldo mínimo de los trabajadores en el año 2007 era de 144 mil pesos, un 58% de lo propuesto por el monseñor Goic. Haciendo esa equivalencia, un sueldo ético el año 2013 correspondería a 332 mil pesos.

Durán calificó como una falacia las declaraciones que aseguran que son pocos los trabajadores que ganan el salario mínimo, ya que a su juicio casi un millón de personas reciben esa cantidad de dinero por su trabajo, equivalente a un 15% del total de la población asalariada.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, calificó los 210 mil pesos propuestos por el Ejecutivo como insuficientes, aunque destacó el hecho que el gobierno haya aumentado su monto inicial como un logro de los trabajadores.

Además, solicitó que no se defina ahora cuál será el salario mínimo de aquí a 2015, ya que nada asegura que la actual administración continuará en el gobierno y podrá hacerse responsable de esa promesa.

“Entendemos que siempre hay que equilibrar el crecimiento del país, la productividad, con el resguardo del empleo, pero eso no puede significar que Chile solo crezca a costa de la precariedad laboral. Y por lo tanto, nos parece que decir hoy que de aquí al 2015 podemos avanzar en un sueldo mínimo de 250 mil pesos es absolutamente insuficiente con nuestras pretensiones. Nosotros esperamos que de aquí a un par de años avancemos en un salario mínimo ideal, es decir, aquel que le permita al trabajador salir de la pobreza, y está claro que con 250 mil pesos hoy no es posible salir de la pobreza”, expuso.

Uno de los argumentos para no avanzar ahora a la definición de “sueldo ético” de hace seis años atrás era que esto afectaría a las pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, Pedro Davis, presidente de la Confederación Gremial Nacional Unida de la Mediana y Pequeña Empresa de Chile (Conapyme), se manifiesta de acuerdo con un salario mínimo de incluso 270 mil pesos, ya que “el aumento del salario mínimo no solo es bueno para los trabajadores, también es bueno para la pyme”.

“Sin lugar a dudas, que sea 210 y no 205 o 197 mil, es mejor, pero pensamos que todavía sigue siendo insuficiente. Hemos planteado que nos gustaría que el salario mínimo fuera más alto y que el Estado nos subsidiara la diferencia que no fuéramos capaces de cubrir, con un subsidio que fuera decreciente en el tiempo, no permanente. Esto, porque se produce un efecto muy interesante: cuando sube el salario mínimo, suben nuestras ventas, entonces con el tiempo nosotros vamos a ir mejorando nuestra capacidad de pago y podemos responder de mejor manera”, argumentó.

La Cámara de Diputados ya comenzó a discutir la nueva propuesta gubernamental, la que sus integrantes auguran se aprobará sin mayor reparo.