Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de noviembre de 2019

Escritorio

Gobierno reconoce pérdidas millonarias y trabajadores cifran en 100 mil desempleados por heladas

Las nuevas estimaciones del daño producido por las heladas que hizo el Ministerio de Agricultura se acercarían a las que preliminarmente hicieron los gremios sobre la materia. Las cifras presentadas por el Gobierno llamaron a los sectores afectados a emplazar a las autoridades por las medidas de ayuda.

Héctor Areyuna S.

  Martes 15 de octubre 2013 19:31 hrs. 
heladas

El titular del Minagri, Luis Mayol, entregó este martes un catastro preliminar de los daños provocados por la helada advectiva que afecta a gran parte de la zona central del país.

El secretario de Estado dijo que se trata, hasta ahora, de 62 millones de cajas de fruta fresca menos; un perjuicio económico de 411 millones de dólares para los productores y de 823 millones de la misma divisa si se considera toda la cadena de exportación.

En resumen, se perdió el 22% del volumen exportado en relación al año pasado. Mayol aseguró que las cifras fueron calculadas por los datos de la cosecha y precios de 2012.

Respecto de las estimaciones de las pérdidas en el sector, el titular de Agricultura explicó que “yo sé que hay gremios que están estimando dentro de la pérdida que se esperaba que este año aumentaran en un 10% una especie, 20% otra. Eso no lo hemos calculado, no nos hemos manejado por eventualidades, sino que por los datos que tenemos de la última cosecha del año pasado y de los precios que se dieron el año pasado”.

Para Antonio Walker, director de la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta) el nuevo cálculo del Gobierno se acerca a las primeras estimaciones de la agrupación.

Según el dirigente, Fedefruta desde los inicios del fenómeno climatológico, advirtió de mil millones de dólares por toda la cadena de producción y 500 millones sólo para los productores, lo que confirmaría un daño “tremendo” que no se veía desde 1929.

Por esto, Walker llamó al Gobierno a hacer “de puente” entre los agricultores y la banca privada para resolver el principal problema.

En este sentido, el dirigente de los productores de fruta afirmó que “principalmente lo que se requiere es financiamiento, es reestructurar el financiamiento de muchos productores que están endeudados, que este año no van a tener cosecha y ahí el Gobierno puede ser puente entre la banca privada y los agricultores afectados. Nosotros tenemos una historia de más de 50 años de relaciones comerciales con la banca, somos socios de la banca, entonces cuando uno tiene un problema el socio apoya”.

Por su parte, Segundo Steilen, presidente de la Confederación Nacional Campesina, explicó que las ayudas del Gobierno debieron haberse programado antes, porque las consecuencias para los trabajadores de la agricultura ya se están sintiendo.

En esa línea, el dirigente de los trabajadores agrícolas enfatizó que “esto ya debió haber partido porque la gente tendría que haber estado trabajando unos días pasado de septiembre y ya no se recontrato y estos programas van a empezar a regir desde el 1 de noviembre y eso nos preocupa porque hay gente que no va a tener ese ingreso. Nosotros creemos que no es poca como se ha querido minimizar, que pueden ser 30 mil solamente, esto va a traer un coletazo de desempleo en la Agricultura no inferior a 100 mil personas”.

El informe del ministro dice que entre octubre y marzo del próximo año un promedio mensual de 20 mil trabajadores podrían verse afectados por falta de plazas de ocupación. La instalación de ferias ha sido la principal propuesta del Gobierno para enfrentar el problema, pero Steilen la cuestionó asegurando que muchos temporeros no están dispuestos a abandonar el campo para ocuparse en otro tipo de labores.