Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 18 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Senado busca acuerdos y aunar ideas en propuestas de cambio al binominal

La Comisión de Constitución del Senado trabaja para redactar un proyecto que recoja los espíritus de las tres propuestas de modificación al binominal. La idea del Ejecutivo y el grueso de los senadores es llegar a un acuerdo que permita alcanzar los números para modificar aspectos del actual sistema electoral. ¿Qué pasa con las voces disidentes, aquellos que piensan que cualquier “arreglo” valida un sistema y una constitución invalidables?

Paula Campos

  Jueves 8 de agosto 2013 21:49 hrs. 
Sistema binominal

A nivel interno, parlamentarios de todos los sectores intentan llegar a un “consenso”  para reformar el sistema electoral. El trabajo de la Comisión de Constitución del Senado, instancia que el próximo martes volverá a reunirse con el Presidente Sebastián Piñera, tiene el objetivo de concretar un documento común que busque aunar posiciones en un debate que tiene de legal, político e ideológico.

El temor de la clase política ante la creciente fuerza de ciertas propuestas, como el llamado a generar una nueva carta fundamental, enciende las luces de alerta. A mediados de julio, el senador (RN) Francisco Chahuán concluía que con este debate “bloqueaban la puerta y apagaban las voces populistas que quieren una asamblea constituyente”. En la misma línea, Patricio Walker (DC) advertía que esta premura por los cambios respondía a la necesidad de adoptar este camino que “evitara el crecimiento de estas ideas”.

“No  tienen ninguna diferencia adentro del Pacto (Nueva Mayoría). Pero como hubo que llegar a acuerdo con RN tuvieron que ceder algunos puntos” dijo a Radio Universidad de Chile, el legislador de la falange.

Sin embargo su premisa parece no abarcar la totalidad. El senador del MAS, Alejandro Navarro, ya anunció su voto en contra a cualquier proyecto de reforma a un sistema que “maquille” y desvíe la atención de lo verdaderamente importante, cambio a la Constitución.

La Asamblea Constituyente, como vía de modificación es avalada desde varios sectores del Pacto. Radicales, comunistas, la Izquierda Ciudadana, e incluso el PPD están por apoyar esta instancia. En cuanto al proyecto presentado por estos últimos, para modificar el sistema, Navarro recalcó la importancia de tener concordancia entre lo dicho y la acción.

“Se lo he dicho a Jaime Quintana, que es mi amigo y por el cual siento un profundo aprecio, de que el anunciado viraje a la izquierda del PPD no solo puede ser verbal, tiene que dar pruebas de fuego. Si hay, entonces, opción de una reforma menor, cosmética, a un sistema que está viciado y absolutamente deslegitimado, creo que cometemos nuevamente un grave error”, afirmó.

La Nueva Mayoría se reunirá el próximo lunes, con el fin de socializar el encuentro que la semana anterior sostuvieron los miembros de la Comisión de Constitución del Senado, con el Presidente de la República y llevar así ideas frescas al encuentro del martes.

¿Qué pasa en el oficialismo? La UDI, parte de RN y el Ejecutivo están por una reforma que no aplique cambios en los escaños del parlamento, sino más bien se reduzcan los distritos de 60 a 30, con lo que, según sus declaraciones, se redistribuiría y representaría de mejor forma los distintos sectores del país. En la Cámara Alta en tanto, se habla de matizar el binominal con un sistema mixto.

La otra parte de Renovación Nacional, liderada por el presidente del partido, Carlos Larraín, está en línea con el documento redactado por ellos y la Democracia Cristiana, aun cuando en las modificaciones en el Senado, no cierran completamente líneas con el proyecto.

Considerando los números, nadie tiene posibilidades de sobreponer un proyecto encima de otro, motivo por el que se trabaja en la unión entre todos, para alcanzar los cambios necesarios, comentó a la salida de la reunión entre la Comisión y el Gobierno, el senador UDI, Hernán Larraín.

“Creemos que hay piso para este acuerdo y, si bien tendrá que ser refrendado por las distintas fuerzas políticas, nuestra voluntad es lo antes posible, ojalá mañana, poder llegar a un entendimiento con los elementos de juicio que hoy día se conversaron. Creo yo que eso es una señal muy positiva del trabajo institucional que puede hacer el Senado”, manifestó.

En cuanto a cifras, para reformar la Constitución y abrir la llave al cambio electoral se necesitan 23 votos en la Cámara Alta, para aprobar la modificación a la Ley Orgánica de Votaciones y Escrutinios -que detallaría el nuevo mapa electoral-, se requieren 22 preferencias, cifras que según sondeos preliminares no estarían para aprobar ningún proyecto por sí solo.

Respecto de las alternativas que se han presentado para cambiar la Constitución como tal, recordemos que Plebiscito y Marca “AC”, son dos iniciativas –impulsadas desde fuera del binomio- que buscan una nueva constitución para Chile. La primera propuesta busca mediar un proceso de confluencia de los esfuerzos que buscan dar una salida al actual problema constitucional, combinando las vías institucionales y ciudadanas para redactar una nueva Carta Fundamental. En tanto Marca “AC” se señala como la posibilidad de contabilizar a los chilenos de acuerdo con una Asamblea Constituyente, basándose en la marca “AC” –por las iniciales de Asamblea Constituyente- en el voto emitido el próximo noviembre.

Aclaremos que desde el Servel se aclaró que estos sufragios no son contados como nulos.