Diario y Radio U Chile

Año XII, 1 de diciembre de 2020

Escritorio MENÚ

Cámara aprueba parcialmente veto presidencial a ley sobre Televisión Digital

La Cámara aprobó parcialmente el veto presidencial al proyecto de ley sobre Televisión Digital del Gobierno, luego de que sectores de la Nueva Mayoría expresaran que al menos 10 puntos podrían ser motivo de acuerdo. Organizaciones de trabajadores de la televisión expresaron un “moderado entusiasmo”, considerando el largo proceso de tramitación de la iniciativa.

Héctor Areyuna

  Miércoles 22 de enero 2014 9:38 hrs. 
tv-digital



El texto elaborado por el diputado informante de las comisiones mixtas encargadas de revisar los 28 vetos presidenciales a la ley de televisión digital, Marcelo Díaz (PS), dio a conocer que mayoritariamente la instancia recomendó rechazar la indicación del Ejecutivo.

Previamente, el legislador calificó la acción como “una forma abusiva de legislar (…) porque éstos cambian el sentido del proyecto que hemos estado trabajando”.

Al presentar el informe de las comisiones el legislador dijo que no hacía falta profundizar en el documento para que la comisión mayoritariamente rechazara el veto. Sin embargo, luego de la votación, aseguró que los asuntos sustanciales de la medida del Gobierno quedaron atrás.

“Lo que ha ocurrido es que hemos aprobado algunas normas del veto, que hacen correcciones mínimas a la ley. En lo sustancial, en lo que creíamos que aprobando el veto podría haber un cambio radical y negativo a través del ejercicio abusivo de la facultad presidencial del veto, ha quedado atrás. Espero que el senado lo ratifique, porque esto nos permite tener, no la mejor ley, pero sí una mucho mejor que de haber prosperado el veto”, declaró.

Entre las observaciones aprobadas está la que agrega el respeto a los pueblos originarios dentro de los valores para el correcto funcionamiento de los servicios de televisión, además, de pequeñas modificaciones en cuanto a los requisitos para integrar el Consejo Nacional de Televisión y algunos cambios en la redacción de otras normas.

Respecto a las campañas de interés público, se aprobó que las concesionarias puedan determinar la forma y contenido de los spot, los que se someterán a aprobación previa del Consejo, el que verificará el cumplimiento de las normas e instrucciones generales.

Si la concesionaria decide no hacer uso de este derecho relativo a los spot, deberá transmitir las campañas diseñadas por el Ministerio Secretaría General de Gobierno.

Durante la sesión, el diputado independiente Cristián Letelier, recientemente renunciado a la UDI, rescató la facultad presidencial del veto, asegurando que el Mandatario Sebastián Piñera actuó sobre sus facultades.

“Concesión de televisión nacional va a restringir mucho a la iniciativa privada en materia de televisión. No quiero recordar la ciudad de Melipilla, donde existen tres o cuatro canales o iniciativas privadas que, sin lugar a dudas, habiendo una segunda señal nacional van a ser perjudicadas. El veto presidencial, que tanto se discutió, se ajustó a derecho, se ajustó a la constitución y, al mismo tiempo, respeta las facultades del presidente de la República”, indicó.

Varios sectores han insistido en esta discusión que se trata de un veto aditivo, supresivo e inaceptable que busca proteger la propiedad de los canales, sobre los bienes públicos.

Luego de la extensa sesión de la sala de la Cámara Baja, el presidente de la Unión Nacional de Artistas, Eduardo Bruna, dijo que la manera en que se tramitó la iniciativa, hace que reciban la aprobación del veto con un “optimismo moderado”.

“Hace rato habíamos pensado que esto estaba zanjado, pero aun así nos encontramos con la sorpresa del veto. Ahora se ha vuelto a sancionar, por lo que esperamos no vuelva a repetirse (un retraso), ni cambie el curso recorrido hasta esta hora”, dijo el actor, cuestionando la cantidad de proyectos que el gobierno pretende aprobar en sus últimas semanas de gestión.

Bruna aseguró que según lo aprobado, queda tranquilidad sobre los apartados que perjudicaban a los actores y trabajadores, uno de ellos el de correcto funcionamiento y respeto de derechos de propiedad y laborales, asunto que no se cumple hoy en día.

De esta manera, la iniciativa queda lista para ser revisada por la Cámara Alta.