Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de julio de 2019

Escritorio

Chile pierde el primer lugar de transparencia a nivel latinoamericano

El índice de Percepción de Corrupción 2013, elaborado por Transparencia Internacional, ubica al país en el puesto 22 del ranking, por debajo de Uruguay. El estancamiento del país en torno al puesto número 20 es atribuido tanto a falencias legistativas como a la necesidad de un cambio cultural que permita condenar los actos alejados de la probidad.

Paula Campos

  Martes 3 de diciembre 2013 11:50 hrs. 
pict

Chile bajó dos lugares en el Índice de Percepción de la Corrupción 2013, pasando al puesto 22 y dejando de liderar el ranking a nivel latinoamericano, lo que refleja el estancamiento que ha venido experimentando en esta medición elaborada cada año por Transparencia Internacional.

177 son los países medidos por 13 instituciones internacionales que valoran diversos aspectos de la trasparencia y probidad en el sector público, de ellos, se procede a una estandarización que permite llegar al índice. En la lista encabezada por Dinamarca y Nueva Zelandia, el país se encuentra dentro del tercio superior, es decir de los países que presentan menores índices de corrupción, donde los peor evaluados son Afganistan, Corea del Norte y Somalía, que de un total de 100 puntos, sólo totalizan 8.

Las razones de la variación nacional, que en 2012 se ubicó en el lugar 21, no serían estadísticamente representativas a juicio de los expositores. El ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet, presente en la presentación del informe, fue enfático en señalar que el número viene a reforzar el estancamiento del país en materia de transparencia, situación que se debería superar al aprobar los proyectos de ley pendientes en el Congreso, como la ley de lobby.

Este estancamiento se puede explicar claramente comparando la situación de Chile con Uruguay, país Latinoamericano que superó en esta versión los puntajes nacionales. El año 1997 Chile ocupaba el lugar 23 del ranking, mientras Uruguay tenía el 35. Este año Chile se ubica en el 22, uno menos que hace quince años, y Uruguay en el 19, dieciséis menos que al inicio de la medición.

Según Gonzalo Delaveau, presidente de Chile Transparente, el capítulo chileno de Transparencia Internacional, en nuestro país la clase política nacional no termina de asumir la importancia de dar la prioridad que se merece al “cáncer que carcome la democracia chilena”. En ese sentido, el abogado resaltó la importancia de “avanzar permanentemente en materia de transparencia, probidad y lucha contra la corrupción, pues no hacerlo, significa retroceder”.