Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 28 de mayo de 2024


Escritorio

Campesinos advierten situación crítica por uso de agrotóxicos

Este martes se conmemora a nivel mundial el día contra el uso de agrotóxicos. Organizaciones campesinas chilenas estuvieron entre las precursoras de esta lucha, que tiene su expresión principal en la campaña continental “No a los agrotóxicos”.

Javier Candia

  Martes 3 de diciembre 2013 9:48 hrs. 
agricultura

Compartir en

La Red de Acción en Plaguicidas instaló el 3 de Diciembre como el día internacional contra los agrotóxicos, buscando que los gobiernos tomen conciencia de los graves daños que esas sustancias producen en las personas que los manipulan, en quienes consumen productos que han estado en contacto con ellos y en el entorno en general.

Estos tóxicos están diseñados para destruir determinados organismos vivos, pero muchas veces no distinguen y suele incrementar la mortalidad de animales, así como la contaminación del agua, exponiendo además a miles de personas a sus efectos nocivos.

El desarrollo a gran escala de la agroindustria exportadora ha implicado el crecimiento del uso de estos herbicidas y plaguicidas, principalmente en el cultivo de soya y maíz.

En nuestro país, las organizaciones campesinas comenzaron a denunciar la utilización de plaguicidas durante la dictadura militar, en el periodo de la denominada “expansión frutícola”.

La Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Anamuri), ha sido una de las mayores impulsoras de la campaña continental “No a los agrotóxicos”. Ya el año 1992, como parte de la Comisión Nacional Campesina, denunciaron por medio del video “Cuerpecitos de niño” las malformaciones congénitas que sufren muchos hijos de temporeras.

Francisca Rodríguez, presidenta de Anamuri, señaló a Radio Universidad de Chile que en América Latina la voracidad de los grandes exportadores en muchos casos cuenta con la complicidad de los gobiernos y que Chile es un caso paradigmático.

“Por mucho que resiste el campesino, hay paquetes tecnológicos que entrega el Indap, entonces todo eso va amarrado con el consumo de agrotóxicos, plaguicidas y productos dañinos para la salud humana, el medio ambiente, lo que comemos y respiramos”, dijo.

La presidenta de Anamuri enfatizó que la agricultura transgénica ha provocado una explosión del uso de agrotóxicos, y apunta que “uno de los productos de exportación son las semillas transgénicas, entonces no cabe duda que está metido en nuestros campos, con semilla de maíz y acá mismo en la región Metropolitana no lo sabemos. No hay información salvo cuando hay presión, para que los campesinos saquen sus productos que afecten la producción de semilla”.

Iván Santandreu, de la organización “Chile Sin Transgénicos”, aseveró que efectivamente siempre la transgenia está asociada al uso de algún tipo de agrotóxico, lo que además se agudiza con la sofisticación de los cultivos.

Santandreu señaló que “los transgénicos requieren pesticidas, y más que los convencionales. Nosotros exportamos semillas, no producimos el producto mismo, pero todos los transgénicos necesitan un agrotóxico asociado. Puede ser un pesticida o un herbicida, o la combinación de ambos”.

Chile sólo exporta semillas transgénicas, pero cada día, esa práctica es más común y genera mayores perjuicios a los trabajadores agrícolas y a su entorno. Brasil es el principal consumidor de este tipo de productos, que son fuertemente combatidos principalmente por el movimiento internacional Vía campesina.

La Facultad de Medicina de la Universidad de Chile será sede de una jornada de debate respecto de los daños que provoca el uso de agrotóxicos y sobre distintas iniciativas para frenar su uso, a contar de las 10 de la mañana el día de hoy.

Síguenos en