Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 14 de agosto de 2022

Escritorio

Premios Nacionales entregan propuestas de cambios a la Constitución

Dos propuestas para modificar la Constitución Política están siendo analizadas y debatidas por diversas agrupaciones sociales, sindicales, ambientales, territoriales y estudiantiles. Ambas fueron elaboradas por destacados académicos: una por el sociólogo y Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades, Manuel Antonio Garretón; y otra, por el profesor de la Universidad de Chile y Premio Nacional de Historia, Gabriel Salazar. Una pretende transitar por el camino institucional, mientras que la otra, busca desbordar la vía formal, alejar a los partidos políticos y ser una herramienta “popular”.

Narayan Vila

  Miércoles 31 de julio 2013 15:12 hrs. 
asamblea constituyente

Compartir en

El pasado martes, Gabriel Salazar, académico de la Universidad de Chile y Premio Nacional de Historia en 2006, entregó, al Movimiento de Pobladores en Lucha (MPL) y a Andha Chile a Luchar Democrático, el documento titulado “Dispositivo Histórico para Asambleas Populares de Base que se proponen desarrollar su Poder Constituyente”.

La redacción de esta propuesta se enmarca en un proceso de debate, a nivel país, en el que cientos de agrupaciones sociales y, por cierto, varios candidatos presidenciales, han declarado la necesidad de redactar una nueva Carta Magna.

La interrogante, sin embargo, sigue siendo qué viabilidad tiene cada una de las alternativas que se barajan y qué preponderancia deben tener, por una parte, las autoridades y partidos políticas tradicionales y, por otra, el movimiento social y popular.

Lo más relevante de la propuesta del profesor Gabriel Salazar, a juicio de Lautaro Huanca, dirigente del MPL, es que es “desde abajo hacia arriba, primero el mandato y después los representantes y, sobre todo, sin partidos”.

En este sentido, el dirigente social señaló que “hay una claridad en torno a que los partidos son un animal de Constitución, es decir, una estructura adscrita al Estado, y tiene que quedar suficientemente claro que es el movimiento social, los nunca, los nadie, los sin, los que tienen que construir otro Estado. Por eso, los partidos burgueses y pro capitalistas, incluso de la izquierda tradicional son estructuras de este Estado y este Estado no va a cambiar porque son precisamente esas estructuras que hoy están en una condición de poder los que no lo quieren modificar, sino que solamente desarrollar o continuar”.

Según indicó Huanca, esta propuesta, que ya está en manos de más de mil organizaciones de base, se analizará en el II Congreso Popular Preparatorio.

Además, se desarrollará un “primer ensayo de sublevación constituyente” antes de la primera o segunda vuelta de la elección presidencial.

El otro documento en poder de movimientos sociales, elaborado por Manuel Antonio Garretón, sociólogo y Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades, se titula “Plebiscito para una nueva Constitución”.

Es una propuesta calificada como “institucional” por el vocero de Patagonia sin Represas, Patricio Rodrigo, quien destaca que esta fórmula avanza en la lógica de “movilización social para lograr una reforma constitucional, la que, a su vez, genere un plebiscito para alcanzar la Asamblea Constituyente.

Fuera de las diferencias, Patricio Rodrigo afirmó que mientras más propuestas existan, mejor para el movimiento social.

Por esto, el líder ambientalista explicó que “es un tiempo de debate, de discusión, de enriquecer que tiende a aportar a una política pública que está un tanto agotada por las instituciones de los partidos, de los parlamentarios y del propio Gobierno, que tienen un muy bajo respaldo popular y un alto rechazo por parte de la ciudadanía por una serie de razones. Nosotros pensamos que hay un cambio de época que es profundo en el país y producto de esto mismo surge un empoderamiento ciudadano. Hemos pasado de una etapa del inmovilismo del consumidor al empoderamiento ciudadano, un fenómeno que llegó para quedarse y es imparable”.

Son diversas las agrupaciones sociales que adscriben a una u otra propuesta. Destacan, entre ellas, la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) y la CUT, además de decenas de rectores y profesores de dilatada trayectoria académica.

Síguenos en