Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de julio de 2022

Escritorio

Gabriel Boric:

“Llegar a una convergencia es uno de los grandes desafíos que tenemos como izquierda”

En conversación con el Semáforo, el electo diputado por Magallanes, Gabriel Boric se refirió a futura vida parlamentaria, respondiendo a cómo va a trabajar en su rol de independiente de los grandes bloques políticos.

Diario Uchile

  Viernes 3 de enero 2014 10:30 hrs. 
boric

Compartir en

Entrevistado por el periodista Patricio López, el ex dirigente estudiantil se refirió en torno a las diferencias existentes al interior de la Nueva Mayoría, destacando que su labor será el tratar de que esas ambigüedades se definan en función de lo que se ha planteado desde los movimientos sociales.

“Uno de los motivos por los que no nos sumamos a la Nueva Mayoría, es porque vemos que al interno de esta coalición, desde nuestro punto de vista, hay contradicciones que son insalvables. Cuando uno ve gente como Camilo Escalona que nos mandaba a fumar opio cuando hablábamos de Asamblea Constituyente, o gente como José de Gregorio, que estaba en el equipo económico de Michelle Bachelet, que en la primera entrevista que da dice estar en contra de la gratuidad y, por otro lado, Fernando Atria a favor de una Asamblea Constituyente o la misma Camina Vallejo que está a favor de la gratuidad, uno dice, bueno pero cómo se van a poner de acuerdo. En la medida que esas contradicciones no se resuelvan y nosotros creemos que no es posible resolver, nos parecía que no era posible entregar un apoyo a la coalición, por eso decidimos mantener la autonomía política, pero crítica cuando haya que tenerla”, explicó el electo parlamentario.

No apoyaron a ninguna candidatura presidencial. ¿Qué reflexión haces de eso, sobre todo pensando en una izquierda que llegó fragmentada a los comicios?

Esto habla de un déficit de la izquierda, y yo no me siento orgulloso de no haber tenido un candidato presidencial, me hubiese gustado apoyar y trabajar por un proyecto, desgraciadamente no se dieron las condiciones. Uno de los grandes desafíos que tenemos como izquierda es llegar a una convergencia para ser una alternativa política competitiva en Chile.

Nosotros en Izquierda Autónoma tenemos un encuentro nacional a fines de enero. Ahí trataremos este tema, porque no sirve seguir reivindicando identidades particulares, cuando al final desde esa marginalidad no se incide en política. Esta es una opinión personal, pero esto se tiene que lograr con Revolución Democrática, con gente de la UNE, incuso con compañeros del FEL, el Partido Humanista, Igualdad, gente del PRO, incluso sectores disidentes del PS. Tenemos que avanzar para salir de la marginalidad, porque así no se puede hacer política.

Estos espacios penetran en el espacio de la Nueva Mayoría, ¿pasaría por un desgrane del choclo?

Yo creo que el choclo tiene que desgranarse, dentro del PS en particular hay una serie de visiones que no concuerdan con el carácter neoliberal que ha tenido la Concertación en los últimos veinte años y con las ambigüedades que representa la Nueva Mayoría, no me queda duda que al conformar una alianza de izquierda tenemos que ser capaces de acercarnos a esos sectores, o al Partido Comunista. No veo lo mismo con la DC o al partido transversal que atraviesa esa alianza. El PS siempre ha sido un partido de tendencia, me consta, acá en Magallanes, muchos socialistas nos apoyaron en la candidatura a pesar de que había un candidato oficial, eso denota el descontento de las bases con las decisiones que están tomando desde las dirigencias.

¿En qué va a quedar el proyecto propuesto con Giorgio Jackson de reducir la dieta parlamentaria?

Le respondí al diputado Espinoza sus declaraciones. Él tiene que entender que todos quienes trabajan ganan su suelo con esfuerzo, por lo que me parece inaceptable que los diputados quedan cuarenta veces más que el sueldo mínimo.

El compromiso que hicimos con Giorgio Jackson consta de tres partes. La primera, es trasparentar la relación entre dinero y política, particularmente en las campañas electorales, creemos que hay que avanzar en un mayor financiamiento público de ellas, para que al final del día las decisiones sean por convicciones, por ideales y no por quien gasta más plata en las campañas. En segundo lugar, una mayor fiscalización de las asignaciones parlamentarias, recordemos que los parlamentarios reciben dos tipos de ingreso, uno es el suelo, que va a su bolsillo y el otro son las asignaciones que son platas que se les otorgan para realizar de buena forma para su labor, esas platas está bien que sean altas, para poder pagarle a asesores, porque yo espero que estén bien informados para votar bien, pero tiene que ser muy fiscalizada para que no sean malversadas. En tercer lugar, respecto del sueldo, proponemos una rebaja del cuarenta por ciento, porque nos parece que los parlamentarios tienen que dar una señal de que no puede ser que los representantes del sueldo ganen cuarenta veces más que el sueldo mínimo, nos parece excesivo, no se corresponde con la realidad de la mayoría de los sueldos chilenos.

Síguenos en