Diario y Radio U Chile

Año XI, 22 de septiembre de 2019

Escritorio

Partidos que no son parte de los bloques políticos podrían desaparecer

El PRO, Igualdad, el MAS, Humanistas, Ecologistas y Liberales deberán buscar una serie de mecanismos para continuar funcionando como partidos legales, como la reinscripción del partido y sus militantes o fusiones con otras colectividades.

Claudio Medrano

  Jueves 26 de diciembre 2013 12:02 hrs. 
voto

Prácticamente la totalidad de los partidos que no pertenecen al duopolio político arriesgan su legalidad luego de no conseguir el 5% de adhesión requerido por la ley en las últimas elecciones parlamentarias.

De esta forma, colectividades como el PRO, Igualdad, el MAS, Humanistas, Ecologistas, Liberales entre otras, deberán buscar una serie de mecanismos para continuar funcionando como partidos legales.

Entre estos se cuentan la reinscripción del partido y sus militantes o fusiones con otras colectividades, algunas de ellas “instrumentales”.

Por lo mismo, con esto se ha reabierto el debate sobre las modificaciones que se deben hacer a la ley de inscripción de partidos políticos, que permita una representación de fuerzas sociales.

El presidente del consejo directivo del Servel, Patricio Santamaría señaló que es un tema que debiera discutirse en el marco de un debate sobre la reforma a la ley de partidos políticos.

“Dada la importancia que tienen los partidos políticos en el sistema democrático, estimo que el espíritu de la ley debiera ser alentar su formación, organización y su funcionamiento democrático, más que desalentarla”, agrega.

Víctor Osorio, presidente de la Izquierda Ciudadana, comparte esta visión y asegura que el sistema actualmente está hecho para evitar la irrupción de fuerzas ajenas al duopolio.

En esa misma línea, el dirigente político explicó que “el sistema político chileno en general y la Ley Orgánica Constitucional de Partidos Políticos como uno de sus componentes está diseñada para la exclusión, para que en definitiva que el sistema político en coherencia con su carácter binominal se concentre en grandes bloques y grandes partidos y se tienda a expulsar a las corrientes de opinión que no son parte de estos bloques”.

Víctor Osorio agrega que las trabas que impone la ley para la inscripción de partidos son absurdas: “Este sistema al mismo tiempo coloca enormes trabas para que un partido se pueda constituir como tal, de partida se coloca la condición de que un partido para tener existencia legal debe tener un “X” porcentaje del electorado en militantes, y además su militancia deben formalizarla frente a notario público, eso me parece realmente una insensatez, en el pasado democrático del país la gente firmaba expresando que le parecía positivo para la democracia y para su pluralidad que este partido existiera. En cambio hoy los partidos necesitan recolectar afiliaciones que son en rigor militancias”.

La mayoría de los partidos políticos con riesgo de perder la legalidad optará por el mecanismo de la fusión con otras colectividades para seguir funcionando.

Entre ellos destaca el posible acercamiento que se dé entre la Izquierda Ciudadana y el Mas y la fusión del PRO con un nuevo referente del norte que llevará por nombre Copihue.

El PRI entregó al ministro del Interior, Andrés Chadwick, una propuesta de reforma a la ley de partidos, para que además de la elección de diputados se considere la votación de concejales o de cores entre los requisitos para la permanencia de las colectividades.