Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 7 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Crean primera política nacional para integrar a personas en situación de calle

Organizaciones sociales y ONGs pertenecientes a Red Calle, junto a instituciones vinculadas a la superación de la pobreza y el ministerio de Desarrollo Social, presentaron la primera Política Nacional de Calle que busca coordinar al Estado con la sociedad civil para la protección y reinserción social de personas en situación de calle.

Diana Torres

  Viernes 14 de febrero 2014 19:44 hrs. 
situacion de calle


El documento viene a sentar las bases para generar mayores oportunidades e integración de 12.225 personas que viven en condición de calle, de ellas aproximadamente la mitad se encuentra en la Región Metropolitana.

En esta línea, el plan contempla 29 Centros Temporales que existen en diez regiones y que promueven la reinserción social y laboral.

Al respecto, la jefa de cartera señaló que han definido necesidades y condiciones que desmitifiquen prejuicios, como las vinculaciones a la droga y alcohol, ya que “no queremos una sociedad con exclusión, queremos una sociedad con inclusión”, afirmó.

A su vez, enfatizó en la permanencia de programas que aseguren avances en esta materia: “Yo espero que esto sea una política de Estado y el catastro nos sirve para medir, para conocer realidades y por lo tanto, para diseñar políticas. Con el catastro del 2011 nosotros diseñamos todos estos programas, yo espero que esto se siga midiendo, conociendo la realidad, para que todos esos programas también vayan mejorándose y adecuándose a lo que vivamos en el futuro”.

Por su parte, Isabel La Calle, coordinadora de Red la Calle, afirmó que esperan que los avances se sigan observando, pese al cambio de autoridad.

En este sentido, la dirigente de Red la Calle explicó que “nosotros estamos bastante expectantes también con esta política, ya que llevamos los últimos tres años participando en la Mesa Nacional de Calle. Si podemos visualizar que hay muchos avances, podemos visualizar que el presupuesto con las personas en situación de calle ha aumentado bastante en los últimos años. Vamos a trabajar con el gobierno que esté de turno, a nosotros lo que nos importa es asumir que este es un problema país y que en conjunto vamos a trabajar para superarlo”.

Según el catastro, un 77 por ciento de las personas en situación de calle trabaja y el 55 por ciento de éstas mantiene contacto con sus familias. Cifras que, según la autoridad ministerial, esperan aumenten con el plan, así como la ayuda simultánea de los ministerios que aporten con salud y vivienda.

Para la misionera alemana perteneciente a la Fundación Cristo Vive, Karoline Mayer, el plan responde a demandas y ausencias de políticas de los últimos años.

En esa línea, la misionera germana enfatizó que “nunca se había hecho este trabajo en Chile. Hemos logrado avances enormes, ahora tenemos políticas y todas las diferentes formas que se han implementado en los últimos años, realmente son muy buenas respuestas, a lo que necesitamos incluir a nuestros hermanos, quienes en algún momento por distintas razones han sido expulsados a la calle o han optado por la calle porque no tenían otra posibilidad de sobrevivir”.

Durante los últimos años se ha desarrollado el Plan Invierno, que ha logrado reducir los fallecimientos por hipotermia de 2010, los 52 de 2011 y los 26 de 2012, a solo 4 en 2013. Objetivo que se ha cumplido, sin embargo, para las organizaciones y autoridades de gobierno aún hay mucho por hacer, ya que la superación de la pobreza requiere de políticas a largo plazo y constantes.

Una de las centrales críticas que se ha hecho a lo largo del tiempo, es la forma de medir y entender la pobreza, dejando de lado multiplicidad de factores que generan inestabilidad en cientos de chilenos, que entran y salen de la condición de “pobreza”, pudiendo caer en situación de calle.

Las políticas habitacionales y precarización laboral, han sido otro de los ejemplos que denotan la falta de una visión integral, con políticas país que permita a los chilenos vulnerables avanzar en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía.