Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Francia flexibiliza el derecho al aborto

La Asamblea Nacional adoptó este 22 de enero un artículo que consolida el derecho al aborto al suprimir la noción de ‘desamparo’ para las mujeres que desean interrumpir su embarazo. La votación del artículo, que forma parte del proyecto de ley sobre la igualdad mujeres-hombres, tuvo lugar después de un apasionado debate.

RFI

  Miércoles 22 de enero 2014 13:08 hrs. 
francia aborto


La enmienda presentada al Parlamento francés y votada este martes en la Asamblea Nacional francesa preveía que una mujer tiene derecho a abortar si “no desea proseguir un embarazo”, cuando hasta ahora la ley Veil, que data de hace casi 40 años, estipulaba que debía estar “en situación de desamparo” a raíz del embarazo. Esta última noción es “obsoleta”, consideró la ministra de los Derechos de las Mujeres, Najat Vallaud-Belkacem.

Aludiendo a España, Vallaud-Belkacem estimó también que “las evoluciones en ciertos países vecinos” demuestran que “no estamos al amparo de una vuelta atrás de 40 años”. En España, por el contrario, el anteproyecto de ley del gobierno conservador apunta a restringir el aborto a sólo dos casos: cuando hay peligro para la vida o la salud de la mujer, y cuando el embarazo es el resultado de una violación que fue denunciada a la policía.

La ministra francesa de Asuntos Sociales, Marisol Touraine, consideró el martes que el anteproyecto español “constituiría una regresión sin precedentes si fuera adoptado”, “una regresión que devolvería a las mujeres a la edad de piedra”, y exhortó a la movilización contra él. La socialista Anne Hidalgo, de origen español y candidata a la alcaldía de París en las próximas municipales, exhortó a “todas las mujeres españolas” y “especialmente a las mujeres de derecha” a movilizarse para defender ese “derecho fundamental”.

El proyecto español se hizo omnipresente en los debates sobre el tema en Francia, como también en las manifestaciones. El domingo, una manifestación reunió en París a varias miles de personas opuestas al derecho de aborto, que desfilaron enarbolando los colores rojo y amarillo de la bandera de España.

En Francia, una parte de la derecha se opone a lo que considera un cuestionamiento del compromiso que dio lugar, cuando ella estaba en el poder, a la adopción de la ley de 1975 tras un largo proceso legislativo y debates virulentos. “Al optar por reescribir la ley de 1975 sobre la interrupción voluntaria del embarazo, el gobierno comete una falta moral y política”, estimó el ex primer ministro conservador François Fillon. “Falta moral porque corre el riesgo de banalizar el aborto” que “debe ser una excepción”. Y “falta política” porque podría “dividir una vez más a los franceses”.